sábado, 27 de febrero de 2016

Rechazaron los propósitos de Dios para con ellos.

Hoy les comparto el siguiente mensaje y reflexión, que creo importante de considerar para todo verdadero cristiano; quien  nunca quiere seguir la ignorancia y/o soberbia, sino al Señor de la verdad.

¿Puede un hombre, como simple mortal, rechazar el propósito (designio) que Dios tiene para su vida?

Un razonamiento errado  puede sugerirnos; ¿acaso es más poderoso el hombre que Dios, que no puede Dios cumplir el propósito en una persona determinada?

Claro que es muchísimo más poderoso Dios; pero Dios estableció las cosas de cierta manera y orden que debemos conocer y respetar,  y no de otra como a cualquiera se le ocurra!!!

Dios es todopoderoso, pero busca adoradores que libremente lo eligen y siguen; y no marionetas pre-programadas que le digan a todo que sí. Recordemos que el propósito de Dios, es que el hombre sea como El es, libre y con capacidad de autodeterminación; ver génesis capitulo 1:26.

Un hombre, si puede menospreciar y/o rechazar el propósito de Dios para su vida; eso es lo que la Biblia enseña y advierte; como en el siguiente ejemplo de los fariseos; quienes por incredulidad y orgullo, no quisieron bautizarse con Juan el Bautista, rechazando el propósito de sus vidas!!!

Lucas 7:30  "Pero los fariseos y los intérpretes de la ley rechazaron los propósitos de Dios para con ellos, al no ser bautizados por Juan."

En el ejemplo anterior, vemos como los fariseos, si rechazaron el propósito que Dios tenía para sus vidas. ¿Falló Dios? De ninguna manera, fallaron ellos; pues rechazaron la piedra angular.

Y se perdieron aquellos fariseos, a menos, que se hayan arrepentido y enmendado su mala decisión!!!

La Biblia está para guiarnos del error, para corregir las falsas enseñanzas. Siendo Dios todopoderoso, espera en el hombre el sí, para hacer su obra de restauración y cumplir su propósito divino y grandioso en él.

No hay salvación sin el hombre; pues sin él hombre ¿que habría  de salvar en él?

Saludos y shalom a los creyentes.

Nota: Con este mensaje, no estoy negando la predestinación; sino que estoy hablando desde el hombre para con Dios.


No hay comentarios: