viernes, 8 de febrero de 2008

Considerad e imitad...



Acordaos de vuestros guías que os hablaron la palabra de Dios, y considerando el resultado de su conducta, imitad su fe. (Heb 13:7)

Esta palabra tan cortita, pero con tanta sabiduría, nos enseña por lo menos dos cosas muy importantes:

Antes debemos acordarnos de los que nos guían o han guiado en este camino de la fe, y nos han hablado la palabra de Dios. Ojo que está hablando de hermanos verdaderos y no impostores....

Aquí debemos recordar y reflexionar en dos aspectos:

1º Hay que considerar el resultado de su conducta. ¿Por que lo dice? Porque las conductas que tenemos, producen un resultado...Recuerden que si actuamos conforme a la Verdad, nuestro resultado será para bien; si erramos será negativo. Por eso dice que consideremos el resultado de la conducta de los que nos guían; para que veamos que cosas nos aportan para que aprendamos de lo positivo y negativos que veamos. Ojo, que no por que nos guíen o nos hayan guiado, los hermanos están exentos de cometer errores en su conducta; y estos errores se verán muy claros en los resultados... Por eso es importante considerar el resultado final de las conducta que hemos observado. No para juzgar a los hermanos, sino para aprender y orar por los hermanos...

2º Imitad su fe; claramente hay que imitar la fe; (claramente queda establecido que habla de hermanos verdaderos, ya que si fueran falsos su fe no existiría). Aquí es sencillo, imitad su fe...eso debemos hacer...

Es bueno reflexionar sobre esto; que nos ayudará a todos a ir viendo las cosas mucho más claras, e ir conociendo la verdad que nos lleva a plena libertad...

Un abrazo a todos...


--
Rodrigo

No hay comentarios: