domingo, 27 de octubre de 2013

¿Es la fe un don de Dios?

Con la pregunta del título, comienzo este mensaje ¿Es la fe un don de Dios?; en el Señor veo una pregunta muy relevante de tener mayor claridad, no sólo para los creyentes, sino para aquellos a quienes debemos alcanzar con el evangelio de Dios, es decir, aquellos que aún no ejercen la fe.

 Espero puedas leer el mensaje completo, antes de sacar una conclusión de lo que expongo, es probable que lo que te diga contradiga lo que siempre has escuchado o creído, es probable que no sea así también, en todo caso, mi propósito es agregar un poco de luz al cuerpo de Cristo con esta pregunta, que muchas veces, damos por conocida y cierta su respuesta.

Si hoy yo pregunto a muchos creyentes ¿Es la fe un don de Dios?, de seguro la mayoría de las respuestas sería que afirmativamente así lo es, la fe es un don de Dios. Y también estimo, que si la misma pregunta, la hago a personas que no ejercen la fe, muchas también me dirán lo mismo, que la fe es un don (regalo) de Dios, y que ellos no lo han recibido...

Antes de entrar en materia, quiero anticiparte que el objeto en parte del mensaje es desmitificar un concepto que no sólo abunda erradamente en el mundo secular, sino en el mundo cristiano; que la fe es un don de Dios, y por lo tanto, aquellos que no han creído, sólo ha sido porque Dios no les ha dado el “don de la fe”. Dejando gran parte de la responsabilidad en hombros y manos de Dios, y eximiendo a todo hombre del mundo en buscar y ejercer la fe, ya que no la tienen, y estaría en la soberanía de Dios el recibirla (dejando entrever la injusticia de Dios para con ellos, y en cierta medida, "justificados" por esta condición “involuntaria”). Me explico más claramente, he escuchado varias veces a hombres del mundo (importantes y no importantes) que ellos no tienen del don de la fe; dejando entender que la fe (como ellos han escuchado) es un regalo (don) de Dios, y ellos desgraciadamente no lo han recibido, dejando toda carga y responsabilidad de dicha situación en manos de que Dios no les dio el regalo. Lo anterior, como verás, es completamente falso, es una excusa sustentada en un engaño que el enemigo pone en el corazón de los hombres, para que no busquen la verdad, dado que como es algo supuestamente “sobrenatural”, no es alcanzable por el hombre, sino que pertenece sólo al dominio de Dios; también el enemigo con esto acusa de injusto a Dios, ya que no a todos da el “don de la fe”. A lo mejor voy a "pisar muchos callos"(ser incómodo para muchos), como en otros mensajes que he dado, pero si tienes paciencia y ves las cosas a la luz de la Sagradas Escrituras, y las dejas que el Espíritu te las haga entender, veras que tengo razón. Además, derribaremos una mentira del enemigo, que tiene cautivos a muchos hombres del mundo, sin hacer nada por sus vidas (por su salvación), y a otros tantos creyentes, esperando y orando que Dios les de el “don de la fe”, a quienes ellos quieren; sin ejercer lo que Dios estipuló para estos casos (me refiero a entregar la palabra de Dios y el testimonio del evangelio).

Quiero partir mi análisis del siguiente versículo en la Biblia, que de seguro conoces (creo que de entender mal este versículo, comienza gran parte de la confusión que existe de hoy en día):

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe;  y esto no de vosotros,  pues es don de Dios; (Efesios 2:8)

De este versículo archiconocido en el mundo evangélico-protestante (no tanto en el mundo católico), veo que muchas veces llegamos a la errada conclusión de que la fe es un don de Dios. Pero lo que en realidad dice este versículo, es que la gracia es el don de Dios, y somos salvos por medio de la fe, es decir, por el don de la gracia, la que recibimos por medio de la fe, somos salvos. No dice que la fe sea el don de Dios, sino que la gracia es el don de Dios, y no viene de nosotros, pues es un regalo.

Veamos el siguiente versículo, que confirma lo mismo:

…del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder. (Efesios 3:7)

Esto nos confirma que la gracia es un don de Dios; pero no nos descalifica que la fe no lo sea, es decir, no nos dice que la fe no sea un don (regalo) de Dios. ¿No es verdad? Pero tenemos claro que la gracia es un don de Dios, que no es de nosotros; ahora lo que nos queda es saber de dónde viene la fe ¿es don o no?
Cuando en Efesios 2:8, usa la palabra don la traducción (Reina Valera 1960), debemos notar que hay dos palabra diferentes en el griego que son traducidas como don en esta traducción (RV60). La primera es dorón, que significa presente; sacrificio: don, ofrenda, presente, regalo. La segunda, le veremos luego.

Porque por gracia (járis) sois salvos por medio de la fe (pístis);  y esto no de vosotros,  pues es don (dorón) de Dios; (Efesios 2:8)

Como contrapartida (segunda palabra usada como don), hay un texto en la Biblia que nos indica que la fe es un don del Espíritu (pero no dice que sea don de Dios, sino del Espíritu Santo) lo cual debemos ver con claridad, para entender verdaderamente el origen de la fe, lo copio:

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría;  a otro,  palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro,  fe (pístis) por el mismo Espíritu;  y a otro,  dones (járisma) de sanidades por el mismo Espíritu. (1Co 12:8-9)

Acá puedes ver, que lo más cercano, que encontramos en la Biblia, a tomar la fe como don de Dios, lo veo en el texto copiado (aunque no dice Dios, sino Espíritu). Pero hay dos importantes características singulares que debes notar en el texto, que no deben ser pasadas por alto; primero no habla de Dios directamente, sino de su Espíritu (siendo el Espíritu, el espíritu de Dios; cuando la Biblia lo diferencia, es porque nos es necesario diferenciarlo para entender correctamente el texto). Segundo la palabra utilizada para don no es dorón (como lo citado al principio), sino es járisma cuyo significado es dádiva (divina), liberación, concesión (espiritual), facultad milagrosa:-dádiva y don (En las traducciones católicas, se usa la palabra carismas y no la palabra don, me parece más apropiada esa forma de traducir esta palabra, es decir, carisma).

De los textos anteriores, podemos concluir que la fe es un járisma (carisma) del Espíritu Santo; pero no podemos decir que la fe es un don (regalo) de Dios. No hay texto Bíblico que indique que la fe sea un regalo de Dios, lo más cercanos es que la fe es un carisma del Espíritu, y obviamente sólo pueden recibir ese carisma, quienes tienen el Espíritu, no así, quienes no lo tienen. Esto nos deja abierta la pregunta que contestaremos más adelante: ¿Cómo reciben entonces la fe las personas?

Puedes buscar más textos Bíblicos, no quiero seguir dando antecedentes técnicos, lo dejo a tu libre búsqueda, pero quiero concluir lo siguiente, que ya lo podemos hacer:

Pregunta: ¿Es la fe un don de Dios?

Respuesta: La fe no es dorón de Dios, sino que puede ser un járisma del Espíritu; como lo acabamos de ver.
Ahora es importante que veas que una persona que no tiene el Espíritu de Dios, no puede por razones obvias, tener jarismas del Espíritu; entonces ¿Cómo se obtiene la fe antes de tener el Espíritu? Cuando la Biblia habla de la fe, como don (jarisma), lo está diciendo a personas nacidas de nuevo (que tienen una fe especialmente fuerte, para edificación y sostenimiento de los hermanos en el cuerpo).

Ahora veremos, que la fe no es don de Dios (puede ser un jarismas del Espíritu), sino que es una posibilidad puesta por Dios en todo hombre que escuche su palabra, específicamente, es una capacidad potencial y natural en el hombre (Adán) de tener fe, al oír a Dios.

Leamos lo siguiente, que es un pilar para entender la fe, entendiendo su origen:

Así que la fe (pístis) es por el oír,  y el oír,  por la palabra (jréma) de Dios. (Rom 10:17)
Notemos lo siguiente, la palabra fe  (pístis), no es una característica sobrenatural en el hombre, sino es una característica natural del hombre es creer; lo sobrenatural sería creer con certeza y convicción en lo que no se ve, eso es la fe que habla la Biblia. Pero la palabra fe  (pístis), también la tienen los “incrédulos”, veamos lo siguiente:

Por esto Dios les envía un poder engañoso,  para que crean (pisteúo) la mentira, (2Tesa 2:11)
Pisteúo, viene de pístis, y significaría tener pístis, es decir, tener fe. Entonces el versículo anterior, podría también tradicirse de la siguiente manera Por esto Dios les envía un poder engañoso,  para que tengan fe (pisteúo) en la mentira.

De lo anterior, vemos que el hombre puede tener fe en la mentira, o puede tener fe en la verdad; cuando la Biblia habla de fe, se refiere obviamente a la fe en la verdad; pero la palabra fe no es exclusiva a la verdad, sino a creer y tener confianza en algo.

De modo que entendemos, que la fe es una condición de creer y tener confianza en algo, que está en la capacidad natural del hombre hacerlo; veamos nuevamente el verso del origen de la fe:

Así que la fe (pístis) es por el oír,  y el oír,  por la palabra (jréma) de Dios. (Rom 10:17)

Vamos a la segunda palabra importante en el versículo, jréma (palabra) que se traduce como palabra. Cuando oímos la jréma (palabra) de Dios, viene el oír, del oír viene la fe. Esto es la base de la salvación y el crecimiento espiritual, es muy importante que lo entendamos muy bien. No hay salvación sin Jréma de Dios, y sin jréma de Dios, no hay oír, y sin oír, no hay fe, y sin fe no hay gracia, ni justicia, ni salvación, ni crecimiento, ni revelación, ni vida eterna, etc. no hay nada, de nada espiritual y celestial en el hombre, sólo lo natural y la muerte.

La palabra jréma (palabra), es usada usualmente cuando la Biblia quiere destacar que la palabra de Dios es Espíritu y Vida, y ella viene después de la forma de lógos (palabra) de palabra. Lo explicaré con el ejemplo del sembrador, para que quede un poco más claro.

 La palabra de Dios es semejante a una semilla, cuando vemos la semilla con nuestros ojos naturales, vemos lo que nuestros sentidos naturales muestran, es decir, el logós de Dios, no podemos ver aún la vida y espíritu que contiene la semilla, es decir, su jréma, cuando vemos lo que la semilla puede producir al caer en el terreno apropiado (brotar y crecer), vemos lo que la semilla realmente tiene en sí misma, el poder de la vida, vemos el jréma de la palabra. La semilla es la misma, primero la vemos como lógos, y si recibimos ese logós, podremos obtener lo que la semilla (jréma) tiene en sí misma. La palabra del evangelio es un concepto escuchable y razonable por el hombre natural, cuando el hombre da cabida en su corazón a este lógos de la palabra y lo guarda; la semilla brota y hace lo suyo en el corazón del hombre, produce entendimiento y vida.

Cuando un hombre recibe la semilla de Dios (como lógos), ese logós brota en su corazón y produce vida para su alma (Jréma); no podemos obtener jréma, sin antes aceptar el lógos de Dios, que es Cristo (el original griego del nuevo testamento usa las palabras lógos y jréma para traducir palabra, nosotros perdemos esas diferencias en el español, pues sólo tenemos la palabra palabra (valga la redundancia), en cambio el griego tiene lógos y jréma, como palabra; y obviamente, al traducir al español, se pierde la palabra original (si dice lógos o jrémas en el original).

Volvamos al verso en cuestión, pilar de la fe:

Así que la fe (pístis) es por el oír,  y el oír,  por la palabra (jréma) de Dios. (Rom 10:17)

La fe se obtiene de oír el jréma de Dios, y para obtener el jréma de Dios, primero hay que recibir el lógos de Dios, y para eso hay un proceso que se resume en el siguiente texto:

¿Cómo,  pues,  invocarán a aquel en el cual no han creído?  ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído?  ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?  Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz,  de los que anuncian buenas nuevas! Mas no todos obedecieron al evangelio;  pues Isaías dice: Señor,  ¿quién ha creído a nuestro anuncio? (Rom 10:14-16)

La palabra predicar la puedes traducir también como pregonar, proclamar, publicar,  divulgar (es lo que hace el sembrador, esparce la semilla). Somos llamados a tirar la semilla al campo, es decir, la palabra (lógos) de Dios a los corazones de los hombres, ese proceso es necesario, para que la semilla haga el trabajo dentro del corazón de cada persona, para que la palabra (jréma) produzca el oír, y el oír la fe. Cuando las personas oyen el logós de Dios, tienen la opción de tomarlo o dejarlo; cuando lo guardan en su corazón, el jréma de Dios les habla y al oírlo, creerle es fe (hay una conversión). De ahí nace todo y parte todo en el nuevo hijo de Dios.

¿Por qué me molesta en el Señor que se hable que la fe es un don de Dios? Porque produce un error en los incrédulos, poniendo la responsabilidad de la salvación en Dios y no en su reconsideración (arrepentimiento) de su vida vana. Además, desmotiva a un in-converso a buscar la verdad y creerla. Adicionando, que distorsiona el proceso que Dios estableció para salvar a los hombres, por la locura de la predicación.

Si la fe, fuera un don de Dios, sin participación humana, demás se disgustó el Señor en reiteradas ocasiones ante la incredulidad y dureza de corazón de las personas, pero él sabiendo nuestra debilidad acompañaba sus palabras con prodigios y señales. Cosa que no habría sido necesario hacer, si la fe fuese un don de Dios directo, ya que de Dios hubiese dependido que creyesen y no habría que molestarse en predicar, convencer y mostrar señales.

Hoy un agnóstico o incrédulo dice “no tengo el don de la fe”; doble error: Primero del cristiano que oyó que la fe es un don de Dios, cosa que vemos que no es así. Segundo, porque lo deja inactivo en buscar su salvación, dejando fuera de su dominio el creerle a Dios. Es un engaño del enemigo, ver las cosas de esa manera, lo que se obtiene, es un mundo que no ve que en sus manos está el destino eterno de sus vidas, eso es un engaño del enemigo; los hombres no buscan la verdad, ya que piensan en la fe como una cosa extraña religiosa, que se recibiría según el capricho de Dios..., eso no es así.

Veamos lo que pablo anunció: Pero Dios,  habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia,  ahora manda a todos los hombres en todo lugar,  que se arrepientan; (Hechos 17:30)

Dios manda o instruye a todos los hombres que se arrepientan (reconsideren) su vida; es un mandato de Dios; lo vemos también en los siguientes versículos, que antes de poder creer, es necesario el arrepentimiento (reconsideración) para conocer la verdad:

…testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios,  y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. (Hechos 20:21)

…diciendo:  El tiempo se ha cumplido,  y el reino de Dios se ha acercado;  arrepentíos,  y creed en el evangelio. (Mar 1:15)

Ahora, es Dios quien inclina el corazón de los hombres al arrepentimiento (a la reconsideración), es por ello que cuando oramos por los in-conversos para que participen de la fe, en realidad debemos pedir que sus corazones sean inclinados al Señor, es decir, a la verdad y la puedan recibir (además, de orar por los sembradores).

…que con mansedumbre corrija a los que se oponen,  por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo,  en que están cautivos a voluntad de él. (2Ti 2:25-26)

En resumen, la capacidad de creer está en todos los hombres, cuando se cree a la verdad, en la Biblia se le llama fe, cuando se cree a la mentira, es engaño. La fe se obtiene de oír y creer la palabra (jréma) de Dios, y dicha palabra viene por ser anunciada por quienes somos enviados a esparcirla (como lógos, el cuerpo de Cristo, es decir, la iglesia tiene ese llamado). Todos los hombres son invitados a participar de la salvación, es una instrucción de Dios, para ello deben arrepentirse (reconsiderar sus vidas sin sentido y obras muertas) y creer en el evangelio. Todos deben venir al Camino y ser salvos. El Espíritu Santo (Espíritu de la gracia) se recibe por la fe, y no por obras de la ley; una vez en nosotros el Espíritu, éste reparte dones (carismas) en la iglesia, entre ellos está también la fe; como un don para edificación y ayuda a los hermanos de la congregaciòn que participan. Esto último, no debe confundirnos a creer que Dios reparte la fe en forma directa, saltándose los pasos que él mismo estableció (Palabra de Dios -à Oír à Fe à Espíritu Santo àFrutos y carismas).

Así que él que diga “no tengo el don de la fe”; no lo va a tener nunca, si no se arrepiente (reconsidera su vida), busca la verdad y la sigue.Y no la obtendrán tampoco, si nosotros no damos testimonio del amor de la verdad (o por lo menos, por nuestro medio).

La luz de la verdad nos hace libres, de los engaños de las tinieblas.

La paz del Señor sea con todos los creyentes.
Amén.


63 comentarios:

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Quisiera agregar algunos comentarios a lo compartido, espero nos sirvan:

1º Hay un orden establecido, que no puede ser alterado, y ese orden es que primero se cree y luego se recibe el Espíritu Santo (no necesariamente en el mismo momento, puede ser tiempo después). Lo anterior, lo confirma Pablo con la siguiente pregunta que le hizo la iglesia en Galacia:

Esto sólo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? (Gál 3:2)

La respuesta a la pregunta es RECIBIMOS EL ESPÍRITU POR OÍR CON FE no por otra cosa, es decir, primero ser cree, luego se puede recibir el Espíritu.

2º Hay una puerta de entrada a la gracia de Dios, mira el siguiente texto:

Habiendo, pues, recibido de la fe la justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido también, mediante la fe, el acceso a esta gracia en la cual nos hallamos, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Rom 5:1-2

Mediante la fe, entramos a la gracia, ese es el orden, y en la fe, permanecemos en la gracia.

3º El Señor dijo en reiteradas ocasiones lo siguiente: «Quien tenga oídos para oír, que oiga.»

Dios da esos oídos..., pero el creer está en nosotros en forma natural... El Señor llama a quienes tienen oídos para oír, y les da una orden, OIGAN, quienes obedecen esa orden pueden creer, si tienen oídos para oír y no oyen, no hay fe posible, pues la fe es por el oír.

Agrego lo siguiente: Pero hasta hoy Jehová no os ha dado corazón para entender, ni ojos para ver, ni oídos para oír. (Deu 29:4)

Lo anterior los dice Moisés en el antiguo testamento a Israel, enseñándonos que la capacidad de oír viene de EL.

Los oídos, los ojos y el corazón los prepara Dios en la personas; pero es nuestro trabajo oír y creer, eso no lo hace El, sino nosotros.

Confirmo lo anterior, nuestra obra es:

Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él envió. Juan 6:29

Tenemos trabajo por delante, la obra de Dios es creerle al que El envió...(y hoy sabemos que El envió a su Espíritu, amén).
saludos a todos
Rodrigo

GJ artesanias en madera dijo...

AMEN, DIOS te bendiga, has sido LUZ a mi vida, Saludos

Steve dijo...

Agregando algo mas al tema de la fe.
La fe es creída pero para entrar a la fe y recibir el Don del Espíritu Santo. Es SUMAMENTE necesario el Bautismo. Sin bautismo no hay salvación.
Marcos 16:16 "El que creyere y fuere bautizado sera salvo..."
Hechos 2:38 "Arrepentíos y bautizese cada uno para perdón de sus pecados y recibiréis el don del Espíritu santo"

Mediante el bautismo se es salvo, se obtiene perdón de pecados y se entra a la fe cristiana.

Pablo fue bautizado, el Eunuco, cornelio, lidia y varios ejemplos en todo el libro de Hechos.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Sólo me gustaría añadir que en la Biblia habla de tres bautismos, hoy en día sólo se conocen generalmente 2 por los predicadores.
Los tres bautizos son en agua, en espíritu y en fuego,

sl2

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Anónimo dijo...

Muy buen estudio biblico me lo goce en el espiritu. Gracias Rodrigo seguire tu blog. Dios te siga iluminando y siga usandote.

Anónimo dijo...

Me gusta; el entusiasmo de la postura de mi hermano Rodrigo;es realmente inspiradora. Me preocupa:el claro vació que deja la eixégesis sobre efesios 3:7. dado que desde mi pobre perspectiva, haciendo una exégesis apropiada del texto,tomando los versículos anteriores y siguientes, es claro que el don de la gracia de Dios a que Pablo se refiere: es a esta gracia de anunciar entre los Gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, Y de aclarar á todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, es este el don de la gracia de Dios que Pablo ha recibido, no que el apóstol haya recibido en si el don de la gracia de Dios; lo cual de suyo es tan ambiguo como confuso. y ya partiendo desde allí el tema entra en conflicto. Sugiero en virtud de ser santificados en la verdad: que no se haga doctrina de un solo versículo bíblico si no del texto en efesios capitulo 3 general.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias estimado por tu comentario; siempre es enriquecedor una visión desde otro ángulo.
Mis comentarios al respecto son los siguientes:

1° La gracia a la que me refiero es la que explica Juan en verso 1:17; la que vino por medio de Jesucristo.

2° Es esta la misma que Pablo alude en Efesios 3:7, que sustenta su ministerio de apóstol; y menciona como un don de Dios (δῶρον
dóron).

3° Estoy de acuerdo que no se puede hacer doctrina de un sólo versículo; es por ello, que he tratado de explicar que la fe no es un don (como δῶρον dóron); sino la gracia es la que alude efesios 2:8. Ya que se ha hecho una doctrina de un sólo verso (Efe 2:8) ; tanto en el catolicismo como en el protestantismo; y eso ha causado mucho daño en el entendimiento de la fe, en creyentes y el mundo.

Estimado, los apóstoles nunca predicaron que la fe era un don al mundo; sino llamaron al arrepentimiento y a creer en el evangelio. Y por medio de la fe, recibimos el don de la gracia.

Es un tema muy importante y no fácil de explicar por este medio.

Un abrazo, y que estés muy bien.


Anónimo dijo...

(Estimado, los apóstoles nunca predicaron que la fe era un don al mundo; sino llamaron al arrepentimiento y a creer en el evangelio. Y por medio de la fe, recibimos el don de la gracia: Hno. Rodrigo) Este es uno de los puntos que entra en conflicto con el fundamento bíblico en Romanos 10:17 por ejemplo,en donde se establece que la fe salvadora ni siquiera es una fe que esta naturalmente en el hombre sino que se recibe por medio de la palabra de Dios por lo cual es un don de Dios,apuntando de manera clara al meollo del conflicto y contradice el principio de su postura: que los apóstoles nunca predicaron que la fe era un don al mundo. Y deja plenamente establecido que de la gracia de Dios se recibe la fe,no al revés; no que la capacidad humana de creer encausada en el evangelio otorgue la gracia de Dios por salario;no es posible ¿cierto? sino que por la dádiva de Dios en el evangelio recibo la fe salvadora,lo que la hace diferente de la fe natural del hombre muerta en si misma toda vez que siendo guiada por lo que se llama libre albedrío se encausa: en una pata de conejo,en las fabulas humanas, en la herradura de caballo, en imágenes de piedra, y aun en el Cristo a voluntad humana. Pero nosotros no conocemos a cristo así; sino como el apóstol Pablo lo dice a los efesios 1:19 Y cuál aquella supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, por la operación de la potencia de su fortaleza. Por supuesto que el dialogo es enriquecedor, nos permite establecer lo que es de lo que no es, pero con todo fundamento bíblico es claro que la fe es un don de Dios al mundo, como un regalo inmerecido;gracia de Dios que nos da el ingrediente necesario para la salvación: la fe por gracia. salvo su mejor opinión por supuesto...

Anónimo dijo...

(Según cada uno ha recibido un don especial , úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios :1ra. de Pedro 4:10) Es claro que la gracia de Dios opera a través de dones, no es propio referirnos al don de la gracia de Dios sin especificar a cual don de la gracia de Dios nos referimos. en Efesios 3 el apóstol aborda el don de la gracia de Dios señalando cual y como opera en el.Así que celebro este puntual señalamiento que haces, tan amablemente mi hermano Rodrigo, alineando Juan 1:17 con efesios 3:7 lo cual queda claro desde el versículo uno. lo que se desliza es esta disyuntiva que evade a la fe como el don de la gracia de Dios que le ha confirmado al apóstol Pablo: que es el señor quien le revela y lo envía; esta certeza de que es el Señor quien le habla es precisamente la fe ¿como pues evadirla del texto como el don de la gracia de Dios a que el apóstol se refiere?

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado anónimo (bueno sería saber su nombre); gracias por sus amables comentarios; me permito responder brevemente algunos puntos.
Antes que nada, recalcar que yo al igual que usted fui enseñando que la fe era un regalo de Dios (don), cosa que creí por mucho tiempo, pero no me cuadraba en varios pasajes y hechos en la Biblia, y después de buscar todo lo relacionado y entenderlo, me di cuenta que el don verdaderamente es la gracia y no la fe. Bueno en los siguientes comentarios agrego algunas cosas que usted debe considerar en su análisis. Gracias.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Usted dice: "deja plenamente establecido que de la gracia de Dios se recibe la fe,no al revés;"

La Biblia dice en boca de Pablo:

Rom 5:1-2 Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por el Señor nuestro, Jesús, el Cristo;
por el cual también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes , y nos gloriamos en la esperanza de la gloria (de los hijos) de Dios.

Note que dice que tenemos entrada a esta gracia por medio de la fe; y no al revés. La fe es el vehículo por el cual llegamos a la gracia por nuestro Señor Jesucristo.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Usted comenta: "no que la capacidad humana de creer encausada en el evangelio otorgue la gracia de Dios por salario;no es posible ¿cierto?"

Y me gustaría darle el siguiente ejemplo: Si el Señor le dice a usted, estimado vaya mañana a medio día a tal ciudad y converse con tal persona, que le tengo un regalo. Si usted le cree a Dios y obedece, es decir, si tiene fe, recibirá el regalo que Dios le promete; por el contrario, si no le cree, no irá y no obtendrá el regalo. Acá el regalo (don) es la gracia; y a nosotros nos queda creer a Dios (tener fe en lo que nos dice) para obedecerlo y recibirlo. No es el regalo el creerlo, sino el regalo que Dios nos da es la gracia; el que no cree se pierde el regalo. Por eso la fe no obra en sí misma.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Otro ejemplo: Si la fe fuera un don (regalo) de Dios al hombre; ¿por que Jesús se enojaba con sus discípulos por su incredulidad?, ¿No debería más bien enojarse con Dios que no les daba el don?

La fe tiene una componente divina y una componente humana; la divina es la palabra de Dios, y la humana es que la creemos, es decir, le creemos a la verdad.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodrigo Cárdenas B. dijo...

En la Biblia no existe el término de fe salvadora vs fe natural; lo que la Biblia distingue son dos cosas:

Fe (creer) en la verdad (sabemos ya quien es la verdad). Y fe (creer)en la mentira (todo lo que no procede de la Verdad).
Pero la Biblia no usa una palabra en griego diferente, en el verbo creer, ya sea la verdad o la mentira, es la misma palabra πιστεύω pisteúo. Es la misma capacidad humana de creer, o en el error, o lo hace en la verdad.
¿Por que algunos lo hacen y otros no? Bueno estimado amigo, esa respuesta sería para otra conversación.
Gracia y paz a ti, saludos.

Anónimo dijo...

(¿De qué sirve, hermanos míos, si alguno dice que tiene fe, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa fe salvarlo?: Santiago 2:14) ¡oh! una fe que obra y salva; y otra que no obra y no salva. Salvo que se responda que sí, a esta cuestión del apóstol Santiago; lo cual estoy en paz de que no sera su caso. este fundamento bíblico da pie a los términos de fe que he aplicado; en el entendido de que la fe que no obra y no salva proviene de los deseos vivos del hombre y no de la gracia de Dios. ¿cierto? y si en estos términos tan simples no podemos tener comunión: que mas da mi nombre...

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

La fe sin obras está muerta, indica el mismo Santiago. Y en Hebreos 11 vemos como hombres que aún no recibían de esta gracia, obraron por medio de la fe, una fe viva en ellos; pues sabemos que la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
Un afectuoso saludo, estimado.

Anónimo dijo...

(La fe sin obras está muerta, indica el mismo Santiago:Rodrigo C.)(Así también la fe, si no tuviere obras, es muerta EN SI MISMA: Santiago 2:17) "EN SI MISMA". no son las obras del hombre a las que alude Jacobo en este mismo capitulo, versículo 24; no es el hombre activando la fe; sino la fe activando al hombre a producir sus obras; no las obras del hombre; si no las obras de la fe, viva en si misma. y es claro que aunque usted mismo lo señala, se desliza al coincidir con los que miran en un espejo su rostro natural,considerandose a si mismos en lo que logran con "su propia fe"; no siendo,así, hacedores de la palabra... En amor amado: un fuerte abrazo.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Sabemos que por medio de Jesucristo vinieron la gracia y la verdad, y no antes (antes vino la ley por medio de Moisés).

Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. Juan 1:17

Y antes de todo lo anterior, hay hombres que fueron justificados por su fe (y por lo tanto, salvos), es el caso de Abraham.

Le pregunto:

Si usted dice que de la gracia viene la fe que salva (y no al revezo), y como sabemos que en el tiempo de Abraham no había aún llegado la gracia (la cual vino muy posteriormente por medio del Señor Jesucristo). ¿La fe de Abraham no salvaba, porque no venia de la gracia que aún no llegaba en su tiempo?

Por favor, explíqueme como entiende esto.

saludos.

Anónimo dijo...

(y como sabemos que en el tiempo de Abraham no había aún llegado la gracia: Rodrigo C.)Sugiero que no se generalice con este principio, o almenos que no se me incluya; yo no lo comparto.(1¿QUÉ, pues, diremos que halló Abraham nuestro padre según la carne? que si Abraham fué justificado por la obras, tiene de qué gloriarse; mas no para con Dios. porque ¿qué dice la Escritura? Y creyó Abraham á Dios, y le fué atribuido á justicia. 4Empero al que obra, no se le cuenta el salario por merced, sino por deuda. 5Mas al que no obra, pero cree en aquél que justifica al impío, la fe le es contada por justicia: Pablo a los romanos capitulo 4)Salvo que alguien piense que la fe le vino a Abraham por salario, es de concluirse que la fe le vino a Abraham sin que haya trabajado por ella es decir por gracia ¿cierto?
"Romanos 4:16 Por tanto es por la fe, para que sea por gracia; para que la promesa sea firme á toda simiente, no solamente al que es de la ley, mas también al que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros". Y no solo abraham, tambien Noe hayo gracia (Génesis 6:8) por ejemplo...

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado anónimo:
Primero: Sería bueno saber con quien converso…¿?

Segundo: Cuando usted dice que no comparte que la gracia llegó con Jesucristo, sino que fue antes su existencia en la tierra; y de manera que por esta “gracia” Abraham creyó. Cosa que no es así, sino que la Biblia que indica que es por medio de la fe que entramos en la gracia, y no al revés.

Le explico lo siguiente, que lo que lo que usted dice, lo que opinaban y enseñaban tres de los más importantes apóstoles de Jesús (Juan, Pedro y Pablo), pues dichos hombres explicaron que ciertamente la gracia vino por Jesús Y NO ANTES; de modo que es muy importante que analice esto, para que no se confunda:

Cito:
Juan 1:17 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
Juan explica que la gracia viene por medio de Jesucristo, y no antes.

1Pedro 1:10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,
Los profetas no la tenían, por eso inquirieron e indagaron, de la gracia que debería ser destinada en el futuro de ellos (nuevo pacto).

Rom 1:5 y por quien (Jesucristo) recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;

Pablo ratifica lo anterior, la gracia la recibe por medio de Jesucristo (y no antes como usted indica).

Es importante que considere lo que dicen los apóstoles de Jesús en sus conclusiones, pues otras ideas no provienen de él.

saludos y paz.

Anónimo dijo...


(Segundo: Cuando usted dice que no comparte que la gracia llegó con Jesucristo: Rodrigo Cárdenas B.) al menos que usted me señale el texto donde yo digo tal vileza , le sugiero que no vea mas allá de lo que esta escrito.(y como sabemos que en el tiempo de Abraham no había aún llegado la gracia: Rodrigo C.)este es el punto a abordar,no aquello que usted establece sugiriendo mas allá de lo que esta escrito.

Amado:la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. y nuestro señor es nuestro señor desde el principio,desde antes de la fundación del mundo, no después de la Cruz o de la resurrección lo cual si bien define el fin de la ley mas no el comienzo de la gracia la cual es en Jesucristo desde el principio ¿no es cierto?

*(3 Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo: 4 Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor; 5 Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo á sí mismo, según el puro afecto de su voluntad, 6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado: 7 En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia, 8 Que sobreabundó en nosotros en toda sabiduría é inteligencia; 9 Descubriéndonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se había propuesto en sí mismo, 10 De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra: efesios capitulo 1)

*(Y tomando la palabra, Jesús decía mientras enseñaba en el templo: ¿Por qué dicen los escribas que el Cristo es hijo de David? 36 David mismo dijo por el Espíritu Santo: ``EL SEÑOR DIJO A MI SEÑOR: `SIÉNTATE A MI DIESTRA, HASTA QUE PONGA A TUS ENEMIGOS DEBAJO DE TUS PIES.' 37 David mismo le llama ``Señor. ¿En qué sentido es, pues, su hijo? Y la gran multitud le escuchaba con gusto:Marcos 12:35,37) considere usted...


Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado anónimo, no es el propósito de este blog responder a una discusión, y menos si viene del anonimato.
Le sugiero que si tiene dudas y no quiere identificarse públicamente, puede escribirme a mi mail, de esa manera le podré responder sus dudas directamente.
Sinceramente.

Anónimo dijo...

de antemano gracias por atenderme. Me apena de no estar a la altura de esta charla, la cual usted a calificado de discusión; que pena...

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Le reitero que responderé sus dudas directamente por mail con el mayor gusto, que estimo es el medio más apropiado para contestar sus inquietudes; que por cierto, no he descalificado de no estar a cierta altura. Le espero. Saludos.

Anónimo dijo...

(a una discusión, y menos si viene del anonimato:Rodrigo Cárdenas B.)" a todas luces es una expresión denostativa en cualquier sentido...

abraham antonio dijo...

Mi querido hermano apoyo tu concepto respecto a la fe, pero quiero aclarar que tanto El padre, El Hijo y El Espíritu son uno solo :) lo resto esta muy bien gracias por tu a porte Dios te bendiga grandemente


Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe (pístis) por el mismo Espíritu; y a otro, dones (járisma) de sanidades por el mismo Espíritu. (1Co 12:8-9)

Elisa Garrido dijo...

Me parece que el "anónimo" no dijo su nombre pero me recordó cada argumento de mis amigos calvinistas, aferrados a la predestinación de algunos y a ignorar la validez de la gracia (salvación gratuita de Jesucristo) por fe. De cualquier forma agradezco los fundamentos bíblicos de esta publicación estimado Rodrigo Cárdenas B, dieron más luz a mis convicciones. Muchas gracias, Dios lo siga bendiciendo.

Daniel Miranda dijo...

8 Eso significa que no todos los descendientes naturales de Abraham son necesariamente hijos de Dios. Solo los hijos de la promesa son considerados hijos de Abraham; 9 pues Dios había prometido: «Volveré dentro de un año, y Sara tendrá un hijo»[e].

10 Ese hijo fue nuestro antepasado Isaac. Cuando se casó con Rebeca, ella dio a luz mellizos.[f] 11 Sin embargo, antes de que nacieran, antes de que pudieran hacer algo bueno o malo, ella recibió un mensaje de Dios. (Este mensaje demuestra que Dios elige a la gente según sus propósitos; 12 él llama a las personas, pero no según las buenas o malas acciones que hayan hecho). Se le dijo: «Tu hijo mayor servirá a tu hijo menor»[g]. 13 Como dicen las Escrituras: «Amé a Jacob, pero rechacé a Esaú»[h].

14 ¿Estamos diciendo, entonces, que Dios fue injusto? ¡Por supuesto que no! 15 Pues Dios le dijo a Moisés:

«Tendré misericordia de quien yo quiera
y mostraré compasión con quien yo quiera»[i].
16 Por lo tanto, es Dios quien decide tener misericordia. No depende de nuestro deseo ni de nuestro esfuerzo.

17 Pues las Escrituras cuentan que Dios le dijo al faraón: «Te he designado con el propósito específico de exhibir mi poder en ti y dar a conocer mi fama por toda la tierra»[j]. 18 Así que, como ven, Dios decide tener misericordia de algunos y también decide endurecer el corazón de otros para que se nieguen a escuchar.

19 Ahora bien, ustedes podrían decir: «¿Por qué Dios culpa a las personas por no responder? ¿Acaso no hicieron sencillamente lo que él les exige que hagan?».

20 No, no digan eso. ¿Quién eres tú, simple ser humano, para discutir con Dios? ¿Acaso el objeto creado puede preguntarle a su creador: «¿Por qué me has hecho así?»? 21 Cuando un alfarero hace vasijas de barro, ¿no tiene derecho a usar del mismo trozo de barro para hacer una vasija de adorno y otra para arrojar basura? 22 De la misma manera, aunque Dios tiene el derecho de mostrar su enojo y su poder, él es muy paciente con aquellos que son objeto de su enojo, los que están destinados para destrucción. 23 Lo hace para que las riquezas de su gloria brillen con mucha más intensidad sobre aquellos a quienes les tiene misericordia, los que preparó de antemano para gloria. 24 Y nosotros estamos entre los que él eligió, ya sea del grupo de los judíos o de los gentiles. (Romanos 9:8-23)

Saludos cordiales, con mucho respeto ante todo quiero preguntar a la luz de este texto donde queda la voluntad humana o el libre albedrío del hombre para optar por la salvación?

Anónimo dijo...

no bueno: mi señor Jesucristo nos muestra el camino, deja claro, que nada puede hacer por si mismo,(Juan 5:19)establece también, que es enviado del Padre(Juan 6:44) ¿esto excluye el libre albedrío de mi Señor? no lo afirmo, pero con todo fundamento Bíblico, creo que no.(Juan 10:18) El propósito del Padre en Jesús es la salvación. Si bien es cierto, la "JACTANCIA" del libre albedrío queda excluida; sin merito alguno; sin efecto alguno pues. pero el libre albedrío, en si, queda implícito toda vez que el hombre se somete a su señor, como fruto de la gloria de Dios padre, en aquel que ha recibido de su gracia y misericordia. ¿donde queda la voluntad humana o el libre albedrío del hombre para optar por la salvación? en la gloria de Dios Padre que es en Jesucristo.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Daniel por tu comentario...

Los que realmente son escogidos, tienen el comportamiento acorde a su llamado...

La escritura dice:

Rom 11:4 Pero ¿qué le dice la divina respuesta? Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.
Rom 11:5 Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.

Hoy hay algunos que se creen escogidos de Dios, PERO... DOBLAN SUS RODILLAS ANTE BAAL!!!

En cambio hay otros, que no las doblan; y no hacen alarde de su llamado!!!

¿Quienes realmente son los escogidos, los que se proclaman a sí mismos, o aquellos que no doblan sus rodillas a Baal?

Otro ejemplo; la descendencia de Abraham, sabemos que son elegidos; ¿Que les dijo Juan a quienes no tienen las obras acorde su padre Abraham?

Mat 3:7 Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?
Mat 3:8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento,
Mat 3:9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.

Estos hombres se consideraban predestinados por su ascendencia; pero la respuesta divina no fue según lo que ellos esperaban... , los predestinados, realmente tienen los frutos que dan testimonio de su predestinación...

saludos, y paz a todos.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

ESCOGIDOS POR DIOS

Claro que Dios nos escoge!!!, pero hay un detalle que muchas veces se ignora; y es:
¡¡¡DONDE ESTAMOS ESCOGIDOS!!!
Favor leer lo siguiente:
Efe 1:4 "...según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,..."

Dios nos escoge EN CRISTO!!! (como lo dice el apóstol), este detalle es muy importante de ver, ya que fuera de Cristo, quien no permanece en la guía de su Espíritu, es decir, en EL, se pierde su llamado!!!

SOMOS ESCOGIDOS EN CRISTO para ser SANTOS Y SIN MANCHA, es decir, esto nos da las obras que dan testimonio de nuestra selección...

Un abrazo a todos!!!

Ale Martinez dijo...

Wow!!! Me quitaron el sueño, normalmente El espiritu me despierta, para entregarme buenas noticias, mientras desgarran la palabra para explicar algo que es inexplicable, pues el espiritu se revela con quien él quiere, un corazón obediente,humilde y sencillo.

Justo ayer Dios me dio la oportunidad de evangelizar a una mujer que tenia un folleto de los testigos de jehova y le digo Dios es bueno y sabe lo que necesitamos....me dijo que estaba enojada con Dios pues perdio un hijo y ella queria colgarcolgarce, pues no podia ya soportar esa situación, tu crees si me pongo a decirle que la fe, que la gracia, que noe, que so es primero juan y luego lucas, etc., jamas haria a lo que me pzdo Dios ahi en ese momento de aflixión y atención, te aseguro que no manda a ninguno de ustedes, es urgencia primeros auxilios orar, pedir y que devlare con su voca que Jesus es su salvador, no se me facinen y hagan discipulos, no sabes que te ponga el señor, pero estar preparados., para esparcir la semilla, el quw ssiembra, cuida y hace crecer es el señor por oir testimonio, como van a creer si no muestras el fruto de tu paciencia y el amor de Dios en ti, somos ejemplo.

Daniel M dijo...

Pues la biblia dice claramente que Dios repartió una medida de FE a cada quién (Romanos 12:3). Si la fe es diferente en cada persona según Dios le dio fe para creer (Algo que no es intrínseco del hombre, sino que es dado por un tercero es un regalo, por tanto un don) Si analizas la biblia en contexto es válido afirmar que la fe es un don.

El punto sería preguntarse: ¿la fe es un don de todos los hombres?, esa es la pregunta correcta, no preguntarse si la fe es un don, todo es un don de Dios, respirar, vivir, existir. Nada de esto proviene del hombre sino de Dios.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Daniel por tu interés y tus comentarios:

Primero hay que distinguir, como lo dije en mi mensaje, entre las palabras que se traducen como don (doron y jarisma en griego); ambas son diferentes y se aplican a diferentes circunstancias.

En lo que citas de Romanos, usa Jarismas, es decir, dones del espíritus; lo que se puede traducir como gracias (las cuales sólo obran dentro de la iglesia); y no en todos los hombres que no han recibido el Espíritu Santo.

También debemos diferenciar entre un don, y algo que proviene de Dios (que son completamente diferentes), pues al no hacer esta distinción, podríamos llegar a la conclusión de que como todo proviene de Dios; todo es un don, incluso satanás... y eso sería absurdo.

Un gran saludo Daniel y dale un vuelta más al tema.

Sol Garay dijo...

Al Padre de Jesús Cristo las gracias.

Como dice alguien "sin nombre" más arriba, Cristo estaba desde antes de la fundación del mundo, por lo tanto, la gracia estaba desde el principio. Pero hay una clara diferencia entre la palabra de Dios que siempre estuvo, y Jesús Cristo, que es la encarnación de esa palabra, y viene siglos después, a traernos Su gracia (su favor) y Su misericordia, para salvación de muchos, por medio de la fe en El.
Por lo que entiendo, “al principio” la gracia de Dios era para Sus elegidos, para Su pueblo santo. Pero con la venida de Jesús Cristo, la gracia de Dios se extiende a todos.

En algún lado leí algo muy gráfico al respecto: La gracia es la mano de Dios que baja a la tierra; la fe, es la mano del hombre que se extiende hacia arriba para tomar la mano de Dios.

Desde la predicación universal del evangelio, la gracia está presente para todos, como lo está el sol. Quien con fe la busque y la tome, será como quien bajo el sol, se broncee.

Claro que hay muchos “duros de corazón” que lamentablemente no pueden, por ahora, recibir la gracia de Dios (por su dureza de corazón, justamente). Por ellos podemos pedir, sin cansarnos, todos nosotros que elevamos nuestras manos hacia las de Dios.

Así es como lo veo, hasta ahora...

Bendiciones

Darel Arte dijo...

Rodrigo Cárdenas, primeramente saludos cordiales, entiendo muy bien gracias a Dios lo que has expuesto y permíteme decirte que es correcto lo que expones, con todo respeto doy una opinión muy personal, querer convencer a los calvinistas, de que sus doctrinas y dogmas están mal cimentados, es querer detener el agua con la mano. como dice un dicho: "es más fácil convencer a la gente con mentiras, que convencer a la gente de que ha sido engañada con mentiras”, “el que cree, no necesita explicaciones, el que no cree, las explicaciones salen sobrando". Los calvinistas reformados si me permites decirlo así, a manera de ser más claro, han demostrado a lo largo de la historia no CREERLE A DIOS, es precisamente eso lo que es Fe, Dios nos dio la capacidad para escuchar el evangelio, para entenderlo, para tomar una decisión, todo aquel al que Dios envía el evangelio para escucharlo, ha sido llamado, y aquí no es necesario hablar de libre albedrío, con la luz que ha dado Dios a todo ser humano es suficiente, el temor a Dios es lo que se necesita, y el arrepentimiento como bien dices.

Gracias y Dios te Bendiga Eternamente!!!!!!!!!!

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Darel Arte por tu comentario.
Parece ser que cuando las personas son engañadas, salir del engaño es más difícil, pues hay algo en nosotros que abrazó ese engaño en particular y no otro!!! Bueno, lo dejo como una reflexión, hoy nuestro trabajo es ser luz en el mundo, para que todos puedan disfrutar de la libertad de la verdad!!! Y seguir adelante con humildad, para no caer por soberbia. Muchos saludos y que la gracia y paz de nuestro Señor sea contigo.
Rodrigo

jonathan dijo...

AMIGO RODRIGO ,doy gracias por la explicacion en el tema de la fe . de igual manera me queda mas claro y desconocia la traduccion en original de este texto por no haberlo estudiado.
soy evangelista en arica chile. y creo que si la GRACIA esta desde el principio , no se que piensan los demas , es mi opinon al respecto.
veo que en genesis despues de la caida del hombre , Dios los encontro desnudos , creo que lo que hace Dios ( trino) es actuar a misericordia y actua la gracia al VESTIRLOS DE PIELES , tambien hay un acto de sacrificio , y derramamiento de sangre ( por que algun animal tuvo que morir) por DAR UNA NUEVA OPORTUNIDAD AL HOMBRE, y relagar este cubrir ( con vestidos de piel ) osea ni adan ni eba les pidieron nada ni el perdon a Dios , solo se escondieron en la verguenza de su desobediencia , es claro que Dios ( trino) actuo en gracia.

otro tema complicado es el asunto del diezmo.. que apercio con el sumo sacerdote MEQUISEDEC Y melquisedec tipifica a Cristo , y lo muestra en hebreos.
osea el diezmo es DE LA LEY O DE LA GRACIA jjajajaja

muchas bendiciones para todos ...

anonimo dijo...

Doy gracias al padre eterno por llevarme a preguntar,por causa de respuestas a los calvinista acerca de la fe y dicen ellos que la fe es solo para unicamente escogidos por DIOS para salvacion y claro yo no creo eso por tod lo antes ya espuesto en esta pagina,pero; GUAO esto esta peliagudo porque:tenemos 5 o mas sentidos'no los voy nombrar ahi en los mas creo esta el sentido de creer y ahi entra el libre albedrrio como hicieron adan y eva Dios les dijo de este arbol no comereis pues de cierto........y vino la cerpiente anguatia le dijo a eva............ y eva creyo a la cerpiente y comio y adan tambien comio por tanto el creer lo tenemos desde que fuimos creados y nos creo Dios,la FE es creer en lo que no se ve-dile a un nino ahi viene le cucu- el no ha visto nunca al cucu y se aterra porque cree en ti asi que creo que la fe es don de Dios dada a todo ser humano.La fe en Jesus se adquiere por el oir y oir la palabra de DIOS,pero ya traes desde la creacion el sentido de creer.ojala me haya hecho entender.Dios los bendiga y les de entendimiento porque la fe ya nos las dio.MArvis Milian 21 de junio del2016.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Jonathan

Un gusto saludarte; lo que expones no son temas muy cortos como para explicarlos y desarrollarlos acá, pero son muy interesantes!!! Es verdad, Dios cubrió al hombre con pieles, y eso da a entender el primer sacrificio de un inocente, por nosotros!! Nos habla del sacrificio de Cristo desde el comienzo. Todos somos justificados por la fe, y salvos por gracia. La fe, es una capacidad humana de creer algo. Y la gracia es un regalo (don de Dios), que se materializó con Jesús.

Juan 1:17 "... pues la ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad fueron hechas por medio de Jesús el Mesías".

Por el sacrificio de Jesús, obtenemos la gracia de la salvación, un regalo que es obtenido por medio de la fe.

Un abrazo y shalom; muy bonito es Arica.

Rgo

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Marvis Milian

Hola estimado; es verdad que la capacidad de creer está en el hombre natural; y como dices un niño puede creer en un cuco sin haberlo visto nunca, eso es verdad!!!
Lo increíble de pensar, es que sea más difícil de creer la verdad que la mentira, eso si es increíble!!! Pues obviamente, creer la verdad debiera ser más fácil que creer la mentira; a menos que no se quiera creer o la ignorancia el el engaño sea mucho.

Así como el hombre cayó por incredulidad, Dios lo salva por medio de la fe; eso es la justicia de Dios.

Un cariñoso saludo!!! Shalom!!

Rodrigo

Anónimo dijo...

Señor Rodrigo, el hombre natural no busca a Dios. Rom 3:10 Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno;
Rom 3:11 No hay quien entienda.
No hay quien busque a Dios.
Rom 3:12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
Rom 3:13 Sepulcro abierto es su garganta;
Con su lengua engañan.
Veneno de áspides hay debajo de sus labios;
Rom 3:14 Su boca está llena de maldición y de amargura.
Rom 3:15 Sus pies se apresuran para derramar sangre;
Rom 3:16 Quebranto y desventura hay en sus caminos;
Rom 3:17 Y no conocieron camino de paz.
Rom 3:18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.

El pasaje de Efesios 2:8 es suficiente (no es cierto que se necistan muchos pasajes) para señalar que la salvación, la gracia y fe son dones de Dios; esos argumentos gramatical que usted señala son solos artificios inventados para enseñar que la salvación es por gracia y es por el libre albedrío del hombre, algo que no enseña la Biblia.

He aquí otros pasajes que revelan que la fe es de Dios y no del hombre.

Hch 13:48 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

Hch 18:27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;

Flp 1:29 Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,

Heb 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hch 11:18 Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!

2Ti 2:25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,

Tit 1:1 Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad,

Jua 6:29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

Efe 1:19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,

Jua 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

JaimeE PintoG dijo...

Hebreos 11:6
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
en este versículo también aclara que cada uno de nosotros llega a este mundo con fe, o sea, lo da por sentando. Así que si me acerco a Dios,me acerco con mi propia fe(que me la dio Dios(no olvidar que nos creó a imagen y semejanza de él))
Me gusta este foro ya que da más luz a lo que pensaba del versículo principal del tema=Efesios 2:8.
el leer e interpretar bien la escritura, es con el fin de no desvirtuar lo realmente escrito
Bendiciones!!

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Anónimo, muchas gracias por tu comentario, me parece muy interesante; creo que no podré responder todo lo que citas como quisiera (por lo extenso y lo limitado de este medio); pero trataré de abarcar lo mayor posible en mis respuestas:

1) Cuando citas a Romanos 3:10-18: Pablo está citando del AT a los incrédulos; eso lo puedes verificar yendo a cada cita del AT y el contexto en que fue dicho y a quienes se refiere (te sorprenderá), y verás que no es la condición general de todos los hombres, sino sólo de aquellos que no creen. Por favor realiza el ejercicio que te propongo y te sorprenderás.

2) El hombre natural no percibe las cosas del Espíritu de Dios, no es lo mismo a decir, que el hombre natural no busca a Dios; ver 1Cor2:14.

3) Hch 13:48 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.
Tit 1:1 Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad,
De estos pasajes, no podemos concluir que le fe es un don de Dios; sólo la pre-ciencia de Dios.

4) Acá tienes una mejor traducción del versículo: Hch 18:27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos exhortados, escribieron a los discípulos que le recibiesen; y venido él, aprovechó mucho por la gracia a los que habían creído;

5) Flp 1:29 Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,
De la misma manera que el sufrimiento concedido por Cristo tu lo puedes tomar o dejar; la fe es lo mismo.

6) Heb 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
Acá no indica que la fe sea un Don de Dios, se refiere más bien a el ejemplo dado por Jesús quien creó este Camino y lo recorrió hasta el final.

7) Hch 11:18 Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!
2Ti 2:25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,
Dios tiene misericordia de quien quiere; y endurece a quien quiere; eso no indica que la fe sea un don; sólo indica su soberanía; y que él puede influir en el corazón endureciéndolo; pero la fe es una facultad que sigue siendo del hombre.

8) Juan 6:29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.
Por eso el evangelio es una buena noticia, pues todos pueden creer; sólo depende oír y no endurecer el corazón para cada hombre.

9) Efe 1:19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,
Está hablando a creyentes, para que entiendan el tremendo poder que tenemos por delante.

10) Jua 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.
Claro, es así; las palabras de Jesús si la oímos y creemos, eso nos da la fe; el da la palabra, nosotros ponemos el oído y creemos. Y esa palabra es poderosa en nosotros, por medio de la fe.

Estimado, entiendo tu posición; es la que recibí también de las enseñanzas religiosas heredadas; que no son sustentables Biblicamente y distorsionan la verdad del evangelio.

Si la fe fuera un Don de Dios en la forma tradicional enseñada; ¿Como Jesús se enojaría por la incredulidad de sus discípulos? Sería una tontera de Jesús, si así fuera; pues el discípulo le diría.
¡¡¡Para que te enojas conmigo, si esto no depende de mi, sino de Dios, enójate con El que no me ha dado la fe necesaria para creerte!!!

Jesús se enojó muchas veces con la incredulidad del hombre, y esto lo atribuía a la dureza del corazón de ellos.

Saludos y shalom.



Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado Jaime, gracias por tus palabras; efectivamente sería muy poco fácil de explicar que el hombre viene con capacidad de sólo creer mentiras y no la verdad. Pues la fe es eso, creer la verdad. De hecho, podríamos decir, que si estamos bien informados, es más fácil creer la verdad que las mentiras y engaños!!! El problema está, cuando la verdad nos delata y denuncia y no queremos cambiar, es por eso que muchos hombres endurecen el corazón y simplemente se rehúsan a creer; pues la verdad les incomoda!!!
La capacidad de creer está en el hombre desde que tiene conciencia; sólo somos limitados por el conocimiento de la verdad y nuestro corazón!!!

Un saludo y shalom.

Mario Carrasco Perez dijo...

Mario
Yo quiero ahora referirme a Adán, pues no estoy de acuerdo con lo que piensan algunos iluminados al decir que con la caida el hombre ya no puede decidir, pues creo que es importante en el tema de decidir y la elección.
Adán después de pecar aun podía decidir por eso fue apartado y protegido el árbol de la vida.
Génesis 3:22-24
“Luego dijo Jehová Dios: El hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conocedor del bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, tome también del árbol de la vida, coma y viva para siempre. Y lo sacó Jehová del huerto de Edén, para que labrara la tierra de la que fue tomado. Echó, pues, fuera al hombre, y puso querubines al oriente del huerto de Edén, y una espada encendida que se revolvía por todos lados para guardar el camino del árbol de la vida”.
Apocalipsis 22:14
“Bienaventurados los que lavan sus ropas para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas en la ciudad”.
Estos textos nos hablan del árbol de la vida (del que no comieron Adán y Eva ni una sola vez) en el primer y último libro de la biblia, el árbol estaba destinado a la venida de Jesús y creyendo en el tenemos la Vida eterna.
Ellos decidieron (porque así se lo permitió Dios) comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, esa fue su decisión, y Dios dice, "ahora, pues, que no alargue su mano, tome también del árbol de la vida, coma y viva para siempre", alargue la mano, decida comer también de este árbol, podían aun decidir después de haber pecado y los echo del huerto y entonces protegió el árbol para que no alargaran la mano y comieran y vivieran para siempre pues no fueron creados eternos (pero esto es tema para otro momento).
De igual manera que Adán fue tentado-seducido-convencido de comer por medio de la palabra de la serpiente, el hombre es convencido de su condición y necesidad de aceptar lo que Dios le ofrece para ser salvo por gracia por medio de la palabra.

Nosotros descendientes de Adán como tantas veces dice la escritura también podemos decidir alargar la mano y comer del fruto del árbol de la Vida por medio de la fe en Cristo Jesús Señor nuestro y recibir Vida eterna por el don de la Gracia.

Ya David en el salmo 110 como mesiánico ya habla de la voluntariedad de ofrecerse a Dios.
Salmos 110:3
“Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu mando, en la hermosura de la santidad. Desde el seno de la aurora tienes tú el rocío de tu juventud”.
Aquí vemos una perfecta combinación de la gracia de Dios y la respuesta necesaria del hombre.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estamos de acuerdo Mario; gracias por tu comentario; muy atingente.
Sólo En Cristo, podemos llegar al árbol de vida; pues la espada se lo impide a Adán; pues lo mata; pero no puede matar (otra vez) a quien ya está muerto con Cristo juntamente crucificado!!! Y juntamente con El resucitó!!!
Un afectuoso saludo.
Rgo

R Ramirez dijo...

¿Porque cuando pedro Predica a los Judíos menciona arrepentimiento,? pero Pablo a la iglesia no lo he visto usar la palabra arrepentimiento. y en echos menciona el arrepentimiento como un don de Dios Hechos 11:18 Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida.En este versículo, también parece que es algo que Dios concede:
2 Timoteo 2:25-26 Así, humildemente, debe corregir a los adversarios, con la esperanza de que Dios les conceda el arrepentimiento para conocer la verdad, 26 de modo que se despierten y escapen de la trampa en que el diablo los tiene cautivos, sumisos a su voluntad.....

R Ramirez dijo...

¿Porque solo sus ovejas tiene la habilidad y voluntad de oír su voz y atenderla?

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Muchas gracias R Ramirez por tus comentarios y consultas, de verdad son muy atingentes y profundas; y espero en este medio tan limitado, poder dar alguna respuesta útil a ellas, con la gracia de Dios.

- Tanto Pedro como Pablo usan la palabra arrepentimiento, ver ejemplo de Pablo en: Rom 2:4; 2Co 7:8-10; 2Co 12:21; Ti :25 y en Hebreos que mayoritariamente se atribuye a Pablo tenemos 6:1; 6:6 y 12:17.

- Efectivamente el arrepentimiento es más cercano a un don de Dios que la fe; pues es la dureza del corazón la que impide el arrepentimiento; y Dios puede endurecer al que quiere.
Rom 2:5 "Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido,"
Rom 9:18 "De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece."

Dios influye a nivel del corazón del hombre; pero de ahí hacia adelante, veo que es el hombre que puede libremente escoger; o cree para salvación; o sigue en cautividad de muerte.

Pero no es que Dios de la fe; Dios da la Palabra y dispone el corazón del hombre; pero el hombre decide que hace con aquello.

Es un tema muy interesante y no fácil de explicar por este medio; muy buena tu observación.

Un abrazo y que estén muy bien todos.



Rodrigo Cárdenas B. dijo...

A la pregunta que hacéis, la cual la he estado meditando (pues no la había visto esa pregunta de esa forma):

"¿Porque solo sus ovejas tiene la habilidad y voluntad de oír su voz y atenderla?"

Lo que veo que dice Jesús y como lo dice es importante;

Jesús dijo:
"Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen," (Juan 10:14)

Pero Jesús NO dijo:

"Yo soy el buen pastor; y conozco LAS ovejas, y las OVEJAS me conocen,"

¿Que es lo que quiero decir?

No todas las ovejas son SUS OVEJAS; pues sólo las suyas lo reconocen y lo siguen. El esta distinguiendo las ovejas en general, de sus ovejas.

Como sabemos, es la característica natural de un pastor y sus ovejas, el conocimiento mutuo; pues si pones un pastor y ovejas cualquiera; las ovejas lo tendrán por extraño, si no es él a quien conocen y están acostumbradas a seguir; es decir, con quien ellas se relacionan habitualmente.

Ezequiel dice:

Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo vuestro Dios, dice Jehová el Señor. (Eze 34:31)

Por tanto Yo salvaré a mis ovejas, y no serán más una presa, y juzgaré entre oveja y oveja. (Eze 34:22)

Vemos, que todos los hombres son como ovejas, pero no todos su las suyas.

Sólo sus ovejas tienen la habilidad de y voluntad de oír su voz y atenderla; pues lo conocen y saben que con él les irá bien!!!

Saludos y muy buenas tus preguntas estimado.

La paz del Señor para ti.

Rodrigo

Anónimo dijo...

Alguien explica 1 Corintios 12:7-9 ya que según la fe no es don.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado

Gracias por tu comentario, lo que se refiere en 1 Corintios 12:7-9 es a lo carimas del Espíritu Santo; y no los dones de Dios.

Saludos fraternales.

victor bejarano dijo...

señor anonimo con esta si la saco del estadio.... estoy esperando que expliquen
1 Corintios 12:7-9 por q ami el Señor tuvo que regalarme esa fe de lo contrario jamas hubiese sido salvo, sin embargo el hombre natural y caido siempre ha de buscar protagonismo en su salvación aunque vale resaltar que no es suya sino de Dios , no es por obras para que nadie se glorie en el dia del juicio y le robe la gloria al Señor que es enfatico en decir que no comparte su gloria con nadie. sin embargo en el dia del juicio no faltara aquel que necesita un poco de protagonismo en su redención y sienta que merecía ser salvo pues al fin y al cabo el pago un precio por la sangre osea su "fe" que no es nada mas ni menos que un asqueroso e inmundo trapo de inmundicia,
que puedo yo generar sin cristo? acaso Dios permitirá que mi mano asquerosa y cochina llena de maldad se estire y toque su gracia? acaso Dios le dirá a su hijo en el trono que su sacrificio es insuficiente en alcance y que solo es efectiva en parte ya que el hombre debe colocar la cuota de fe en un 0,00000000000000000000000000000000000001 por ciento , ya para despedirme hermanos en cristo les pido encarecidamente que no hablen mas mal de mi señor que sientan un poco de vergüenza y no confundan a los demás que son niños en cristo, por favor hagan un curso de hermenéutica bíblica, apartecen del intelectualismo, y oren antes de exponer estas doxologías confusas, el problema que exponen no es un problema de enfasis si no de contenido los demonios tambien " cree" ojo y tiemblan pero...uds ya saben esa fe de los demonios no salva, esa fe de rodrigo salva? la fe a la que se refiere rodrigo no es la fe salvadora es el creer intelectual que es nato en todo hombre, es la fe del historiador, del antropologo y algunos teologos y la biblia la nombra en muchos pasajes, pero la fe que nos ha dado el Señor como un favor inmerecido por q yo no la pedí, es la fe que salva, me salvo a mi,a anonimo. y a rodrigo que con celo busca al señor, se ve que es un hombre que escudriña las escrituras por eso aprovecho este espacio para recomendarles un libro que se llama los atributos de Dios de artur w pink, ese libro trasformo mi manera de acercarme a las escrituras. Dios los bendiga

victor bejarano dijo...


http://www.elcaminoangosto.com/uploads/2/7/5/5/2755694/la_fe_salvadora.pdf

victor bejarano dijo...

La Fe Salvadora



Por Arthur W. Pink








Índice



Introducción 2
Sus Falsificaciones 2
Su Naturaleza 6
Sus Dificultades 10
Su Comunicación 14
Sus Evidencias 18

Introducción

"El que crea y sea bautizado será salvo; pero, el que no crea será condenado" (Marcos 16:16).

Estas palabras de Cristo, del Cristo resucitado, fueron las últimas palabras que él habló antes de dejar esta tierra. No hay ninguna otra más importante de las dichas a los hijos de los hombres. Ellas demandan nuestra más diligente atención. Ellas entrañan las mayores consecuencias posibles, pues en ellas se establecen los términos de la felicidad eterna o la miseria eterna: la vida y la muerte, y las condiciones para ambas. La fe es la principal gracia salvadora y la incredulidad el principal pecado de condenación. La ley que amenaza con la muerte por cada pecado ya ha pasado su sentencia de condenación sobre todos, por cuanto todos pecaron.

Esta sentencia es tan perentoria que tan sólo admite una sola excepción – todos serán ejecutados si no creyeren. La condición para la vida, dada a conocer por Cristo en Marcos 16:16 es doble: la condición principal es la fe; la secundaria o accesoria es el bautismo; la denominamos accesoria o secundaria por cuanto no es absolutamente necesaria para la vida como es la fe. Prueba de esto lo encontramos en la omisión de la segunda mitad del versículo: no es que "el que no sea bautizado será condenado", sino "el que no crea". La fe es tan indispensable que, aunque uno esté bautizado, más no crea, será condenado. Como hemos dicho anteriormente, el pecador ya está condenado; la espada de la justicia divina ya ha sido levantada y sólo espera la llamada final. Nada puede desviarla sino la fe salvadora en Cristo.

Querido lector, el continuar en incredulidad hace el infierno tan seguro como si ya estuviera usted allí. Mientras permanezca en incredulidad no tiene esperanza alguna y se encuentra "sin Dios en el mundo" (Efesios 2:12). Ahora bien, si creer es algo tan necesario y la incredulidad algo tan peligrosa y fatal, nos debe concernir, profundamente, conocer qué es creer. Compete a cada uno de nosotros hacer el más diligente y completo cuestionamiento en torno a la naturaleza de la fe salvadora, más aún, porque no toda la fe en Cristo salva. Sí, no toda la fe en Cristo salva.
Multitudes han sido engañadas en este punto tan vital. Miles de los que sinceramente creen que han recibido a Cristo como su salvador personal, y reposan en su obra concluida, están edificando sobre un fundamento de arena. Un vasto número de personas que no tienen duda alguna de que Dios los ha aceptado en el amado y que están eternamente seguros en Cristo serán sólo despertados de sus dulces y placenteros sueños cuando la fría mano de la muerte los agarre; y, entonces, será demasiado tarde. Lector, ¿será ésta su suerte? Otros tan seguros como usted de que eran salvos están ahora en el infierno.



Mario Jijon dijo...

Rodrigo muy buenos días. Su exposición es muy buena y la respaldo, yo la he expuesto mucho mas sencilla al cambiar el orden de las palabras sin alterar su mensaje, es decir, por gracia sois salvos, por medio de la fe y esto no de vosotros pues es don de Dios, a por medio de la fe sois salvos por gracia y no por nuestros méritos pues es don de Dios, evidentemente la gracia es en este contexto el don de Dios. Bien dice que la fe es la respuesta innata del hombre a creer por la predicación pero es mucho más rico el análisis si considera los diferentes significados de la palabra fe tanto en el griego como en el hebreo pues los protagonistas de las escrituras son hebreos. Fe implica tambien obediencia, confianza, fidelidad y puede aplicarse segun el contexto. En cuanto a obras de la ley, esa es una expresión que se entiende a partir de los manuscritos de Qumran que describen a estas "obras de la ley" como las añadiduras a la ley de Moisés, mas apropiado llamar Torah o instrucción de Dios dada a Moisés para su pueblo, estas añadiduras hechas por la tradición farisea rabínica que interpretaban y añadian a la ley para obedecer mejor el mandamiento pero tergiversaron su propósito y desviaron la sana doctrina.
Saludos.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias a todos por sus comentarios; estoy muy de acuerdo contigo Mario en lo que expones; la fe no es lo que tradicionalmente se enseña, ella lleva en sí misma la obediencia , como lo enseña Santiago (Jacob), de otra manera está muerta.
Hoy día estamos muy influidos con varias doctrinas calvinistas, que no están del todo correctas, y que confunden muchos términos, y se termina en una enseñanza muchas veces alejada de la verdad de la Biblia (no todo). No es mi intención el polemizar el tema, sino el exponer en forma sencilla y clara, el cómo volver a esa verdad por nuestro bien y el de muchos hermanos en el Señor; y para eso debemos hacernos ignorantes, para que lleguemos a ser sabios (como nos sugiere Pablo).
A partir de esa ignorancia voluntaria, es decir, poner a prueba lo que creemos que sabemos, y estar abiertos a reconocer nuestros errores doctrinales; con la guía de su Santo Espíritu y las Sagradas Escrituras, vamos avanzando y compartiendo en la verdad, no olvidando algo muy importante, sin lo cual no podremos seguir la verdad, que es la cruz; es decir, estar dispuestos a desechar lo nuestro en post del Señor!!! Sin cruz IMPOSIBLE!!!
Shalom a todos.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Victor por tus palabras, por darte el tiempo de compartirnos tu opinión; sinceramente son mis palabras.

Mira, la explicación de 1 Corintios 12:7-9 está en el mensaje que leíste, si a lo mejor no te queda claro, en resumidas cuentas la diferencia está, en distinguir lo que es un DON DE DIOS vs MANIFESTACIÓN (CARISMA) DEL ESPÍRITU. De la diferenciación de ambas cosas, se establece que la fe no es un DON de DIOS, sino que el DON DE DIOS ES LA GRACIA; y esta viene por medio de la FE. Ciertamente, también la fe de el hombre nuevo crece, por medio del Espirtu Santo; como una manifestación (carisma) del Espíritu Santo; no hay contradicción en ello.

Ahora, lo que muchas veces confunde, es lo que dijo Jesús, que se toma en forma muy ligera, y se da a entender mal el concepto:

Juan 6:44 "Nadie puede venir a mí si el Padre que me envió no lo atrae, y Yo lo resucitaré en el día postrero".

Hay una atracción que nos hace el Padre a su Hijo; los que han sido predestinados a ello; pero no dice; que esta atracción nos haga creer; sino que al acercarnos y oírlo; le creemos; esa es la FE; creerle a la Palabra de Dios, es decir, a Jesucristo mismo; una vez que llegamos ante El, por la atracción que nos ejerció el Padre. Pero sin oír, no hay fe; si sólo fuera atracción y luego no hay Palabra, no habría fe.

La salvación, es un regalo que recibimos por medio de la fe; y la fe viene por el oír la predicación del evangelio; y el creer está en el dominio del hombre natural; de esa fe, Dios hace el milagro de nacer de nuevo.

Victor, lo que expones es una enseñanza que también me la dieron erradamente, pero con la luz del Señor en su Palabra; he podido ver que no es así; la fe verdadera es la fe que obedece; no la de los demonios que sólo saben que Dios existe, pero NO OBEDECEN.

La doctrina calvinista (de la cual escapé), está muy influenciada por el enemigo del Señor, que deja al hombre en una posición completamente inerte y desprovista de toda participación; es la posición que nos quiere satanás, para que los cristianos no interfieran con sus negocios!!! Además, deja (el calvinismo) toda la responsabilidad en el Señor y al no entender la cruz, seguimos obrando en Adam; es decir, el hombre natural. Una posición muy cómoda para la carne; y sin poder de Dios.

Bueno hermanos, este tema es para largo y muy interesante; reflexionenlo con paciencia en el Señor; y que su Santo Espíritu los guíe a toda verdad. Shalom a todos sus hijos.

Dra.Maria del Carmen Casar Solares dijo...

Buscando respuestas a mi falta de fe me encontré con estos galimatías propios para teólogos . Así que me quedé peor que antes.
Carlos Fierro

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado Carlos, este mensaje no es para personas que no creen; es para instrucción de creyentes.

Lo que en resumen se explica, es que la fe proviene de oír al Señor; y cualquiera que lo oiga, tiene la posibilidad de creerle o no hacerlo; eso es algo que está en nuestra voluntad.

Un afectuoso saludo, y espero puedas oír su mensaje con el cual te busca; para que participes de sus bendiciones eternas. Afectuosamente Rodrigo