lunes, 10 de diciembre de 2007

Dos mensajes similares, pero diferentes...



Saludos cordiales; esperando que tengan una buena semana, les quería compartir dos versículos de Proverbios, que me llamaron mucho la atención.

Si los leen con cuidado y los meditan; verán que son muy similares pero el mensaje guardado en cada uno de ellos es distinto.

Se los comparto porque a mi me hicieron meditar...; primero pensé que eran sinónimos, y era un problema de traducción; pero después he visto algunas diferencias, que se las quiero compartir...

Espero los lean y los mastiquen un poco ...

Recuerden que en las Escrituras no hay errores, y todo lo escrito tiene un propósito ...



1º (Pro 16:2) "Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus".

2º (Pro 21:2) "Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones". (RV60)



Bueno, les comparto lo que veo en estos versículos similares, con un mensaje parecido, pero es para hombres que puedan oír en 2 diferentes estados, por llamarlo de alguna manera...

Primero notemos las diferencias, como pueden ver hay tres diferencias, que anoto a continuación:

Primera diferencia: Todos los caminos vs todo camino; el primer versículo es plural (muchos caminos), el segundo singular (un camino).
Segunda diferencia: limpios vs recto.
Tercera diferencia: espíritus vs corazones.

Teniendo en mente estas tres diferencias, se ve lo siguiente:

El primer versículo, es para el hombre que no ha nacido de nuevo; es para el hombre que no se ha convertido ni ha revivido en su espíritu. Por eso habla de muchos caminos, este hombre piensa que hay muchos caminos, y que muchos pueden ser limpios (en su propia opinión, no la opinión de Dios), él puede creer que el camino que él ha optado es limpio; pero la verdad es que Dios pesa los espíritus... ¿Que significa eso? Si él hombre no ha nacido de lo alto, su espíritu está muerto, no tiene peso; y los únicos espíritus que se podrían pesar serían espíritus inmundos, los cuales no son limpios obviamente. Este es un mensaje de advertencia al hombre natural, para que no sea sabio en su propia opinión y tenga en cuenta a Dios que pesa los espíritus. Por eso este primer versículo habla de muchos caminos, ya que en el mundo al parecer hay muchos caminos, pero nosotros conocemos que sólo hay un camino de vida.

El segundo mensaje es para el hombre que ha nacido de nuevo, ha revivido en el espíritu, es decir, ha sido salvo. Por eso el mensaje es diferente (aunque es importante notar que le advierte el mismo mensaje que al primer hombre).
Antes que nada, este segundo versículo, le habla de un sólo camino, ya que él creyente sabe que hay sólo un Camino al Padre, y este Camino es Jesucristo. Esto nos muestra que este segundo hombre ya sabe que sólo hay un sólo Camino, un camino de vida. El primer hombre no sabe que hay un sólo camino, el piensa que muchas son las opciones y muchas pueden ser limpias (en su propia opinión, no en la palabra de Dios). Este segundo hombre, como sabe que debe andar en este nuevo Camino; está en otro nivel, estado o etapa, por llamarlo de alguna manera. Recordemos que el primer hombre estaba muerto para Dios, porque al no tener vivo su espíritu está muerto para Dios, es decir, está condenado por sus pecados. Este segundo hombre ya ha sido salvado por la fe, ha recibido el Espíritu Santo por gracia, que ha hecho revivir su espíritu; por la fe en Jesús. Por eso este versículo no habla del espíritu sino del corazón del hombre, es decir, el proceso posterior a la salvación, la salvación del alma.

Ahora, las dos diferencias restantes nos hablan de limpieza vs rectitud y de espíritus vs corazones.

Hay que notar, que los espíritus o son limpios o son impuros, no hay otra alternativa, sólo hay dos condiciones posibles para los espíritus, o limpios o impuros. Nosotros al revivir en el espíritu, nuestro espíritu es limpio, es decir, puro. El Espíritu Santo, que es de Dios, obviamente es Santo.

Los hombres tenemos una dimensión espiritual y material; los ángeles y demonios, sólo tienen una dimensión espiritual. Nosotros los que tenemos vida eterna, tenemos vivo el espíritu, ¡estamos vivos!, este espíritu es santo, puro y sin mancha; por eso tiene comunión intima con el Espíritu Santo, es decir, nuestro espíritu no peca y está unido al Espíritu Santo. NO hay espíritus en procesos intermedios, sólo espíritus limpios y sólo espíritus impuros. Los que han nacido de Dios, tiene vivo su espíritu y su espíritu está en comunicación con Dios. Los que no han dado el paso, están muertos en sus espíritus de hombre y pueden estar habitados por cualquier espíritu inmundo. Cuando un hombre se convierte y su casa es habitada, por el Espíritu Santo, este Espíritu hecha todos los espíritus impuros (ya que Dios no cohabita con los demonios); estos ya no pueden habitar en el creyente; sólo pueden influenciar su alma, su mente y corazón al mal camino, pero no pueden poseer al creyente nacido de Dios.

Ahora, si este segundo hombre ya es salvo;
¿Por que debe caminar un Camino?,
¿Por que Dios, no se lo lleva de inmediato?

Muchos cristianos hoy en día no saben ni entienden esto, ya que nunca se los han contado ni explicado, nunca se lo han predicado. Y cómo ellos no lo saben, creen que ese camino que caminan una vez convertidos siempre es bueno, es recto, pero Dios no opina lo mismo. Dios pesa los corazones; ahora lo importante es que cuando Dios nos pesa el corazón, es no ser hallado falto. Si nos pesa el espíritu estamos bien, pero ¿Qué pasa con el corazón?

También algunos, después de ser salvos, caminan un camino de obras para no perder la salvación y no irse al infierno, este camino tampoco es el correcto (aunque las obras sean muy buenas).

¿Por que ambos caminos, por llamarlos de una manera, no son correctos? Me refiero al primer camino que todo está bien y el segundo un camino de religión u obras.
¿Por qué no están bien?

¡Porque debemos andar por el Camino nuevo y vivo que es Jesucristo mismo!

En este camino se conjugan la libertad y el amor; tenemos plena libertad para hacer lo que queremos en El, y su amor nos cautiva día a día. Este es un camino de deleite y frutos; de obras de justicia verdaderas y no aparentes. Este es un camino de riqueza incontable, un camino de herencia perdurable, es un camino de perfección y conocimiento, es un camino que sobrepasa todas nuestras expectativas día a día. Es un camino que nunca nos deja de sorprender, es un camino que se corre en la fe y la esperanza.


Entonces. ¿Que viene hacia adelante? Hacia adelante viene un nuevo Camino vivo que es Cristo mismo, y cuando andamos en este Camino; lo que se produce es la salvación del alma; es una nueva etapa la salvación del alma; ya no es la salvación, pues ya somos salvos: Ahora estamos en la salvación del alma. Por eso el segundo versículo habla del corazón, esto está relacionado con el alma del hombre y no con su espíritu. Por eso habla de rectitud, esto habla del alma restaurada de un hombre, ya que ya vivimos por el espíritu.

Hermanos, hoy estamos en esta segunda etapa, en el único Camino que es Cristo mismo; pero hay una advertencia para nosotros; nos dice que si juzgamos por nosotros mismo siempre veremos recto nuestro camino, dicho en otras palabras, pensaremos que siempre estamos en este Camino, y no es verdad. Ya que él si está siempre en nosotros, pero nosotros somos llamados a permanecer en El, es decir, permanecer en la fe.

Y esta advertencia es para los que estamos en proceso de santificación por medio de la Fe. Hoy al igual que ayer, cuando no entendíamos que nuestros caminos no eran limpios hasta que la luz de Dios nos alumbró; hoy esa misma luz debe alumbrarnos ya que Dios pesa los corazones, y esperemos que ninguno sea hallado falto de peso. Por eso esa luz debe alumbrarnos día a día este maravilloso Camino que es Jesucristo; y aprendamos a correr juntos por El.

Dos mensajes importantes:

1º Conozcamos de que se trata esta nueva etapa de salvación del alma, es muy importante que lo entendamos, para que avancemos adelante… Es una tremenda oportunidad la que se nos abre por delante; y como fue en la salvación debemos avanzar hacia adelante y correr... (PERO NO LO PODREMOS VER SI NO SOMOS SENSIBILIZADOS EN NUESTROS CORAZONES, POR MEDIO DEL ESPÍRITU SANTO NUEVAMENTE...)

2º No seamos nosotros los que nos juzguemos a nosotros mismos, sino esperemos que el Señor nos alumbre y veremos; y que El nos guíe los pasos…


Un abraso a todos, y que nuestro Dios y Salvador; alumbre los ojos de nuestro entendimiento.

Que la gracia de Dios Padre y su Hijo sea con todos ustedes.

Rodrigo
PD. Recuerda:

"Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones".

1 comentario:

fanny isaac dijo...

HOLA le agradezko mucho por tomarse la atribucion y el tiempo de compartir este mensaje muy importante alos demas, DIOS lo recompensara por eso , le deseo lo mejor de DIOS para su vida ... DIOS LE BENDIGA MAS !....