domingo, 22 de agosto de 2010

No hay otro camino


No hay otro camino, dice el Señor, ¿cuanto de este mensaje realmente es lo que estamos predicando? Muchas veces decimos y oímos decir que el camino del Señor es la mejor alternativa o es el mejor camino. ¿Está realmente correcta esa afirmación? Bueno creo que más exacto es decir que nuestro Señor Jesucristo, él mismo, es la única alternativa, no hay otra, no existe otra oportunidad de verdad, de resurrección y de vida. No hay otro camino. No es que Jesucristo sea una alternativa más entre las miles que hoy se pueden plantear, eso no es correcto y no es la verdad; El es el único camino; y quienes lo conocemos debemos dar testimonio de ello, no debemos confundirnos, sino declarar y testimoniar la única verdad y alternativa para la humanidad, Cristo. No importa que por ello nos desprecien, pero es la verdad y debemos decirla, para todos aquellos que la buscan y deben llegar a él, y por amor a todos los hombres que fue establecido este camino a la vida eterna.

Es el único camino, y yo me pregunto ¿si uno transita por otro camino habrá algún provecho? Ciertamente quien transita por los miles de caminos sin sentido, sólo pierden su vida en confusión y muerte; no hay provecho para el hombre desgastar sus años en caminos que sabemos que no llevan a ninguna parte, sino a un cajón de madera, bajo tierra y oscuro. Es por ello que hoy con más fuerzas debemos testimoniar hermanos, Jesucristo es el único camino a Dios Padre y no hay otro; debemos enseñar a los hombres el camino de la salvación, que es nuestro salvador.

No hay otro camino, es el único camino; y si decimos que es la mejor alternativa, no es tan exacto como decir, que el hombre que no tiene a Cristo, nada tiene. Démoslo a conocer, muchos tienen que venir. Sin Cristo: muerte sin esperanza; en Cristo: verdad, resurrección y vida. Y esto es para todos.

Amén.

No hay comentarios: