sábado, 17 de julio de 2021

Jesús de Nazaret prepara lugar para nosotros ¿Pasado o futuro?

 


Nuevamente quería aclarar una duda con ustedes, con el siguiente texto de la Biblia, aclararemos si esto ya ocurrió (pasado) u ocurrirá (futuro). El texto en cuestión es del apóstol Juan, y está mal usado por ciertos maestros equivocados, y es un texto muy importante para nuestra fe… veámoslo…

Juan 14:1-4    No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.  (2)  En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.  (3)  Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.  (4)  Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Hoy se predica mucho que Jesús nos está preparando lugar en la casa de su Padre en el cielo, para cuando vayamos allá… pero yo veo que están errados, porque este en un evento que ya realizó Jesucristo, ya nos preparó lugar y estamos junto con él, pues ya tenemos (como dice la Escritura) vida eterna. Aleluya por eso, ya estamos con él, y no será un evento futuro para sus hijos, sino un pasado glorioso que ya ocurrió, con el derrame de su Espíritu.

Voy a exponer dos formas de justificarlo, pero claramente hay muchísimas más (aunque la mayoría la desconozco aún, jejeje … tú debes saber otras…).

  •          La primera forma, es una pregunta: ¿Estamos los cristianos huérfanos? Yo diría que la gran mayoría diría que no, el Señor no nos ha dejado solos, él está con nosotros. Como dice la Biblia: Mateo 28:20: y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Entendemos entonces que no estamos solos, ósea ahora podemos responder ciertamente lo que Jesús nos afirma en el mismo capitulo en Juan 14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Es decir, si el texto anterior no se habría cumplido aún, el Señor está en la casa del Padre preparando lugar para nosotros, y por mientras estaríamos huérfanos (terrible), en una visión futurista del texto anterior; lo cual es falso; pues implicaría que por mientras estamos huérfanos o solos que es lo mismo. La verdadera interpretación es lógicamente la contraria, que Jesús ya nos preparó lugar en la casa del Padre, y nos tomó a sí mismo y ahora estamos donde él esta (en lugares celestiales); pues no somos huérfanos. Hay muchos que interpretan el texto anterior futuramente, para explicar un rapto futuro y escondido de Jesús, pero si lo entendemos como realmente es, esta enseñanza se empieza a caer.

 

  •          La segunda forma explicarlo, es un texto del apóstol Pablo, veámoslo: Efesios 2:6y juntamente con él [Jesucristo] nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Ósea, el apóstol Pablo nos enseña que ya estamos sentados en lugares celestiales con Cristo, no será un evento futuro, sino un evento que ya ocurrió, con Jesucristo estamos sentados en lugares celestiales los cristianos. Lo que deja el apóstol para el futuro, es la explicación del hecho, es decir, para mostrar las abundantes riquezas de su gracia… etc. Con el derramamiento del Espíritu Santo, estamos junto a él por siempre; bendito sea nuestro Señor. 

 

Podemos concluir que Juan 14:1-4, es un evento que ya nos ocurrió a los cristianos, y ponerlo en el futuro es un error; pues nos adoctrinan algunos maestros que enseñan el error, es decir, falsos maestros que no son llamados por Jesucristo a enseñar; pues enseñan cosas erradas; pueden ser hermanos, pero son falsos maestros, pues falsamente Jesús los ha llamado a enseñar, o si los llamó, primero deben aprender bien antes, para luego enseñar, si el Señor les manda. Es bueno recordar lo que dice Santiago (Jacob) de esto Stgo 3:1-2    Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.  

Yo personalmente fui enseñado en este error, de que este evento era un evento futuro, y así lo creí; pero gracias a Dios predominó la verdad de su evangelio; de que este evento bendito ya fue en nosotros los que creemos, en el derramamiento de su Espíritu.

El texto anterior también se usa, para apoyar una falsa doctrina del rapto secreto de Jesús, poniendo ese evento que ya ocurrió, en el futuro.

 

Saludos a todos, gracia y paz (Shalom) a su Iglesia.

¿Es lo mismo la venida de nuestro Señor Jesucristo con el día del Señor?

 


Hola a todos mis lectores y amigos, es un gusto saludarlos a todos, sinceramente. Hoy contestaremos la pregunta ¿Es lo mismo la venida de nuestro Señor Jesucristo con el día del Señor? 

Es una pregunta muy importante, que yo mismo me formulé por un tiempo, y la verdad que no es de triviales consecuencias, pues si la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, es lo mismo que el día del Señor, tiene consecuencias escatológicas, es decir, consecuencias en nuestra forma de mirar y entender los últimos tiempos de nuestra era.

Viendo en diferentes partes de la Biblia lo que al respecto ´podían decir, me encontré con este texto esclarecedor de la segunda carta del apóstol Pablo a los Tesalonicenses, que me iluminó muy concretamente mi duda y pregunta, veámoslo:

2Ts 2:1-2 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, (2) que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

En el texto anterior podemos ver muy claramente que la venida de nuestro Señor Jesucristo es el mismo evento del día del Señor, así se refiere el apóstol Pablo (así lo creía, entendía y enseñaba); pues para el son sinónimos ambos términos, y así lo predicaba. Ahora podemos ver en un solo texto, que ambos términos son lo mismo, es decir, la segunda venida de Cristo será en un día del Señor; pues el apóstol Pablo así lo enseña.

Seguiremos analizando el término del siglo más adelante y contestaremos la pregunta ¿Será el arrebato de Jesucristo a sus santos, antes, en medio o después de la gran tribulación?

Saludos a todos, gracia y paz a su Iglesia.