domingo, 13 de julio de 2008

¿Por qué no entendéis mi lenguaje?

El Señor Jesús pregunto a algunos judíos de su época, que estaban en el templo:

¿Por qué no entendéis mi lenguaje?

Para comprender el lenguaje de Jesús el carpintero, no se necesitaban grandes estudios Bíblicos, ni ser un reconocido sabio de la época, ni frecuentar mucho el templo, sólo se necesitaba una capacidad que sólo Dios la da; y él mismo lo respondió: es porque no podéis oír mi palabra. Juan 8:43

Es esa capacidad, ese poder de OÍR, lo que hace la diferencia. No es la capacidad intelectual, ni las tradiciones, ni la religión, ni la cultura; sino es la capacidad de OÍR, la palabra (lógos) de Jesús.

¿Hay alguien que pueda entender un lenguaje sin oír? Sinceramente, para poder entender hay que primero tener la capacidad de oír, sin ella es imposible entender...

¿Cómo podrán los hombres entender el lenguaje de Jesús, si no tienen la capacidad de oír su palabra?

Es imposible entender su lenguaje, sin antes tener el poder de OÍR.

¿Quienes pueden OÍR?

"El que es de Dios, las palabras de Dios oye: las cuales por tanto no oís vosotros, porque no sois de Dios". (Juan 8:47)

Sólo los que son de Dios, tienen esta capacidad dada por el Padre de oír su palabra (jréma).

NO se trata de muchos estudios, ni de mucha filosofía, ni de brillantez intelectual; es sólo poder de Dios en los suyos; en los que dan espacios en sus corazones a sus palabras (lógos).

El que no comprende, porque no puede OÍR, no es de Dios, sino del diablo; no lo digo yo, sino que Jesús.

(ver Juan 8).














2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Jesús nos envia el Espíritu Santo como intérprete para comprender su lenguaje. Esto es real, yo doy fe de que es asi, porque antes leia la biblia y no comprendia, era como si leyera un libro de historia cualquiera. Pero ahora si entiendo Gracias a Dios.

Joana dijo...

Hola Rodrigo,

Como tu dices, "No se trata de muchos estudios, ni de mucha filosofía, ni de brillantez intelectual"
el mejor ejemplo son los niños, ellos entienden mejor lo que Dios dice en sus palabras, un corazón puro y con amor puede entender mejor, que cualquiera...

Saludos!