martes, 10 de noviembre de 2009

¿Y cual es el verdadero templo de Dios?


Esta es una pregunta que seguramente muchos cristianos y no cristianos se hacen hoy; ¿Cual es el verdadero templo de Dios?

Si echamos una mirada rápida alrededor del planeta, veremos que hay miles y miles de templos y cada uno con sus tradiciones, los cuales son miles de templos construidos por los hombres, y en todos ellos se afirma que es el lugar de habitación de Dios. Es extraño como Dios pudiese habitar en tan disímil y controversial situación, donde lo común en todos ellos son las diferencias y contradicciones.

A la verdad, veo que cualquier persona sincera se preguntará. ¿Cual es el verdadero templo de Dios?, ¿habitará Dios en alguno de ellos, en todos o ninguno?; ¿Siendo Dios uno solo, porque todos estos templos y religiones son tan disímiles?, ¿Y cual es el verdadero templo de Dios?

Hoy en el mundo cristiano hay mucha confusión al respecto, muchos aún no alcanzan a ver el verdadero significado del templo, y son confundidos por falsas enseñanzas respecto al verdadero templo de Dios.

En primer lugar me gustaría destacar lo que la Biblia dice al respecto, creo que es fundamental considerar la opinión de Dios al respecto; ya que es El quien tiene la última palabra; de cual es el lugar de su habitación y donde ha escogido habitar.

Aunque el Dios altísimo no vive en templos hechos por la mano de los hombres. Como dijo el profeta: 'El cielo es mi trono, y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Qué clase de casa me construirán?, dice el Señor; ¿cuál será mi lugar de descanso, si yo mismo hice todas estas cosas?(Hechos 7:48-50)

En la Biblia, el tema es muy claro; Dios no habita en construcciones humanas; si El lo dice ¿Por qué insistimos e insistimos en construir templos y declarar que son lugares santos habitados por Dios? Por lo menos el Dios que da testimonio la Biblia, no habita en esos lugares. No hay ningún sólo ejemplo en el nuevo testamento, en que los cristianos hayan construido algún templo en toda la Biblia. El único templo que se construyó en Israel, fue hecho como una figura o semejanza al modelo que Dios le mostró a su pueblo, para aquel templo que había de venir.

En mi opinión me parece que cualquier construcción que tenga el titulo de templo hoy en día, y en el cual se diga que Dios lo habita; me parece un acto de ignorancia; ignorancia ya que Dios no habita ese lugar (ni ninguna casa hecha por mano de hombre) y por lo tanto, no es un templo del Dios vivo. Y si no es ignorancia la razón de su construcción, la única alternativa que queda, es que sea un engaño premeditado para atrapar a las personas en idolatría; o por última alternativa, si no es por la razones anteriores su denominación de templo, es que realmente en ese lugar habitan espíritus, pero en ningún caso el Espíritu de Dios, el creador del universo; serán otros tipos de espíritus extraños sus habitantes, ya que Dios declaró que el no habita en dichos lugares.

En el antiguo testamento se nos enseña que Dios tuvo su presencia en el templo de Salomón, templo que era figura y sombra del verdadero que iba a venir, pero esto hasta que se cumplió la promesa de Dios en el nuevo pacto; la pregunta que nos debemos contestar es la siguiente: ¿Y cual es este verdadero templo que debemos conocer? Seria muy bueno saberlo para todo hombre sincero que quiera acercarse a la presencia de Dios pueda hacerlo por ese medio, es decir, visitar el verdadero templo de Dios.

Veamos lo que nos enseña Jesús respecto al verdadero templo de Dios:

Jesús les contestó:
–Destruyan este templo, y en tres días volveré a levantarlo. Los judíos le dijeron:
–Cuarenta y seis años se ha trabajado en la construcción de este templo, ¿y tú en tres días lo vas a levantar? Pero el templo al que Jesús se refería era su propio cuerpo. Por eso, cuando resucitó, sus discípulos se acordaron de esto que había dicho, y creyeron en la Escritura y en las palabras de Jesús. (Juan 2:19-22)

El verdadero templo de Dios es Jesús mismo, el Hijo de Dios (como él lo declara); y cualquiera que quiera acercarse a Dios, debe hacerlo en ese templo y no en uno construido por manos de hombre, en los cuales Dios no habita. Nadie puede adorar verdaderamente a Dios, si no está en el verdadero templo; y el verdadero templo es Jesucristo; de modo que en Cristo podemos verdaderamente adorar a Dios y estar ante su presencia. He ahí el verdadero templo del nuevo pacto; Jesucristo el Hijo del Padre. Ya no es necesario construir un templo (como el de Israel en el antiguo pacto); sino que el verdadero templo ya ha sido levantado, y no por mano humana; sino por mano divina; es Cristo resucitado de los muertos. Sólo en él, entramos en la presencia de Dios.

Que no te engañen, ya Dios no habita en construcciones hechas por los hombres; eso fue en el antiguo pacto, con su pueblo Israel; pero hoy él habita en el verdadero templo, que es Jesucristo y su iglesia.

Si él habita en su iglesia, y su iglesia son los suyos; los que están unidos a él por medio de la fe (y unidos entre sí). Son aquellos quienes tienen su presencia en sus corazones, por medio del Espíritu Santo. Su iglesia no es ninguna construcción humana, si física, ni organizacional; sino aquella que sólo Dios puede edificar.

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1Co 6:19)

Jesucristo es el templo, y los que tenemos su Espíritu somos su templo; es una doble unión. El en nosotros, y nosotros en él; y todos en el Padre; todos en unidad. Hoy hay un templo en los cielos, en Cristo estamos en los cielos; hoy hay un templo en la tierra; Cristo en nosotros, que somos su templo.

…como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. (Juan 17:21-23)

Entonces hoy puedes responder: ¿donde habita realmente Dios acá en la tierra?

No en construcciones humanas, si en los corazones de los suyos en fe y amor; y perfectos en unidad.

10 comentarios:

gladys budano dijo...

Hola a todos.
No hay casa que le pueda contener,
Ni techo que te pueda sujetar,
No habitas en lugar por hombre hecho,
Solo en quien te pueda llevar,

No tienes residencias en el mundo,
Aunque grandes y lujosas hoy las ahí,
Y aunque en nombre tuyas están hechas,
Inhabitadas siempre estarán.

Jesús tu hijo inmaculado,
Al mundo vino a enseñar,
Que tu habitas en lo santo,
Y a santo se puede llegar.

El cuerpo padre es tu Iglesia,
Tu templo y tu pedestal,
Me esfuerzo para que lo habites,
Me alejo yo de todo mal,
Tu Iglesia padre son los seres,
Que a ti te pueden llevar,
No hay piedras ni bloques ni cemento,
Solo buena voluntad.

No hay plata ni oro ni tesoro,
Solo amar a los demás
Hay señales en los números de la Biblia, para salir del infierno.
Dios los ven diga a su Santo Monte de SION.
http://www.taringa.net/posts/info/4303881/se%C3%B1ales-en-los-numeros-de-la-biblia,fin-de-los-tiempos.html

Anónimo dijo...

el templo es nuestro cuerpo.Dios avita en nosotros y nos mantiene vivos con su aliento de vida.no se comprende si vivimos en el poder del maligó pero cuando revivimos el espíritu de Jesús resusitado se comprende.Dios creo todo el universo y a hombre a su imagen para avitar en el como su cárnificasion en su creación material el pecado no nos lo deja ver pero cristo nos revela ese secreto.muere a tu vida y recive la resurrección de Jesús por que su espíritu vivo sigue acá en la tierra guíando las ovejas pérdidas.conoce el árbol bueno por su fruto y no jusges la paja de tu hermano sin sacarte la viga por que para lo que el mundo es un pecador para Dios es su pueblo pues sus hijos no hacen parte del mundo y Jesús esta salvando los pecadores no da fruto bueno el árbol malo ni fruto malo el árbol bueno ama a tus enemigos para que veas la gracia.

Damaris Becerra dijo...

POR FAVOR AMADOS HERMANOS, IGLESIA DE CRISTO, LEAN LA BIBLIA PARA CONOCER LA VERDAD, ESCUDRIÑA LAS ESCRITURAS Y ELLA OS HARA LIBRES. HAY MUCHOS CAPÍTULOS QUE SE RELACIONAN CON ESTE TEMA, SOBRE TODO HEBREOS DEL CAPITULO 07 AL 13. 13:10 - EL PUEBLO PADECE POR FALTA DE CONOCIMIENTO.

LES INVITO A BUSCAR LA VERDAD: DICE EN
HEBREO 13:10 Tenemos un altar, del cual no tienen derecho de comer los que sirven al tabernáculo.
13:11 Porque los cuerpos de aquellos animales cuya sangre a causa del pecado es introducida en el santuario por el sumo sacerdote, son quemados fuera del campamento.
13:12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.
13:13 Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio;
13:14 porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir.

Anónimo dijo...

En realidad el templo donde nos reunimos es con el fin de rendirle culto a Dios de una manera fraternal.
Pero en realidad Dios habita en ninguna edificacion hecha por nuestras manos...
Pues los cielos no pueden contenerle.
el solo nos deja sentir su presencia.

Anónimo dijo...

En realidad el templo donde nos reunimos es con el fin de rendirle culto a Dios de una manera fraternal.
Pero en realidad Dios no habita en ninguna edificacion hecha por nuestras manos...
Pues los cielos no pueden contenerle.
el solo nos deja sentir su presencia.

Anónimo dijo...

Siempre e creído que Dios no habita en nada hecho por los hombres y el único momento en que el habito algo fue cuando lo mando a hacer, y cuando Dios hizo el nuevo pacto ya ese lugar que en su momento era sagrado lo dejo, es decir Jesús Cristo es ese nuevo pacto, el sacrificio perfecto, quien cargo con todo y no libero de la carga de un templo, el fue claro al indicarlo.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estoy de acuerdo con tu comentario; Jesucristo indicó que el era el verdadero templo (cundo indico que lo levantaría al tercer día, y lo hizo). Y lo sorprendente es que no sólo él es nuestro templo, sino que nosotros su templo.
Una unión doble; él en nosotros y nosotros en él. Así avanzamos.

Saludos.

Luis Colina dijo...

Es verda lo que dice nuestro hermano ningun templo contruido por el hombre habita nuestro creador,EL habita en cada uno de nosotro que andemos conforme a su palabra y sus estatutos ,en el camino,en la verda y la vida amandonos los unos a los otros.Los templos contruido es una manera de unirnos cada dia para alabar a nuestro Señor. Amen

Ines Sanchez dijo...

Hno. Rodrigo, una gran verdad es lo que he leido en su blog.
Que Dios le multiplique en sabiduria para que siga compartiendo su conocimiento con todos. Gracias!

Anónimo dijo...

Todo lo que he leido aqui en este blog es la verdad. Saludos!