sábado, 17 de julio de 2021

Jesús de Nazaret prepara lugar para nosotros ¿Pasado o futuro?

 


Nuevamente quería aclarar una duda con ustedes, con el siguiente texto de la Biblia, aclararemos si esto ya ocurrió (pasado) u ocurrirá (futuro). El texto en cuestión es del apóstol Juan, y está mal usado por ciertos maestros equivocados, y es un texto muy importante para nuestra fe… veámoslo…

Juan 14:1-4    No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.  (2)  En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.  (3)  Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.  (4)  Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Hoy se predica mucho que Jesús nos está preparando lugar en la casa de su Padre en el cielo, para cuando vayamos allá… pero yo veo que están errados, porque este en un evento que ya realizó Jesucristo, ya nos preparó lugar y estamos junto con él, pues ya tenemos (como dice la Escritura) vida eterna. Aleluya por eso, ya estamos con él, y no será un evento futuro para sus hijos, sino un pasado glorioso que ya ocurrió, con el derrame de su Espíritu.

Voy a exponer dos formas de justificarlo, pero claramente hay muchísimas más (aunque la mayoría la desconozco aún, jejeje … tú debes saber otras…).

  •          La primera forma, es una pregunta: ¿Estamos los cristianos huérfanos? Yo diría que la gran mayoría diría que no, el Señor no nos ha dejado solos, él está con nosotros. Como dice la Biblia: Mateo 28:20: y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Entendemos entonces que no estamos solos, ósea ahora podemos responder ciertamente lo que Jesús nos afirma en el mismo capitulo en Juan 14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Es decir, si el texto anterior no se habría cumplido aún, el Señor está en la casa del Padre preparando lugar para nosotros, y por mientras estaríamos huérfanos (terrible), en una visión futurista del texto anterior; lo cual es falso; pues implicaría que por mientras estamos huérfanos o solos que es lo mismo. La verdadera interpretación es lógicamente la contraria, que Jesús ya nos preparó lugar en la casa del Padre, y nos tomó a sí mismo y ahora estamos donde él esta (en lugares celestiales); pues no somos huérfanos. Hay muchos que interpretan el texto anterior futuramente, para explicar un rapto futuro y escondido de Jesús, pero si lo entendemos como realmente es, esta enseñanza se empieza a caer.

 

  •          La segunda forma explicarlo, es un texto del apóstol Pablo, veámoslo: Efesios 2:6y juntamente con él [Jesucristo] nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Ósea, el apóstol Pablo nos enseña que ya estamos sentados en lugares celestiales con Cristo, no será un evento futuro, sino un evento que ya ocurrió, con Jesucristo estamos sentados en lugares celestiales los cristianos. Lo que deja el apóstol para el futuro, es la explicación del hecho, es decir, para mostrar las abundantes riquezas de su gracia… etc. Con el derramamiento del Espíritu Santo, estamos junto a él por siempre; bendito sea nuestro Señor. 

 

Podemos concluir que Juan 14:1-4, es un evento que ya nos ocurrió a los cristianos, y ponerlo en el futuro es un error; pues nos adoctrinan algunos maestros que enseñan el error, es decir, falsos maestros que no son llamados por Jesucristo a enseñar; pues enseñan cosas erradas; pueden ser hermanos, pero son falsos maestros, pues falsamente Jesús los ha llamado a enseñar, o si los llamó, primero deben aprender bien antes, para luego enseñar, si el Señor les manda. Es bueno recordar lo que dice Santiago (Jacob) de esto Stgo 3:1-2    Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.  

Yo personalmente fui enseñado en este error, de que este evento era un evento futuro, y así lo creí; pero gracias a Dios predominó la verdad de su evangelio; de que este evento bendito ya fue en nosotros los que creemos, en el derramamiento de su Espíritu.

El texto anterior también se usa, para apoyar una falsa doctrina del rapto secreto de Jesús, poniendo ese evento que ya ocurrió, en el futuro.

 

Saludos a todos, gracia y paz (Shalom) a su Iglesia.

¿Es lo mismo la venida de nuestro Señor Jesucristo con el día del Señor?

 


Hola a todos mis lectores y amigos, es un gusto saludarlos a todos, sinceramente. Hoy contestaremos la pregunta ¿Es lo mismo la venida de nuestro Señor Jesucristo con el día del Señor? 

Es una pregunta muy importante, que yo mismo me formulé por un tiempo, y la verdad que no es de triviales consecuencias, pues si la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, es lo mismo que el día del Señor, tiene consecuencias escatológicas, es decir, consecuencias en nuestra forma de mirar y entender los últimos tiempos de nuestra era.

Viendo en diferentes partes de la Biblia lo que al respecto ´podían decir, me encontré con este texto esclarecedor de la segunda carta del apóstol Pablo a los Tesalonicenses, que me iluminó muy concretamente mi duda y pregunta, veámoslo:

2Ts 2:1-2 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, (2) que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

En el texto anterior podemos ver muy claramente que la venida de nuestro Señor Jesucristo es el mismo evento del día del Señor, así se refiere el apóstol Pablo (así lo creía, entendía y enseñaba); pues para el son sinónimos ambos términos, y así lo predicaba. Ahora podemos ver en un solo texto, que ambos términos son lo mismo, es decir, la segunda venida de Cristo será en un día del Señor; pues el apóstol Pablo así lo enseña.

Seguiremos analizando el término del siglo más adelante y contestaremos la pregunta ¿Será el arrebato de Jesucristo a sus santos, antes, en medio o después de la gran tribulación?

Saludos a todos, gracia y paz a su Iglesia.

sábado, 16 de enero de 2021

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”

 

No quiero hacer un cambio de algunas doctrinas, sólo que se pueda analizar, como dice la Santa Escritura (Biblia), que es la imagen y semejanza del hombre, para con Dios. Lejos de ser un análisis completo del tema (cosa que no se puede por este medio y me faltan cierto nivel para alcanzar exhaustivamente el tema), permite a los lectores avanzados, ver que nos quiere decir Dios, con su afirmación de génesis 1:26.

Si leemos el versículo 26 del primer capítulo de Génesis, dice:

“Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en toda serpiente que se anda arrastrando sobre la tierra.” (Gén 1:26)

Yo pienso que todos hemos leído más de una vez este versículo, y me pregunto ¿es la humanidad imagen y semejanza de Dios, o es un llamado a serlo? (con todas las atrocidades que se ven en la actualidad, que son muchas y las cosas buenas que se mencionan muy poco). La pregunta que se plantea aquí, es dilucidar con el resto de la Biblia, que se entiende por imagen y semejanza de Dios al hombre, más que entender en lo literal, sin ver todo el contexto asociado, es decir, vamos a investigar un poco, respecto a que dice la Biblia que el hombre es creado a Su imagen y semejanza, (espero sea la opinión de Dios como lo veo).

Para partir, vamos a definir ambos términos (imagen y semejanza) con los originales en hebreo bajo el diccionario Strong.

Imagen: H6754 צֶלֶם tsélem de una raíz que no se usa que significa hacer sombra; fantasma, i.e. (figurativamente) ilusión, parecido; de aquí, figura representativa, especialmente ídolo: - apariencia, figura, imagen.

Semejanza: H1823  דְּמוּת demút de H1819; parecido, semejanza; concretamente modelo, forma; adverbio como:- apariencia, aspecto, figura, forma, imagen, semejanza.

Antes de seguir con el Antiguo Testamento, quiero hacer unos breves alcances con el Nuevo Testamento…

Me llama mucho la atención lo que dice Santiago (Jacob), en el nuevo testamento dice, veamos la carta de él:

“Con ella bendecimos al Dios, y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, los cuales son hechos a la semejanza de Dios.” (Stgo 3:9)

Según él, no menciona que el hombre es imagen de Dios, sólo dice que es semejanza de Dios; o por lo menos, es lo básico que tienen todos, no así la imagen (pues lo hubiera dicho si todos los hombres lo fueran). Anticipando las cosas, no lo dice por que todos son Su imagen, la cual está reservada en Cristo.

Como sabemos, los originales del Nuevo Testamento están en griego, y la palabra aquí utilizada es “jomoíosis”, que según Strong es…

Semejanza: G3669 ὁμοίωσις jomoíosis de G3666; asimilación, i.e. parecido, semejanza: - semejanza.

Si esta palabra semejanza jomoíosis (G3669) la buscamos en el texto original, en el versículo de 26 del primer capítulo de Génesis, en la Septuaguinta (LXX - como sabemos el Antiguo Testamento en griego traducida dos siglos app AC), es la misma utilizada (G3669) ὁμοίωσις jomoíosis, es decir, la forma correcta de traducir del hebreo Semejanza (H1823)  דְּמוּת demút, es la palabra en griego (G3669) ὁμοίωσις jomoíosis.

Si lo pensamos, por algo Santiago (Jacob) descartó la imagen para todos y sólo dejó semejanza de Dios en la humanidad (en el hombre).

También lo podemos ver en el Antiguo Testamento, se ve que, en lo humano, sólo aparece Semejanza Demút H1823, cuando Dios crea al hombre; ósea, se puede entender una creación humana, como base de esto, lo podemos ver en el capítulo 5 de Génesis.

Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza (demút) de Dios lo hizo. (Gén 5:1)

En el versículo anterior, se ve que cuando se habla de un hombre terrenal, está conformado a la semejanza de Dios; ósea la imagen está reservada para algo mas... 

Vamos adelante, para entender más…

Si hacemos una búsqueda en el Nuevo Testamento por Imagen y Semejanza a la vez (G3669 y G1504 según Strong), que son las palabras originales en griego, no encontramos nada…, si NADA…

Si hacemos esta misma búsqueda por las palabras originales en el Antiguo Testamento en hebreo, es decir, Imagen y Semejanza (H6754 y H1823 según Strong); encontramos sólo una coincidencia, aparte de versículo original de Génesis 1:26, esto es:

“Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza (demút), conforme a su imagen (tsélem), y llamó su nombre Set.” (Gén 5:3)

Es interesante el versículo anterior, por tres cosas:

- Nada dice de Caín y Abel, que hayan sido a su imagen y semejanza (cosa de no decirlo, no es necesariamente negarlo).

- Lo segundo, es que, para ser imagen y semejanza de Adán, se debe ser un hijo; es lo que el texto Bíblico dice. Por eso podemos inducir, que cuando el texto en Génesis 1:26 dice que el hombre es creado a imagen y semejanza de Dios, está hablando del Nuevo Pacto, cuando el hombre es hecho hijo de Dios no el el momento literal en que fue creado terrenalmente.

- Y lo tercero, es este texto de Génesis 5:3, se invierten los términos, semejanza va antes que imagen, es decir, al parecer del punto de vista terrestre, se alcanza primero la semejanza, luego vienes la imagen. Esto último, cuadra con lo que dice Santiago (Jacob), todos los hombres tienen la semejanza de Dios, pero no todos tienen su imagen (pues veo que es algo a alcanzar).

Vamos adelante, y veamos la palabra Imagen en el Antiguo Testamento (H6754) צֶלֶם tsélem, lo que veo relevante, es lo siguiente:

El texto en 27 dice:

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó.” (Gén 1:27)

El hombre y la mujer, conforman el hombre (humanidad espiritual); ambos juntos llegan a ser la imagen de Dios.

Nota: Cuando en el capítulo 1 de Génesis lo leemos en hebreo, también se puede leer como futuro, y este texto se transforma en una profecía, lo confirmamos con lo dicho por el apóstol Pablo, cuando dijo:

“Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.” (2Co 4:6)

Es decir, el apóstol Pablo menciona el primer capítulo de Génesis, como algo que se cumple en el creyente en Cristo (futuro de ese entonces), escrito que en su tiempo, ya tiene varios siglos. Lo que se deduce, es que el apóstol Pablo lo veía como una profecía, es decir, en el futuro.

Otro verso interesante de imagen en el Antiguo Testamento, es este:

“El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.” (Gén 9:6)

Después de mucho meditar en este versículo, entendí que lo entendía al revés; Dios quiso que lo entendiera de la siguiente forma, y vemos como confirma que nuestro llamado es a ser imagen de Dios… (no una realidad humana con la que nacemos, sino un llamado de Dios para nosotros).

Lo voy a parafrasear un poco… si quieres ser Imagen de Dios, debes asumir que en su Imagen somos justos (como es El), es decir, si un hombre quita la vida a otro, debe haber una justicia dictada por el hombre (que se someta a Dios, por cierto), que sea justa para hacer justicia, de esa forma se avanza, en la imagen de Dios. Dios nos llama a la justicia, y para ello necesitamos el juicio de Él, que viene de escucharlo.

La justicia está avalada por Dios, pero esta debe ser JUSTA, como es El.

La otra acepción de imagen en el Antiguo Testamento, es para su mal uso con los ídolos, como vemos en el ejemplo…

… echaréis de delante de vosotros a todos los moradores del país, y destruiréis todos sus ídolos de piedra, y todas sus imágenes de fundición, y destruiréis todos sus lugares altos; (Núm 33:52)

Si vemos el ejemplo anterior, podemos ver con mayor claridad el segundo mandamiento de la ley (torá), el cual no usa la misma palabra analizada (H6754), pero nos deja ver como Dios aborrece que el hombre se postre ante OTRA Imagen que no sea El, veamos:

No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. (Éxodo 20:4)

Vemos como al hombre le está prohibido hacerse una imagen y postrarse ante ella (en adoración), si bien no es la misma palabra de H6754, vemos que es el mismo significado de lo que dice Números 33:52.

Pregunta: ¿Entonces debemos postrarnos ante la verdadera imagen, no hecha por nosotros; sino que a nosotros nos quiere perfeccionar?

Debemos tener presente que imagen en griego es Eikón G1504.

Imagen: G1504 εἰκών eikón de G1503; semejanza, parecido, i.e. (literalmente) estatua, perfil, o (figurativamente) representación, semblanza: - semejanza (de imagen), imagen.

Bueno, la respuesta anticipada, es que hay una imagen ante la cual nos debemos postrar…

Él [Jesús] es la imagen (G1504) del Dios invisible, el primogénito de toda creación… (Col 1:15)

Vemos como el Nuevo Pacto, nos muestra que el Hijo de Dios, es la verdadera imagen de Dios invisible, y ante Él si nos debemos postrar; y Él nos llama a ser Su Imagen…, como lo podemos ver en el siguiente ejemplo:

El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor. Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor… Mat 10:24-25 

Vemos claramente que la imagen es un llamado, y la semejanza, como dice Santiago (Jacob), es una realidad en el hombre natural (toda la humanidad); pero estamos llamados a ser imagen de Dios, como hombres (macho y hembra); pero es un potencial que todos tienen, el llegar a ser imagen de Dios, la cual está para nosotros en Cristo.

Hay un versículo que nos puede parecer contradictorio con lo dicho, es este:

Pues el varón ciertamente no debe cubrirse la cabeza, ya que es imagen y gloria de DIOS, pero la mujer es gloria del varón. (1Co 11:7)

En primer lugar, el apóstol Pablo no le está hablando a incrédulos, sino a creyentes (iglesia); por eso usa la palabra imagen (G1504); y en segundo lugar no está hablando de la humanidad caída, sino a una relación entre macho y hembra en Cristo, si se puede decir así.

En el siguiente versículo vemos como no todos son imagen de Dios (Cristo), más que un análisis de la predestinación y el libre albedrio, que puede ser visto en un próximo mensaje.

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.  (Rom 8:29)

Vemos claramente en el versículo anterior, como no todos son conformados a la imagen de Dios (Cristo); es decir, es coincidente con lo que enseña Génesis, Pablo y Santiago (Jacob). La humanidad está llamada a ser conforme a Su imagen, pero no nace siéndolo como enseña la Biblia. La imagen es algo que se alcanza a través de su Hijo; Jesucristo, es decir, hay un Camino para alcanzarla.

Acá dejo algunos ejemplos de cómo somos llamados a ser imagen de Dios:

Porque a los que antes escogió, también los predestinó a ser conformados a la imagen de su Hijo, a fin de ser Él, primogénito entre muchos hermanos. (Rom 8:29)

Enseña como alcanzamos Su imagen.

No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. (Col 3:9-11)

Sólo en el nuevo hombre, alcanzamos esa imagen de Dios, pues es imagen, de Quien lo creó.

… hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de DIOS, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de CRISTO, (Efe 4:13)

Nuestro propósito después de la salvación del espíritu, es la salvación de alma; es llegar a ser imagen del Hijo de Dios.

 

Conclusión:

Se puede decir con cierta certeza, que Génesis 1:26, cuando se refiere a la frase: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”, no está hablando de toda la humanidad, es decir, de todo hombre (varón y hembra, por cierto); la base de semejanza la tienen todos, pero la imagen es un llamado (escogidos) de Dios; lo cual obviamente no lo alcanzan todos (pues no todos la valoran). Por eso se concluye, que el capítulo 1 de Génesis, está hablando de profecías futuras, y la imagen es un llamado que se cumple en Cristo. Ahora, ¿Por qué génesis lo dice así? Yo creo que Dios habla así desde el cielo, llama las cosas que no son, como si fuesen. Rom :17 No veo que nadie esté descartado para ser su imagen, pero muchos no están dispuestos a hacerlo, no están dispuestos a tomar su cruz diariamente y seguirlo.

Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. (Luc 9:23)

Un abrazo a todos, y denle una vuelta; la gracia y la paz (Shalom) sea con ustedes los creyentes.