jueves, 8 de noviembre de 2007

Pero sólo una cosa es necesaria



Gracia y Paz de nuestro Padre y Salvador,a mis queridos hermanos de esta común fe, que es más valiosa que el oro puro; y que cualquier cosa preciosa en esta tierra.


A los que participan de este precioso y grandísimo llamado, mis cariños en el Soberano y Eterno; en el cual y por el cual, todas las cosas subsisten. Amen.

Estoy contento hermanos, con nuestro Dios y Señor que nos está removiendo y no nos deja quedar dormidos, por su misericordia; hoy les comparto la siguiente palabra, en la gracia de Dios; para que sea de claridad y alimento a nuestras almas. Y para que nuestras oraciones sean más certeras en la voluntad de nuesro Padre.


Que el Espiritu Santo, nos alumbre nuestro entendimiento y veamos con mucha claridad, las palabras de nuestro Señor Jesucristo, nos dice:
"Pero sólo una cosa es necesaria", si hermanos sólo una cosa nos es necesaria, y debemos escogerla...
Les comparto del Evangelio de Lucas en el capitulo 10, cuando Jesús fue recibido por Marta en su casa.

Jesús, en casa de Marta y María
38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.
Este acontecimiento que ocurrió, nos enseña que hay dos mujeres creyentes en Jesús, Marta y María. Marta recibió a Jesús en su casa; la casa de Dios somos nosotros; es decir, dice que Marta recibió a Jesús en su corazón; fue una mujer que le creyó y le recibió. Estas dos mujeres nos enseñan en dos estados de iglesia; siendo ambas amadas por Jesús; veremos que hay cosas importantes que destacar.

39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.
María sentada a los pies de Jesús OÍA SU PALABRA, oía las palabras de Jesús sentada a sus pies (sentarse a los pies es una muestra de humildad, confianza y familiaridad); es importante ver que María estaba sentada a sus pies, atenta a sus palabras. Además, estar sentado nos habla de REPOSO y DESCANSO.

40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
Marta es la mujer que recibió a Jesús en su casa, es una mujer creyente; y ella atareada y afanada por la cantidad de cosas que tenía que hacer. Imaginate que entre las cosas que estaba haciendo, muchas deben haber sido para servir a Jesús mismo. Imaginate lo importante que deberían haber sido todas las cosas que estaba haciendo. Pero sólo hay una cosa más necesaria que servir a Dios, y esta es OÍRLO y CREERLE.

Se molesta Marta con su hermana, que sentada junto a Jesús escuchaba sus palabras; y le replica a Jesús. Señor ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude . Primero lo trata como Señor, esto confirma que Marta lo reconoce como Señor de su vida. Luego le reclama una aparente injusticia; que Jesús no le dijo a María que ayudara. Luego hay una petición de Marta al Señor. "Dile que me ayude"

41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.
Respondió el Señor; Marta Marta (decir dos veces Marta es como decirle Marta despierta ó Marta pon atención); primero afanada y luego turbada. No hay paz en tu corazón; no hay descanso en tu alma; los afanes no te dejan descansar y no dejas tiempo ni espacio para lo único necesario y valioso. Nota que Jesús no habló a Marta hasta que está le instó a que reprendiera a su hermana a ayudar; Marta en sus preocupaciones y afanes (muchos de ellos muy legítimos y necesarios humanamente hablando), no podía ver ni escuchar la Verdad. Se produce una paradoja; Marta entre todas las cosas que está haciendo; algunas de ellas sin duda son para servir al mismo Señor; pero Marta no ve el valor de las cosas ni la voluntad de Dios. Marta sirve a Dios a ciegas, sin llegar a su corazón; Marta se pierde el gozo de la comunión con Jesús. Marta tiene la vista muy corta "Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo". 2 Pedro1:8 Marta no estaba conociendo a Jesús, nuestro Señor...
42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

Hermanos todos; SOLO UNA COSA NOS ES NECESARIA, si querido hermano; SOLO UNA COSA NOS ES NECESARIA. Me gustaría gritarlo por las calles, gritarlo a todo pulmón por esta tierra. Pero sólo pasaría por un loco; pero veraz... ("Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente" 1Cor2:14). Hermanos, sólo una cosa nos es necesaria antes de todas las cosas que nos afanan y turban; tomemos de esa única cosa que nos es necesaria, antes que cualquier otra cosa, por necesaria que se vea. Esa única cosa necesaria es "SENTARNOS A LOS PIES DE JESUS Y OÍR SUS PALABRAS" Siempre habrá muchas cosas que hacer y los proyectos no faltarán; pero es nuestra decisión y elección; creerle estas palabras al Señor o perder la buena parte.

Hermanos, el que no descubre este secreto; se pierde de lo mejor que nuestros Señor nos tiene preparado. Y el fruto de esta "única cosa necesaria" que debemos escoger; obtendremos ganancia y ganancia eterna. No será quitada, es decir, será eterna. Recuerda que todo lo material es transitorio y peajero; aquí el Señor nos enseña el Secreto de obtener ganancia eterna, fruto eterno; no sólo vida eterna que Marta ya tenía al haberlo recibido en su casa, es decir, haberle creído y recibido en su corazón.

María "escogió" la buena parte. Nota que hay una decisión que tomó María ya que pudo ver esa "buena parte". Marta no la veía, y se afanaba por muchas cosas...
¿Cuantas cosas hoy nos afanan hermanos?

¿Cuantas cosas hoy nos turban?

¿Cuantas obras estamos haciendo para nuestro Señor, pero lejos de sus pies?

¿Cuanto fruto tenemos acumulado en los cielos, por la fe?

"Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada"


Escojamos hermanos la "buena parte", y sentémonos a los pies de Jesús a OÍR SU PALABRA; esto nos dará la "buena parte", que no nos será nunca quitada; la verdadera riqueza que es más preciosa que el oro puro. Amen.

Hoy hay dos tipos de iglesias: Una es Marta y la otra María. Escoge la buena parte, para que participes de la excelencia de Dios.

Que Dios los bendiga, en el Amado.

Rodrigo


PD. Para leer:

2 Pedro 1
Partícipes de la naturaleza divina
3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,
4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;
5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;
7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.
9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.
10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.
11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
12 Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?



He aquí un principio espiritual que todos debemos conocer: "Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?" . Esto preguntó Dios a Caín, después que Caín ofreció a Dios ofrenda del fruto de la tierra, y Dios no se agradó de ella. En estas palabras, Dios nos reveló un principio que no debemos olvidar; si bien hacemos, seremos enaltecidos; es una promesa y sentencia verdadera y vigente del Todopoderoso. Ahora los invito, con la gracia de nuestro Dios, a compartir esta palabra, de parte del capitulo 4 de Génesis; con la historia de Caín y Abel. Donde podremos ver un poco más claro que significa este "bien hacer" que despreció Caín y Abel si alcanzó.


Génesis 4
Caín y Abel
1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.
Notemos el significado de la palabra conocer; significa intimidad. Recordemos, que Pablo declaró: "Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; a fin de conocerle, …" Filipenses 3:8-10. No hay nada más preciado y valorado por un hombre que ama a Cristo, que el alcanzar la excelencia de su conocimiento; el llegarle a conocer vale más que todas las riquezas del mundo; todo es estimado como pérdida comparado con ir alcanzando ese conocimiento, es decir, esa intimidad con Cristo; es ese amor por Cristo, el que no te deja inmóvil, sino que te seduce a ir avanzando en este Camino que es el mismo Cristo, hermanos. Pidámosle al Señor que cada día nos enamore más de El, y abra los ojos de nuestro entendimiento para comprender lo inmenso e incalculable de su amor por cada uno de nosotros. Amén.
"Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo". Filipenses 3:8-10 Que ese amor por Cristo nos constriña, nos seduzca, nos de valentía, nos encienda, y de corazón veamos que no hay nada más alto, digno y elevado de seguir; que el amor de nuestro Señor y Salvador. Por el cual debemos estimar todo lo que antes nos era ganancia una pérdida a fin de alcanzarlo a El.
Nota que el varón conoce a la mujer, y la mujer da a luz. El varón es Cristo y la mujer es la Iglesia, es decir, nosotros los que le amamos. Cuando se produce esa intimidad (conocimiento); la mujer que somos nosotros, damos a luz; concebimos del varón que es Cristo. ¿No es esto algo glorioso, tremendo y hermoso? La única forma que demos frutos y demos a luz vida; es en intimidad con nuestro Señor en su conocimiento.
2 Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.
Abel apacienta ovejas, Caín labra la tierra; labrar la tierra significa obtener frutos de ella; recordemos que nosotros fuimos hechos del polvo de la tierra; Caín obtiene frutos del esfuerzo y cultivos de sus dotes humanas. En cambio, Abel apacienta ovejas; tiene el llamado de pastor; de verdadero pastor. Caín obtiene frutos de su tierra.
3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.
Andando el tiempo, pasó algún tiempo y Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Dios; trajo de sus esfuerzos y cultivos humanos una ofrenda a Jehová. Recuerda que tierra, somos nosotros en nuestra naturaleza humana, es decir, Adánica. Caín trajo una obra suya a Jehová, del cultivo de su tierra; que es él mismo. Esto nos habla de justicia propia, recuerda lo que dijo Pablo, en el versículo que citamos anteriormente: "…no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;…" Caín se acercó a Dios con obras de justicia propia, que son por medio de la ley, y no por medio de la fe en Cristo; el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. ¿Puedes ver que Caín no era un ateo, sino un hombre religioso? Era un hombre que sabia de la existencia de Dios, pero no agradó a Dios; por no acercarse por la fe; sino por medio de la ley, en justicia propia.
4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;
Abel tomo de sus ovejas. Y fíjate en tres detalles:
1º Son ovejas, que nos hablan de Cristo; el cordero de Dios que quita e pecado del mundo. Abel no cultiva su tierra, antes de ofrecer el sacrificio de una oveja. Recuerda además que el labrador de nuestra tierra es Dios, y no nosotros mismos; debemos disponernos para que Dios labre nuestra tierra por medio de sus medios y no lo nuestros.
2º Son primogénitos, los primogénitos son consagrados a Jehová; son las primicias de nuestros frutos; lo primero es para Dios. Recuerda que debes amar a Dios sobre TODAS las cosas. Y recuerda lo que dijo Jesús : "El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;" Mateo10:37 Abel tomo de sus primogénitos para Dios, y lo hizo por fe.
3º Lo más gordo, nos habla de lo mejor y más abundante; Abel comprende que los frutos que El tiene para ofrecer para Dios, fueron provistos por Dios primero y Abel tiene la oportunidad de demostrar su fe a Dios por medio de su ofrenda; es una oportunidad que Abel ve. Ya que Dios no les ha pedido ofrenda a ninguno de los dos. Caín, ve en la ofrenda una oportunidad de demostrar su religiosidad y justicia propia; pues no dice que Caín haya traído de las primicias de la tierra ni de lo mejor de sus frutos; sólo trajo una ofrenda del fruto de la tierra.
Dios mira con agrado a Abel, y mira con agrado a la ofrenda de Abel; observa como Dios mira primero el corazón del hombre y luego mira su obra que da testimonio de ese corazón ante él.
5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Dios no es hipócrita ni diplomático; Dios dice siempre la VERDAD; nos cuesta acostumbrarnos a esta VERDAD muchas veces; ya que en este mundo estamos rodeados por la diplomacia e hipocresía. Dios no vio con agrado el corazón de Caín y no ve con agrado la ofrenda de Caín. Nota por favor, no cualquier cosa que el hombre se le ocurra entregar como ofrenda a Jehová va ha ser recibido con agrado por Jehová. Recuerda que Dios mira el corazón de las personas; y sus ofrendas dan testimonio de los que dentro de ellas hay.
Hasta ahora tenemos dos hombres que se presentan ante Dios; es decir, no estamos hablando de ateos; sino por lo menos de hombres que creen en Dios.
Nota también, que hasta ahora; sólo dice que Dios miró con agrado a Abel y su ofrenda; y no miró con agrado a Caín con su ofrenda. Dios no ha hecho nada más que mirar con agrado o con desagrado; no he emitido juicios ni ha condenado a nadie; al contrario a sido súper suave; sólo ha mirado con agrado o desagrado. Pero Caín se ensaño en gran manera, ¡en gran manera! Y decayó su semblante (Caín se enfureció y andaba cabizbajo).
6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?
Dios habló a Caín una vez que lo vio mal; y te das cuenta que no lo reta sino que le hace una pregunta. Creo que la forma de hacerlo es muy tierna de parte de Dios; no lo reprende, sino que le da la oportunidad a Caín de abrir su corazón a Dios y derramar su frustración ante su creador. Hermanos nunca perdamos esta oportunidad de abrir nuestro corazón ante nuestro creador que nos ama y espera tiernamente.
7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.
En este versículo hermanos, me saco el sombrero y me saco el calzado ante mi Dios y Señor; y que me de la gracia por su Santo Espíritu de poder compartirles esto; ya que en mi mismo no soy apto para esto; pero por medio de El todo lo puedo, que me guía y fortalece.
Aquí hay una declaración solemne de nuestro Dios, y nos enseña que si hacemos bien seremos enaltecidos. ¿Y seremos enaltecidos por quien? La única manera de ser enaltecido verdaderamente, es ser enaltecidos por el ALTISIMO. Amen. Sólo él más alto, nos puede enaltecer; pero sólo si bien hacemos. No es el enaltecimiento ante los hombres el que buscamos, sino que Dios nos lleve a las alturas de sus Caminos; a la altura de su Gloria. Recuerda lo que nos dijo Jesús: "Pero yo no busco mi gloria; hay quien la busca, y juzga" Juan 8:50 Así nosotros también no debemos buscar nuestra propia gloria, ya hay quien la busca y juzga; y este es Dios. ¿Lo crees? Recuerda que buscar la propia gloria, no es gloria ( Proverbios 25:27).
Y también dijo: "Gloria de los hombres no recibo." Juan 5:41 Jesús no buscaba el reconocimiento ni la gloria de los hombres, y de hecho, no la recibía; sino que busco siempre la gloria que viene del Padre; así debemos también nosotros andar, como él anduvo.
Y a los religiosos de su tiempo habló : "¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único? Juan 5:44 En el fondo, les está declarando a los religiosos, su incredulidad; ya que si realmente creyeran, no necesitarían andar buscando gloria unos de otros, sino buscarían la verdadera gloría que viene del Padre por fe. Pero como no creen, necesitan ser vistos y reconocidos por los hombres, antes que por Dios. Recuerda lo que Jesús les dijo a los escribas y fariseos: "Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos". Mateo23:5-8

¿Y que es este "bien hacer"? , con el cual Abel agradó a Dios.
Si nos hacemos la pregunta, que significa este "bien hacer" que nos habla Dios, podemos leer lo siguiente escrito en el libro de hebreos, lo que nos dará luz al respecto:
"Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella". Hebreos 11:4
Este "bien hacer" está sustentado por la fe, es por la fe que Abel ofreció a Dios mejor sacrificio que Caín. Abel no sólo creía que Dios existe (lo que Caín también creía), sino que esa fe lo hizo entregar un sacrificio agradable a Dios; un sacrificio no sustentado en su propia justicia, que es por la ley, es decir, las obras exteriores. Sino uno por la fe, ya que es esa fe, la que es contada por justicia ante Dios. Recordemos que sin fe hermanos, es imposible agradar a Dios, "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan." Hebreos 11:6 Nuevamente la Escritura nos confirma que Dios no se agradará de ninguno que se acerque sin fe; y debemos notar que nuevamente vemos que él es galardonador o enaltecedor, de los que le buscan, obviamente por fe.
Para decirlo sencillo: La fe implica dos aspectos importantes. Primero es necesario creer en Dios, es decir, que le hay. Y segundo, que es galardonador de los que le buscan. Ambos aspectos unidos, dan vida a la fe; y la fe que cumple estos dos aspectos, no es una fe estéril o muerta. Recuerda lo que dice Santiago "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan". Stgo2:19 Entonces, estarás de acuerdo conmigo; en que lo que hace real a la fe, es creer que Dios premia a los que le buscan. No dice a los que se sacrifican, no dice a los que hacen muchas obras, no dice a los religiosos, no dice a lo buenos; sino que Dios es galardonador de los que con sincero corazón le buscan; en Espíritu y en Verdad.
¿Y como buscar a Dios? Eso es muy fácil, para buscar a Dios tienes que tomar el único Camino correcto que va a Dios; y este Camino es Cristo Jesús, nuestro Señor y Salvador. Si estás en ese Camino, estás en el Camino correcto, en el Camino de la fe de Abel. Si no estás en este Camino; estás perdido; estás en el camino de la incredulidad de Caín, estas errando (estás en pecado).
Quiero que pongan atención en lo siguiente: ¿De que le vale a un hombre ser enaltecido si es mortal, y su enaltecimiento será pasajero? (recuerda que el hombre moriría a causa del pecado) Obviamente de nada; Entonces; ¿Podrá Dios estar ofreciendo nada a Caín? Obviamente que no, Dios estaba declarando un sentencia divina de justicia ante El, por medio de la fe, para decirlo en palabras sencillas; Dios estaba anunciando el evangelio, las buenas nuevas de paz para con los hombres que es por medio de la fe en el sacrificio del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dios está ofreciendo a Caín salvación y vida eterna por medio de la fe; Dios está ofreciendo a Caín restitución de los perdido en el huerto del Edén; Dios está ofreciendo verdadera gloria que proviene del Altísimo a Caín. Hermano, lo más triste de esto es que Caín se queda sin contestar y sin creerle a su Creador; se queda en sus razonamientos mentales y no levanta la cabeza para mirar al Altísimo. Dios extendió su mano a Caín, y Caín decidió abrir la puerta de su corazón al pecado; antes que a su Creador. Dejó a Jehová, por así decirlo, con la mano estirada.
Sigamos con el versículo que sigue así: "…y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él". Si no hicieres bien, es decir, si no creyeres al único y Verdadero Dios y a su Hijo Jesucristo, una advertencia, el pecado está a la puerta… Pero podrás dominarlo sólo si "haces bien", es decir, si crees. Esa es tu decisión; o crees y dominas el pecado; o no crees y eres dominado por el pecado. Recuerda que Cristo nos libra del pecado por medio de la fe. Para que ya no andemos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Aquí, Dios declara que sólo hay un Camino; donde el pecado no te dominará; en el Camino de la fe en el Verdadero. Y si no aceptas este Camino; serás presa del pecado que te lleva a muerte.
"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte" . Romanos 8
Aquí vemos claramente lo expresado por Dios a Caín como dos leyes de Dios:
Existe la "Ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús", que nos ha librado de la "ley del pecado y de la muerte". ¿Cómo opera esta ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús que nos libra de de la ley del pecado y de la muerte? Opera en los que son hijos de Dios, cuando andan conforme al Espíritu, por medio de la fe; y no conforme a la carne. Este es el medio o ley que Dios nos ha provisto para poder seguirle; ya que de otra manera sería imposible. Por nuestra debilidad en la carne.
Es glorioso ver como en sólo el versículo 7, se declaran tan fundamentales verdades del evangelio, es tremendo el poder de Dios. Como nos declara la salvación por la fe, y el medio para seguirlo…
8 Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.
Premeditadamente, Caín planea su plan acecino… Abrió su puerta al pecado y no creyó a Dios; sino que tuvo envidia de su hermano, que si agradó a Dios.
¿Cuantos hombres hoy tienen envidia de los verdaderos hijos de Dios que agradan al Padre por medio de la fe genuina en Jesucristo? Hoy al igual que en el pasado; por su frutos los podemos descubrir; siempre estarán buscando la oportunidad de asechar a sus hermanos, para apagar su luz…
9 Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?
Dios nuevamente da una oportunidad a Caín que le confiese su pecado, y se arrepienta; pero Caín se hace el desentendido… ¡Cuan misericordioso es nuestro Dios! Dios extiende nuevamente la mano a Caín, y Caín persiste en su pecado y desprecia la misericordia de Dios…
10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.
¿Sabes por que la sangre de Abel clama a Dios desde la tierra?
Porque alcanzó el testimonio que era justo. "por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella".
11 Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.
12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.
Dios declara una maldición sobre Caín, cuando Caín siga labrando la tierra, es decir, produciendo por los medios humanos frutos; estos frutos no serán de provecho; será una religión vacía; esto nunca lo satisfacerá. Además, nunca tendrá posesión de la tierra; será errante y extranjero en ella. No heredará la tierra prometida; donde fluye leche y miel.
"Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad". Mateo5:5
13 Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado.
14 He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.
Por tercera vez, Caín persiste en su pecado, y no se arrepiente; y declara "…y de tu presencia me esconderé". Que contraste con la fe verdadera, que cree y sabe que Dios es galardonador de los que le buscan…
Caín desafía a Dios y le dice. Grande es mi castigo para ser soportado, es decir, dice que Dios es injusto. Pero no me importa porque yo me voy como errante y extranjero, y me esconderé de ti, y sucederá que me matarán. Es una declaración suicida, prefiere arrancar de Dios y ser muerto. Y así no cumplir su castigo…
15 Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara.
Caín decidió su camino, se aparto de Dios y no se arrepintió…A pesar de todo Dios aún no le ha cortado su vida, y se la ha preservado para que se arrepienta y vuelva a su Creador. Caín prefiere seguir al Maligno…
"No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas". 1Juan3:12
16 Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén.
Nod significa errante. Errante es sin un camino y propósito definido, sin sentido; camino al error…Este es el camino de muchos que hoy siguen a Caín…
Nosotros, por otro lado tenemos un Camino definido y claro que es Jesucristo; y este camino nos lleva a nuestro destino eterno, al Padre. Si, al que es desde el principio. Amen.

¿Y quienes son hoy, los que siguen el camino de Caín?
Judas 1:11 !!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré….

Mateo 23:35 …para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.

Lucas 11:51 …desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación.

Tú los puedes descubrir…

Saludos a todos;

Rodrigo