jueves, 12 de mayo de 2022

Vinos y odres, nuevos y viejos en la Biblia. ¿Cuál es mejor?

 


Hola a todos mis queridos amigos y lectores; generalmente no hago un prólogo de un mensaje, pero esta vez, me veo convencido y obligado a hacerlo, para aclarar algunos términos de este análisis porque lo veo importante, y pueden quedar mal entendidos; por eso lo explico brevemente a continuación.

Este análisis del mensaje de los vinos y odres nuevos y viejos, puede en su gran mayoría contradecir la interpretación generalizada que se tiene del texto, eso puede causar un gran impacto en el lector, pero quiero decir que he usado tres términos que los uso regularmente en la interpretación:

  1. .               El Espíritu Santo, es la guía que busco y utilizo por excelencia; la Biblia fue inspirada por El, y claramente su interpretación en dada por El.
  2.          La Biblia no puede ser contradictoria en todos sus textos, es por eso que debe armonizar como un todo.
  3.             La lógica nunca debe estar o dejarse de lado, aunque a veces la no comprensión momentánea de un texto, indica la grandeza de nuestro Dios; pues si algo es de difícil comprensión, muestra nuestra ignorancia y debilidad en el tema, que Dios debe subsanar por su gracia, si es el tiempo.

 

Cumplido lo anterior, ahora pasado a materia, antes un saludo a todos; hoy quería analizar un tema que yo sé que muchos hemos escuchado esta frase, que la copio de lo escrito por el Evangelio de Mateo:

Mat 9:17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otros se conservan juntamente.

Y la pregunta es ¿Qué es el vino nuevo y viejo mencionado por Jesús, cual es mejor?

Hemos escuchado de varias interpretaciones el significado del vino nuevo y viejo, generalmente se pone el vino nuevo, mejor que el vino viejo, eso es lo usual; no he querido referirme a las variadas interpretaciones; pero en algo estoy seguro, de que cuando el Señor lo dijo, tenía algo en su mente, la cual es sólo una la alternativa que debemos descubrir; veámoslo y vamos adelante:

Este versículo está en el contexto de que los discípulos de Juan el Bautista le preguntan a Jesús sobre el ayuno, interesante se ve el tema, ósea este versículo está relacionado con el ayuno y su entendimiento, es decir, ellos que debían ver, no vieron al Mesías, si bien es cierto, que no hay críticas para ellos, se ve al ser discípulos de Juan el Bautista (ver en Mateo 9:14-17).

El mismo pasaje está en el pasaje paralelo de Marcos, veámoslo:

Mar 2:22 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar.

Bueno no veo más en el evangelio de Mateo, que lo que dice Marcos, veamos lo que dice el evangelio de  Lucas del asunto:

Luc 5:37-39  Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán.  (38)  Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otros se conservan.  (39)  Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.

¡Guauuu! dice que el vino viejo es mejor… (eso hecha por tierra, muchas interpretaciones que no se ajustan a este texto de la Biblia, y como Jesús enseñó en Juan 10:35 "la escritura no puede ser quebrantada"). Ahora toda interpretación correcta de este pasaje, como de toda la Biblia, no debe tener contradicciones; es por eso, que este texto me llama mucho la atención, y lo debemos tener en cuenta para su correcta interpretación “El añejo es mejor”. Dice ciertamente que el vino viejo o añejo es mejor que el nuevo; eso contradice la mayoría de las interpretaciones del texto, donde muchos pueden decir, por ejemplo, que Jesús es el vino nuevo; ¿pero habrá algo mejor que Jesús?, claro que no, entonces al decir que el vino viejo es mejor, sería una interpretación incorrecta creyendo que el vino nuevo es Jesús ¿se entiende? El texto dice que el vino añejo o viejo es mejor que el vino nuevo, de manera que Jesús no puede ser el vino nuevo, pues habría algo mejor; de hecho, el mismo maestro lo dice “el añejo es mejor”. Otros interpretan que el vino viejo es el pacto viejo y en nuevo es el nuevo pacto, ósea que Jesús contradeciría esta afirmación al decir, que el viejo pacto es mejor ¿no verdad? O calza tampoco. Vemos entonces, que no está hablando de pactos, pues si así fuera, el viejo sería mejor, y esto también contradice la Biblia; pues claramente dice que el nuevo pacto es mejor.

Ahora debemos ver que ambos vinos son buenos (no como lo dicen algunas interpretaciones), tanto el nuevo como el viejo, son buenos; todos sabemos ello; y debemos saber también que el vino guardado unos años es mejor que el vino joven. Ósea sabemos al día de hoy, que un vino viejo es mejor que un vino joven (lo puedo decir por experiencia). Aquí no hay una contraposición del bien y el mal, representando el vino nuevo y el viejo; sino se dice claramente que el vino viejo es mejor que el nuevo, y que ambos deben ir en sus respectivos odres.

Sigamos adelante, como sabemos que ambos vinos son buenos (nuevo y viejo), pero también sabemos que el vino viejo el mejor, según indica el Maestro; ahora nos queda entender que significan los vinos y odres.

Muchas veces se asocia lo nuevo con el nuevo pacto (de la gracia); y lo viejo, (con el antiguo pacto de la ley); pero esto no explicaría las palabras de Jesús, que el vino viejo, o el antiguo pacto sería mejor que el nuevo pacto, como lo vimos, sabemos que eso no es correcto, por lo tanto, esta interpretación es errada, lo nuevo no es el nuevo pacto, como no es al antiguo pacto lo viejo; en esta correcta interpretación.

Teniendo todo esto en mente, aproximémonos a una correcta interpretación del texto. Pero antes, debemos entender que el vino nuevo será viejo, sólo alcanzando la madurez necesaria, esa es la diferencia de ambos vinos, la madurez que necesita tiempo. Ósea vemos que ambos vinos son buenos, pero la diferencia de ambos es el tiempo, el que tiene más tiempo, es mejor; eso dice la Biblia dando a entender que el nuevo también es bueno.

Leyendo y releyendo este pasaje en los tres evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas); he visto que Jesús está hablando del ayuno; no dice que los discípulos de Juan o de los Fariseos sean malos, sino que ellos no comprenden muchas cosas, les falta tiempo (madurez) para comprender, en este caso el verdadero significado del ayuno. Los compara con el vino nuevo, ósea no dice que no son vino, pero es un vino de inferior calidad que el viejo, y que su comprensión de la realidad los hace seguir algunos ritos sin comprender el verdadero significado de ellos. En cambio, los que ya han alcanzado madurez, dice que son mejores, pues entienden la realidad y actúan conforme a ella y no son guiados por ritos. Por eso, cuando se quiere tomar una parte de la doctrina sin entenderla y se les quiere aplicar a personas que han alcanzado madurez, eso no funciona (paralelo con romper). El vino nuevo en odres nuevos y el viejo, en odres viejos. Hoy es lo mismo, muchos cristianos hacen cosas que no las entienden, pero eso no habla de incredulidad, sino de falta de entendimiento; sí ese vino madura, entenderán todas las cosas y será mejor.

En cambio, el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. (1 Corintios 2:15)

 Generalmente se interpreta erradamente estos pasajes, pues es tiempo de ver su verdadera interpretación, la cual no contradice nada en la Santa Biblia. ¡EL VINO VIEJO, ES MEJOR!

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios: