martes, 28 de octubre de 2008

¿Cuál es el lugar?

Hoy muchos cristianos verdaderos, al igual que yo lo hice hace años; buscan el lugar verdadero donde reunirse, el lugar correcto donde adorar a Dios; buscan el lugar que Dios espera que asistan, buscan la verdadera iglesia. Hoy muchos cristianos verdaderos, no están tranquilos ni conformes en el lugar que asisten, y tienen muchas preguntas sin responder si donde asisten ¿será el lugar correcto?. Hoy muchos cristianos verdaderos, están confundidos entre tanto marketing religioso que los rodea, de tantas y tan variadas y distintas iglesias, que profesan seguir al mismo Dios y al mismo Señor. Muchas de estas iglesias, son más bien empresas humanas, que el lugar espiritual y de comunión con Dios y los hermanos que deberíamos hallar; y es que en ellas, no encontramos lo que realmente buscamos, y mucho menos nos da paz y gozo a nuestras almas, cansadas, sedientas y necesitadas de Dios, al contrario muchas veces salimos más cargados y cansados, que de lo que entramos a ellas. Muchas veces nos defraudamos de las cosas que vemos y vivimos en algunas de ellas, cuando pasa algún tiempo y empezamos a conocer la realidad de muchas cosas, que están escondidas detrás de bonitas máscaras y esplendida diplomacia...

Hoy muchos cristianos verdaderos, se preguntan: ¿Cuál es el lugar?, ¿Dónde debo ir?, ¿Con quien me debo congregar?, ¿Cada cuanto lo debo hacer? y ¿Cómo lo debo hacer? Y como coro de fondo, detrás de todas estas preguntas; suenan las voces discordantes de múltiples hombres que predican una doctrina diferente, y muy bien diferenciada de su vecino, tratando de atraer más ovejas a sus rediles; con todo tipo de espectáculos y sensualidad cada cual quiere convencer a sus oyentes, que con ellos es el lugar de Dios en la tierra, que con ellos es la bendición de Dios... Detrás de todo este espectáculo, confusión y bullicio, este pobre cristiano sincero; que de verdad quiere agradar a su Dios y Señor, y realmente lo necesita y busca con prontitud, se pregunta… ¿Cuál es el verdadero lugar?
Si tú querido amigo y hermano, elevas a tu creador una oración sincera, y te apartas de toda esta vorágine de movimientos religiosos que sólo procuran fama y ganancia a sus líderes religiosos, con diferentes doctrinas, diferentes mandamientos, diferentes costumbres, diferentes métodos, diferentes lugares, diferentes filosofías, diferentes historias, diferentes show, diferentes manifestaciones para cautivar las ovejas más que apacentarlas. Si te detienes un poco y oras a tu Creador con fe para escuchar su voz…. Y le preguntas a tu Dios:
Señor ¿Cuál es el verdadero lugar? Mira que hoy muchos me dicen que ese o aquel es el lugar, y todos tienen muchos y estudiados argumentos los cuales a veces desconozco (pero hay algo en mi interior, hay algo que no me deja tranquilo y sigo buscando...), incluso hay algunos que me ofrecen hasta las garras del diablo si dejo de asistir con ellos, ya que prometen una protección casi mística de satanás, por pertenecer a sus rediles con todo lo que eso significa...

¡¡¡Dios mío, Dios mió…!!!
¿Cuál es el verdadero lugar en el que debo estar?

Y la Palabra de Dios que bajó del cielo te responderá: “…y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” Juan 4:23-24

Ya no es en Jerusalén, como si lo fue en la a antigüedad; ya no hay un lugar físico definido hoy en esta tierra, ya no hay un templo construido por hombres (el templo somos nosotros); ya el verdadero lugar es en espíritu y en verdad. El verdadero lugar de adoración a Dios es en Espíritu y en Verdad.
Cuando Jesús conversó con la mujer samaritana, lo dejo muy claro; la salvación viene de los judíos, y hasta ese tiempo el lugar era Jerusalén. Pero hoy hermanos ya no es un lugar físico establecido en donde nos comunicamos con Dios, sino que el verdadero templo es Cristo mismo; y él ya está en nuestros corazones, si le hemos recibido.
Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. Juan 4:20-22

El lugar es en Espíritu y en Verdad; ¿Qué significa eso? En primer lugar, que los que busquen adorar a Dios, y no lo hagan en Espíritu y en Verdad, no lo conseguirán; ya que Dios es Espíritu y los adoradores deben acercarse a él y adorarlo en Espíritu y en Verdad; no en error o engaño, sino en Verdad; no por medio del alma, sino por el espíritu; ya que, no se puede adorar a Dios sin el Espíritu. Y este Espíritu ya nos fue concedido, por su obra y gracia, cuando lo recibimos por la fe. Este Espíritu es el que nos posibilita adorar a Dios, independiente del lugar del universo donde nos encontremos en cada momento. Y la segunda condición es en Verdad, y sabemos que Cristo es la verdad. Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6

O sea en Espíritu y en Cristo (verdad), podemos adorar al Padre; y también sabemos que el Espíritu es el Espíritu de Cristo, es el mismo Espíritu Santo; como lo podemos ver en el siguiente verso..Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. Rom 8:9
Hemos llegado a una gran conclusión, si lo vemos con detalle:
Para adorar a Dios, debemos hacerlo en Cristo (Espíritu) y en Cristo (Verdad); no hay otra forma de adorar a Dios; sino en Cristo y sólo en Cristo.
Hermanos el lugar que tanto buscas, está EN CRISTO. Si lo puedes creer me entenderás, y verás que tu búsqueda acabará y tu alma encontrara refrigerio y descanso En EL.

Si realizas una búsqueda en tu Biblia de la frase “en Cristo”, la encontraras muchas veces en tu Biblia; y esto es algo que debemos entender. Esto significa un lugar o una posición espiritual para con Dios y por ende, para con el universo, en la que debemos estar; es tan importante vivir y entender esta frase “EN CRISTO” que es la base de toda adoración genuina a Dios; y es la base de nuestra carrera al Padre.
El lugar es En Cristo.
El modo es En Cristo.
El camino es En Cristo.
Me debo congregar con mis hermanos En Cristo.
Todo lo debo hacer En Cristo.
Las respuestas están En Cristo.
Todo lo que busco lo encuentro En Cristo.
¿Y como llego y permanezco en este maravilloso lugar que es Cristo?
Por medio de la fe.
Si esto lo logramos ver, entender y experimentar, el resto nos lo rebelará Dios; pero sólo En Cristo.
Que Dios Padre y nuestro Señor nos hablen al corazón. Amén.

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. (Col 2:8-10)

No hay comentarios: