jueves, 23 de diciembre de 2021

¿Dar o pagar a Cesar y/o a Dios?

Casi todos conocemos este texto, que lo hemos escuchado o leido más de una vez; muchas veces con un sentido tergiversado, como veo que está un poco su traducción.

Leámoslo en el evangelio de Mateo (también está en Marcos 12:13-17 y Lucas 20:20-26):

Entonces se fueron los fariseos y consultaron cómo sorprenderle en alguna palabra. Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres. Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar (dídomi) tributo a César, o no? Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad (apodídomi), pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Oyendo esto, se maravillaron, y dejándole, se fueron.  (Mateo 22:15-22)

Yendo derecho al grano, el primer dar de los fariseos y herodianos, no es la misma palabra que usó Jesús que se traduce como Dad.

La primera es δίδωμι (dídomi), que está bien traducido como dar. En cambio, la palabra que que usó Jesús y que mal se traduce como dar, es otra palabra, es ἀποδίδωμι (apodídomi), que se puede traducir como devolver, pagar una deuda, cumplir, etc. Lo que se ve, es que son palabras diferentes, y por lo tanto, no se pueden traducir en forma igual, pues eso es un error.

Una mejor traducción (tentativa) del texto en cuestión, podría ser la siguiente:

Pagad (devolver, cumplir, etc), pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

Ahora vemos que no es un favor que estamos haciendo a Cesar (presidente, rey, etc) al pagarle los impuestos, sino un mandato de Jesús; como tampoco es un favor a Dios con entregarle ciertas cosas que demanda, sino es una obligación cristiana. Porque la palabra de dar, se transformó en pagar o devolver, que es una mejor traducción y nos enseña realmente lo que Jesús quiso decir.

A las personas que fueron a preguntarle (más bien a tentarle), unas eran personas muy religiosas (fariseos), y no les dijo que ellos estaban desligados de las cosas que debían hacer en este mundo; como queriendo separarlos de sus obligaciones terrenales por ser tan espirituales; más bien, lo que quiso decir es que las personas que se creen tan religiosas (o lo son) y ligadas a Dios, deben pagar o cumplir todas sus obligaciones ante el gobierno como también ante Dios. No les quiso decir, que los cristianos deben ser separados del mundo real, de la política y de sus obligaciones. Hay una doctrina que enseña erróneamente que los cristianos no se meten en cosas mundanas, pues deben estar aparte, como enseñó Jesús. Eso es un error, primero no lo enseñó (por lo menos aquí); segundo, pues si no lo hacemos acá ¿Cómo alumbraremos al mundo?, ¿Cómo salaremos a nuestra sociedad? Si bien los cristianos no son del mundo, pero están en el mundo. Y debemos actuar siempre guiados por el Espíritu Santo, pero en el mundo; sin evadirlo; sino alumbrando y salando esta generación.

Los otros que fueron con los fariseos, eran los herodianos (eran personas muy ligadas al rey de su época), ¿y que ven ellos? Que el cristiano debe cumplir sus obligaciones ante el gobierno, como las cumple ante Dios; no son personas que se revelan ante el gobierno, sino buenos ciudadanos, pero nunca está el gobierno por sobre los mandatos de Dios. Si el gobierno los obliga a transgredir sus valores y principios cristianos, ellos resistirán hasta la muerte, pues no se debe obedecer al hombre antes que a Dios.

Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído(Hechos 4:19-20)

Saludos a todos, gracias y Shalom (paz).

No hay comentarios: