martes, 11 de agosto de 2009

Afanosa labor

Es en vano que os levantéis de madrugada, que os acostéis tarde, que

comáis el pan de afanosa labor, pues El da a su amado aun mientras

duerme. (salmo 127:2)



Quiero compartir con ustedes el verso anterior del libro de los salmos. La verdad es que me parece que es algo que si no conoces, debes conocerlo; y si es algo que no lo recuerdas, debes recordarlo; y si es algo que no lo crees debes creerlo y si es algo que no practicas debes practicarlo. ¿Y si no lo haces? Tú te lo pierdes.

Mas que hacer un discurso del mundo, que como todos nos damos cuenta que está en afanosa labor; muchas veces los hijos de Dios, se encuentran atrapados y enredados en esta filosofía del mundo; en afanosa labor. No me refiero con esto que no debemos trabajar, ni debemos ser negligentes, ni debemos por eso ser conformistas y/o mediocres. Si entendemos bien lo que el Señor por medio de su Espíritu nos quiere enseñar, es a dar el lugar correspondiente a todas las cosas. Primero es Dios, ya que del él proviene todo lo bueno y al trabajo lo que le corresponde; como buenos hijos de Dios. El problema está cuando quitamos tiempo que necesitamos, y realmente es muy necesario para con Dios, y lo invertimos en una afanosa labor en esta tierra, descuidando con ello lo primordial, Aquel por quien son todas las cosas, y todo lo bueno proviene de El.

Hay algo muy importante y especial que debemos poner mucha atención: "Dios da a su amado aun mientras duerme"; ¿que significa esto? Significa que nuestra mayor preocupación debe ser crecer en ese amor, en buscar los secretos para ser realmente su amado; invertir nuestra vida en entender y llegar a tener una relación tan estrecha de amor y amistad, que él por otro lado nos dará aún sin que nada hagamos. Creo sinceramente, y lo he experimentado también; que nuestro desafío es a permanecer en el amor de nuestro Señor; que él nos dará todas las cosas. Ese es el secreto de esta carrera, la fe y el amor.

Hermanos, esto se trata de un amor mucho más aya del amor misericordioso que Dios tiene por todos los hombres, que de verdad es tremendo; esto se trata de caminar y avanzar en el amor de Dios, y de cada día conocerlo más para poder tener una mayor intimidad con El, por medio de nuestro Señor. No se trata de que Dios nos ama solamente; sino como nosotros nos hacemos más íntimos de Dios; como por medio de su conocimiento entendemos como agradarlo, como buscamos sinceramente como hijos satisfacer a nuestro Padre, porque lo amamos.

En mi corazón tengo esto y quiero compartírtelo:

¿Como crees que se sentiría nuestro Padre y Señor, si estuviéramos en afanosa labor en buscarlo, en conocerlo, en comunicarnos con él, en seguir sus enseñanzas, en agradarlo, en creerle, en amarlo cada día mas?

Yo creo que cuando se escribió este versículo en la Biblia, el corazón de Dios nos quería decir eso; que si realmente vamos a tener una afanosa labor; sea para con El. Creo que es un secreto para llegar a ser cada día mas amados e íntimos con El. Y el resto es por añadidura.

Por ahí va el camino del amor, el camino de la amistad con Dios.

No hay comentarios: