viernes, 12 de junio de 2020

5 Principios de Religiones Humanas, que se parecen a la Verdad

Hola amigos, hoy les quiero compartir, como unos pocos principios nos pueden ayudar en detectar una religión humana versus el conocimiento de la Verdad, es decir, cosas inventadas por el hombre versus correr en el verdadero Camino que lleva a la salvación. Bueno, como es obvio, si algo es inventado por los hombres, no tiene más poder y ciencia, que los propios hombres, que la inventan.

Jesús de Nazaret, fue muy duro a quienes en su tiempo establecían una religión humana por sobre lo que Dios había establecido (no hay nadie autorizado para ello, de agregar o suprimir de lo establecido por Dios), estos principios nos ayudaran a reconocer cuando algo viene de los hombres y no de Dios; para evitar ser engañados o salir del tal engaño y avanzar.

Todos podemos estar equivocados en algo, más vale reconocerlo y arrepentirse a tiempo, para no enfrentarse con este error con la realidad, pues esta no podrá ser cambiada. Para eso tenemos un Camino nuevo vivo, que nos enseña día a día; y en El debemos confiar. No porque no tengamos errores, sino porque tiene la autoridad sobre nosotros de corregirnos y llevarnos por una senda recta. Ahora, depende de nosotros si lo escuchamos o no. Pero nos conviene rectificar, pues nada se gana con el engaño; de hecho habrá gran perdida si no lo hacemos.

Luc 12:47-48  Y aquel siervo que sabía la voluntad de su señor y no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes.  (48)  Pero el que sin saberla, hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque al que mucho le es dado, mucho le será demandado; y al que encomendaron mucho, más le será pedido.

Las religiones humanas, tienen sólo poder humanos, es decir, ningún poder para salvarnos de la muerte y llevarnos a la eternidad; sólo ese poder viene de Dios, en Quien debemos confiar y saber lo que enseña, para poder practicarlo y vivirlo.

Estos principios nos ayudarán a detectar cuando algo es humano o algo viene de Dios, para poder seguir lo divino, es decir, lo que viene de Dios.


Principio número uno, MAS QUE LA BIBLIA: Generalmente las religiones falsas usan más de un libro sagrado, es decir, las doctrinas (enseñanzas) falsas como no se pueden justificar con la Biblia, es otro libro adicional que las sustenta. En la Verdad sólo tenemos la Biblia (Sagradas Escrituras que fueron inspiradas por el Espíritu Santo) y nos vasta para establecer toda doctrina correcta, no es necesario otro libro adicional, cuando se vuelve necesario otro libro para establecer una doctrina, ojo que hay peligro de que esta enseñanza, sea de los hombres y no la de Dios.

2Ti 3:16-17 Toda Escritura es dada por inspiración de Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, (17) para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

No debemos aceptar otro libro adicional para establecer doctrinas, es decir, enseñanzas; sólo la Biblia es suficiente. Esto no quiere decir que no haya inspiración en otros documentos, y que Dios no pueda enseñar a partir de estos documentos, si ocurre y frecuentemente; pero esos otros documentos, no son la base para establecer doctrinas correctas, tarea que sólo la Biblia puede hacer correctamente. Con la Biblia estimó Dios que es suficiente para establecer sanas doctrinas en su conjunto, lo adicional y lo que cercena, viene del mal.

Ahora puedes ver que muchas religiones humanas, quieren añadir o quitar ciertas cosas de la Biblia, por eso tienen otros libros que son adicionales, para establecer esto.


Principio número dos, CASTA ESPECIAL: La autoridad está en un clero especial elegido, es decir, hay una clase especial de personas que ejercen autoridad sobre el pueblo a quienes dirigen ;( la doctrina que el Señor aborrece, la de los Nicolaítas). La verdadera autoridad en la verdad va acompañada de responsabilidad por los dirigidos, y nunca se interpone entre Dios y el hombre, como lo dice claramente la Palabra:

1Ti 2:5-6 Pues hay un solo DIOS y un solo mediador entre DIOS y los hombres: Un hombre: CRISTO JESÚS, (6) El cual se dio a sí mismo en rescate por todos, Cuyo testimonio fue dado en sus propios tiempos.

Si hay un medidor entre Dios y tú, que no sea Jesús el Cristo, hay un problema grave de gente que se quiere poner en el lugar de Jesucristo; y cuando uno usurpa un lugar que es asignado a otra persona, se vuelve anti la persona, en este caso se volvería anticristo. ¿Ves la gravedad del asunto? No hay nadie autorizado por Dios para ocupar ese lugar entre El y los hombres, sólo Jesucristo. Y quien lo hace, está oponiéndose al designio de Dios.

Cosa diferente es que existan ministerios (servicios), que ayuden a los hermanos a avanzar y los equipen con lo necesario, para que a su vez sirvan a otros. Estos ministerios (servicios), nunca se deben interponer en la relación con Dios, que sólo es asignada a Jesucristo.


Principio número tres, INTERPRETACION IRRACIONAL o DESCALIFICACIÓN DE LA BIBLIA: La interpretación de pasajes Bíblicos suele ser irracional para establecer doctrinas falsas (fuera de la Biblia esto suele no ser así, pues no es necesario tergiversar su propio texto, para que diga una falsedad); pero para establecer fundamentos en la religión humana bíblicamente, se debe apelar a la irracionalidad, pues de otra manera no se puede hacer. No se puede usar la Biblia como un todo pues esta es añadida y cercenada a gusto de la religión humana, queriendo que diga lo que la religión humana, cosas que le convienen humanamente.

Deu 4:2 No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno.

Otro camino en esto es descalificar la BIBLIA, por algunas razones humanas, de manera de no buscar sustento BÍBLICO en varias doctrinas establecidas.

También tenemos en este punto, que algunos se han atribuido la particular interpretación de la Biblia, y cuyo resultado sería la voluntad de Dios, cosa que nunca dice la Biblia, al contrario, es de interpretación de los humildes con el Espíritu Santo…

[Ejemplo: En la teología de la Iglesia católica, la infalibilidad pontificia constituye un dogma, según el cual el papa estaría preservado de cometer un error cuando él promulga a la Iglesia una enseñanza dogmática en temas de fe y moral bajo el rango de «solemne definición pontificia» o declaración ex cathedra].

El apóstol Pedro dice: 2Pe 1:20-21 … entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura [Biblia] es de interpretación privada; (21) porque la profecía no vino en tiempo pasado por la voluntad del hombre; sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo guiados por el Espíritu Santo.

Es decir, nos enseña que sin el Espíritu Santo, es imposible interpretar correctamente la Biblia; y no es de interpretación privada, ya que no es de voluntad de los hombres, sino de Dios.

Otra cosa importante, es que la Biblia es un conjunto armónico, es decir, no se puede establecer una doctrina que contradiga otra parte de ella misma. Ósea, no deben existir contradicciones en su interpretación, de existir hay algo que no lo estamos entendiendo bien, y debemos pedirle al Espíritu Santo que nos guíe en estos temas.

Sal 119:160 La suma de tu palabra es verdad, Y eterno todo decreto de tu justicia.

En el verso anterior, se establece esta verdad.


Principio número cuatro, TRADICION SANTIFICADA: Las tradiciones de la religión pasan a ser más importantes que lo que Dios dijo y dice, podemos ver un ejemplo de Jesús de Nazaret:

Mat 15:3 Pero Él respondió y les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?

Jesús nunca puso la tradición por sobre los mandamientos de Dios; si esto ocurre, hay un problema grave. Hay que poner la verdad por sobre la tradición, esto es lo que agrada a Dios y nos conviene, si buscamos sinceramente la verdad.

Cuando algo que se hace no se puede explicar Bíblicamente, se explicará con la tradición de esta religión, que según ellos es tan válida como la Biblia; se le da un carácter sagrado a la tradición humana. Muchas religiones humanas usan de esto, uno de sus sustentos y por lo cual son santas, pero no es así; sólo son tradiciones humanas, y no debemos seguirlas si contradicen lo que Dios dice.

No es que Dios esté en contra de todas las tradiciones, sólo de aquellas que contradicen Su Palabra, pues siguiéndolas, su final es el despeñadero.


Principio número cinco, MANDAMIENTOS DE HOMBRE: Bueno, no se puede tener una religión humana, si no se tienen mandamientos de hombres. En el fariseísmo están los Takanot, es decir, los mandamientos que establecen los rabinos, por sobre los mandamientos de Dios o cortando los de Dios; violando de esta forma, el propio Antiguo Testamento (Tanaj), que les fue confiado (Deu 4:2; Deu 12:32).

Vemos que, en el Nuevo Testamento, está esta misma advertencia, no añadir ni quitar nada de lo escrito:

Apo 22:18-19 Porque yo testifico a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro.  (19)  Y si alguno disminuyere de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa Ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro.
  
También observamos en muchas denominaciones cristianas modernas, como se agregan mandamientos por sobre los mandamientos de Dios o se eliminan. Hay tantas denominaciones que hacen esto, pero esto no es Bíblico, establecer cosas por sobre las de Dios y quitar (o no leer) lo que no gusta tanto, humanamente es un fracaso final.

Todas las religiones humanas hacen esto, tratan de agregar o quitar de la Biblia ciertas cosas que no les conviene; pero muchas veces con una sana intensión. Ahora el resultado obviamente no es de Dios, y no tiene poder sobrenatural para producir ningún cambio; aunque se haga inocentemente, por eso su gravedad y la importancia de conocer la verdad que nos hace verdaderamente libres. Para no ser partícipes de estos errores, y si lo somos, que el Señor nos muestre para que podamos arrepentirnos y corregir.

Incluí religiones humanas que se asemejan a la verdad, que usan la Biblia; pues las más diferentes, no es necesario observarlas mucho, pues solas caen rápidamente.

Espero que estos principios te ayuden a detectar el error, y seguir un Camino derecho a la verdad. 

Y como último comentario, es primero buscar los propios errores, antes que los otros; pues estos los podemos corregir y cambiar, en cambio los otros no podremos hacer nada, si no los cambiamos nosotros primero, y el Señor nos manda a hacer algo. Hoy existen muchas malas interpretaciones del cristianismo, y eso se debe corregir; y en el Señor estamos en eso. Pero lo más valioso parte de nosotros mismos, partiendo corrigiendo errores y no ser engañados; luego podremos ayudar a muchos hermanos a salir del error.

Mat 7:3-5  ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no consideras la viga que está en tu ojo?  (4)  O, ¿cómo dirás a tu hermano: Deja que saque la paja de tu ojo, y he aquí la viga en tu propio ojo?  (5)  ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Saludos a todos, en la gracia y paz (shalom) de Dios.



domingo, 26 de abril de 2020

¿Discusiones?


Un saludo a todos, shalom; en la vida real yo encuentro dos tipos de discusiones; y queriendo ver en la Biblia, esas mismas dos discusiones, yo las encuentro. ¿Coincidencia?


Veamos:

La primera discusión, es porque se está buscando la verdad, no es tan relevante si hay un ganador de la discusión, lo más importante es buscar y encontrar la verdad. Si nos acercamos al objetivo, el propósito se está cumpliendo y los participantes, son todos vencedores. ¡Excelente!

La segunda discusión, es por ganar, es decir, por ganar esta discusión y someter al adversario como un enemigo (ojalá termine humillado y/o pensando como nosotros, que nos consideramos superiores y tenemos la razón). Si se gana, sobresale el orgullo y un adversario más es eliminado. No importa encontrar la verdad (eso se pierde de vista), todo vale por ganar esta discusión. No hay un amor genuino a la verdad, ni se busca; sólo el objetivo está en la discusión y ganarla, a como de lugar. ¡Que terrible!

La primera es buena obviamente (no así la segunda), y la podemos ver en Pablo, el apóstol, la practicaba muchas veces, Y cuando por incredulidad se cortaba este tipo de discusión y pasaba a la segunda, se retiraba con aquellos que si habían creído y seguía la discusión sincera, para crecimiento de la audiencia y de muchos(ver Hch 9:29; Hch 17:17; Hch 18:4, Hch 18:19, Hch 19:9, etc).

Bueno, como puedes ver, en la segunda alternativa, el Señor Jesús NO está; pues él dijo “YO SOY LA VERDAD”, y si no hay interés por la VERDAD, es una discusión vana y estéril. No importa la verdad, sólo que se exponga la carne con sus obras; esa discusión hay una advertencia de evitar (ver 1Ti 1:6, Ti 6:20, 2Ti 2.16, Tit 3:9, etc.).

Gran parte de la discusión que escucho en el mundo, es la segunda alternativa, no conocen la verdad y creen ser dueños de ella, gran parte se escucha. No importa acercarse a la verdad, lo que importa es prevalecer y vencer. No se dan cuenta que esa discusión es vana, y no lleva a ninguna parte.

Otra alternativa que está errada, es suponer que todos tienen la razón; esto no Bíblico y tampoco cierto, lo que en algunos cristianos es inicio de la falsa doctrina de no discutir, cuando la buena discusión es muy buena (claro que estamos hablando de la primera alternativa) y se usaba mucho; hasta Jesús la usaba (ver los evangelios). Ahora lo que Dios no quiere, que esa discusión sea entre ignorantes, por eso nos da a conocer SU PALABRA.

La primera alternativa, es la más enriquecedora, pero son pocos que la practican; como dice el refrán:

Da al sabio, y será más sabio, Enseña al justo, y aumentará su saber. (Pro 9:9)

Hoy si vinieran algunos apóstoles o el mismo Señor Jesús, ¿cuantas serían las congregaciones que los dejarían hablar? Yo creo que muy pocas, la mayoría los dejarían callados, pues veo que están demasiado claros en su verdad, no existe la instancia hoy de discutir algo, eso no está en el vocabulario y las costumbres modernas de las congregaciones, aunque las palabras vengan de Dios (ver Isaías 58).

Que me buscan de día en día, Y muestran deseos de conocer mis caminos, Como un pueblo que practicara la justicia, Y que no abandonara la Ley de su Dios. Me piden las ordenanzas de justicia, Se complacen en la cercanía de Dios (Isa 58:2)  

Un saludo a todos, y aprendamos a discutir buscando la VERDAD, pues la otra es VANA y no lleva nada. Se pueden hacer muchas cosas "para Dios", pero la principal es escucharlo para obedecerle; y eso puede venir de fuera de nuestra congregación; como se llegó al extremo, que leemos en la iglesia de La-odisea.

He aquí, que yo estoy parado a la puerta y llamo; si alguno oyere mi voz, y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Apo 3:20  

Gracias a todos, y Shalom.