viernes, 21 de septiembre de 2007

¿Esta dividido Cristo?


Les quiero plantear esta pregunta: ¿Está dividido Cristo? y la verdad es que su respuesta hoy crea mucho desconcierto y contradicción en muchas "iglesias" y verdaderos creyentes. La planteo no con el afán de polemizar, ni de añadir más combustible al fuego de las discusiones teológicas que hoy se sostienen; sino que la planteo con el humilde y genuino propósito de tratar de hacer alumbrar un poco más en nuestras vidas la Luz que Cristo nos da, para ver y entender todas las cosas. No quiero decir por lo anterior, que yo sea dueño de la verdad; ya que como ustedes saben la Verdad es una persona; y somos nosotros propiedad de la Verdad que es Jesús. Y como partes de esa verdad, debemos dar testimonio (con la gracia de Dios) de la Verdad; y el conocimiento de esta verdad nos da verdadera libertad.

¿Acaso está dividido Cristo?
Si ustedes me lo permiten, quiero hacer algunos alcances a la luz de la Escrituras y aclarar un poco esta pregunta tan directa y escabrosa. Es una pregunta que muchas veces es más fácil evitar, que exponerla a la Luz.

Recordemos las siguientes palabras de Jesús:

"Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado". Juan 17:23

Si damos una rápida mirada al "mundo cristiano"; veremos que dista mucho de las palabras de Jesús respecto a su unidad y amor; lo común muchas veces entre tantas "congregaciones", "iglesias", "templos", "religiones", "organizaciones", "asociaciones", "redes", etc. etc. y todos de apellidos cristianos; pasa a ser que todos quieren exponer sus diferencias y justificar sus propias doctrinas; todos quieren exponer "su verdad"; y se olvidan que deben ser "testigos de la Verdad que es Cristo". La prioridad en muchas de estas organizaciones es la cantidad de miembros que tienen por sobre el crecimiento espiritual de cada uno de sus miembros. Pierden el norte buscando muchos nuevos integrantes y una vez dentro establecen lazos para que no escapen (si son económicamente beneficiosos). Muchas veces se predica a la "iglesia" por sobre el llamado de predicar a Cristo, el verdadero evangelio. La verdad, en muchas de estas organizaciones, a veces pasa a ser tan peligrosa que es perseguida y acallada, ya que atenta contra las tradiciones humanas y pretenden a toda costa sostener la inmovilidad, antes de poner en riesgo la estabilidad de la jerarquía eclesiástica o mal llamada "iglesia"; despreciando los mandamientos y el temor de Dios; por debajo de los rudimentos del mundo. Muchas veces vemos, que tantas "iglesias", que más se parecen a verdaderas empresas, donde una casta "iluminada" se enseñorea de lo que nos les pertenece; donde los creyentes pasan a ser clientes o ganado de estas verdaderas empresas que venden "servicios religiosos y/o espirituales". Vemos como estas empresas utilizan verdaderas campañas de marketing para captar más clientes; vemos que transforman el evangelio en fuente de ganancia y lucro. llegan a utilizar herramientas humanas económicas de estrategia en los negocios, estrategias comerciales, campañas de imagen, marketing, etc. etc. antes que la guia del Espíritu Santo y el poder de Dios. En muchos casos han desechado la Piedra y construyen con ladrillos; han trastocado la verdad y claridad de las cosas; y han enturbiado las aguas. Predican libertad, y ellos mismos son esclavos de sus pasiones y temores. Buscando a toda costa la prosperidad económica en el mundo; se olvidan del santo llamado y de la esperanza no tienen conocimiento.


Me pregunto:

¿Es este el cuerpo de Cristo, dividido y discordante?
¿Es Cristo la cabeza de estas "iglesias"?
¿Es Cristo el que toma las decisiones en estas "iglesias"?
¿Es el Espíritu Santo el que guia a estas "iglesias"?
¿Es el amor de Dios el que los une?

Creo que todos los que conocen al Señor; estarán de acuerdo conmigo que Dios es un Dios de amor y armonía; es un Dios de paz y de orden; y no de caos.

¿Que es lo que pasa entonces en el mundo entero?
¿Cual es el verdadero estado hoy de la IGLESIA?
¿Cual es la situación espiritual que estamos viviendo?

Hoy tanta denominación cristiana de distinto origen y doctrina; lo único que consigue es justamente lo contrario que el Señor espera, es decir, sólo logran que el precioso nombre de nuestro Dios y Señor sea blasfemado y no creído. Recuerda que el propósito del Señor es que seamos perfectos en unidad, para que el mundo crea que Dios envió a su hijo Jesucristo. Y sea salvo por medio de El.

¿Sabes quien es el principal interesado en blasfemar el nombre de Dios y su Hijo?

Yo se que tu lo conoces, y su nombre es Diablo Satanás; que es el dios de este siglo. Es él el principal artífice y promotor de tanta desunión y división, en el "mundo cristiano"; donde todo se ha trastocado y el amor que es una de las principales carácterísticas del pueblo de Dios, ya sólo se práctica con una sonrisa y una palmadita en la espalda. Y la mayoría de las veces, sólo en los momentos de congregación; pero el resto de la semana, cada uno se las arregla como puede...

Sin irme de la principal pregunta:

¿Acaso está dividido Cristo?

Veamos, lo que les dijo el apóstol Pablo, a la iglesia de Corinto, (como dice textualmente la Escritura
"... a la iglesia de Dios que está en Corinto..." , ojo con esto ya que nos hace ver que la iglesia de Dios es una y la única división que existe es por motivos geográficos).

¿Está dividido Cristo?
"10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.


Aquí Pablo siendo el apóstol, les ruega a los hermanos, por el Nombre de su Señor, que estén unidos y no haya divisiones. Teniendo Pablo la autoridad espiritual del Señor, no la utiliza y les ruega a los hermanos que no haya divisiones. Que distintas son estas palabras a las que estamos acostumbrados a escuchar de muchas autoridades en el mundo y la "iglesia"; Pablo les ruega a sus hermanos que mantengan la unidad; con humildad y mansedumbre. ¿No es este el carácter de Cristo? Precisamente este es el carácter de nuestro Señor, distinto al carácter de los hombres...


11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas.
12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo.
Hoy es lo mismo, muchos cristianos se declaran de diferentes nombres, denominaciones, iglesias, etc, etc. Para Pablo esto se llama contienda, esto se llama división. Uno dice "yo soy de Pablo" ponle el nombre que hoy quieras, hay muchos para escoger hoy en día, otro dice "yo soy de Pedro"; y otro dice "yo soy de Apolos". Nombres hay hoy en día muchos para elegir...¿Que valor tiene esto?

13 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?
Pablo pregunta ¿Esta dividido Cristo?, ¿Fue Pablo crucificado por nosotros?, ¿Fue Lutero crucificado?, ¿Fue Calvino crucificado por nosotros?; ¿En que nombre fuimos bautizados?; ¿fuiste bautizado en el nombre de Jesucristo o en el nombre de la denominación, congregación, iglesia, templo, red, etc que perteneces?
Ciertamente todos los que somos hijos de Dios, somos de Cristo ya que Cristo fue crucificado por nosotros. Ningún otro hombre ha sido crucificado por nosotros.
"A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios". Juan 1:11-13
Todos los que han sido engendrados por voluntad de Dios; son verdaderos hijos de Dios, esto es a los que reciben al Hijo de Dios, es decir, a los que creen en su nombre. Entonces: ¿Porque ponemos diferencias humanas y carnales entre nosotros; si Dios es el que establece los requisitos y por su voluntad son hechos sus hijos; Ya que no es por voluntad de hombre el nacimiento de un hijo de Dios? Verdaderamente, la razón de tal división no proviene del Padre; sino del hombre y fomentada por el dios de este siglo, el diablo.
Si Dios en su voluntad engendra un nuevo hijo de él; por medio de la fe en Jesús; ¿quien es el hombre o incluso el diablo para que establezca jerarquías, diferencias, clasificaciones e incluso juzgue a los hijos de Dios? El hombre no es nada, e incluso el diablo es nada ante El. Veamos las cosas desde la perspectiva correcta, veamos las cosas desde la perspectiva de Dios por medio de nuestro Señor. No veamos las cosas según las apariencias que nos enseñan nuestros ojos, sino miremos con los ojos de Jesús de Nazaret.

14 Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo,
15 para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre".
1Corintios1:10-15


La respuesta a:¿Está dividido Cristo? es claramente; NO ESTA DIVIDIDO CRISTO; los únicos que causamos divisiones somos los hombres por nuestra carnalidad...Si por nuestra carnalidad... Porque andamos como hombres y no seguimos seguimos al Señor y no somos guiados por el Santo Espíritu de Dios. CRISTO no puede ser dividido; lo que se divide es el hombreen su carnalidad; pero Cristo es uno, como el Padre y como su Santo Espíritu; y todos son uno.

Como lo puedes ver, en el siguiente texto; no porque seas creyente estas eximido a ser carnal; sino que debes hacer morir lo carnal en ti para que Reine Cristo en plenitud en tu vida.

"1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.
Pablo no pudo hablar a la iglesia de Corinto como a espirituales, siendo ellos una verdadera iglesia; sino como a carnales como a niños en Cristo. No por ser salvos y creyentes dejamos automáticamente de ser carnales, y nos transformamos maduros en Cristo; sino que existe un propósito de hacer morir la carne en nosotros; sin ello siempre será la carne la que gobierne nuestras vidas y no nuestro Señor en plenitud.

2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,
Si conoces al Señor hace poco, está muy bien que bebas leche espiritual no adulterada, ella te hará crecer fuerte y sano; pero si ya son varios años que llevas; ¿Que estás comiendo?; ¿Te estas alimentando?; ojo que Pablo suministraba alimento espiritual para la iglesia. Y nadie puede dar lo que no tiene; ¿Te están alimentando donde asistes?; El verdadero alimento permite hacer crecer y desarrollar en plenitud tu hombre interior; y no sólo tu mente con conceptos intelectuales y teológicos; el verdadero alimento espiritual es espiritual.

3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?
Aquí Pablo nos da una regla básica para detectar nuestra carnalidad (si lo hubieran inventado en este siglo, seguro que lo habrían bautizado como carnalometro, es decir, instrumento para medir carnalidad). Y recuerdo que ser carnal es la condición natural de nuestra antigua naturaleza, es decir, no hay ningún cristiano por más espiritual que sea, que no haya tenido un comienzo carnal; pero lo importante es hacer morir lo carnal en nosotros y no quedarnos es aquello que sólo nos produce muerte. Bueno primero para medir nuestra carnalidad debemos examinarnos y ver cuantos celos tenemos de otros hermanos o no hermanos. Segundo, ¿fomento o no fomento las contiendas? Y por último, ¿cuanta disensión (oposición o contrariedad) tengo y opongo injustificadamente, dandome un protagonismo personal en la congregación?. Si examinamos nuestra carne, seguro que todos estamos incluidos en los carnales; y si nos examinamos en nuestra nueva naturaleza, seguro que estamos excluidos. Ese es el secreto...

"Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios". Rom 8:12-14


4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?" 1Corintios3:1-4


Habiendo entre nosotros celos, contiendas y disensiones; estamos dando testimonio de nuestra carnalidad; si decimos YO SOY DE ___________; antes de decir, yo soy de Cristo; estamos dando testimonio de nuestra carnalidad; nuestras palabras nos delatan.


Podemos concluir entonces; que tanta división que existe hoy en "el mundo cristiano", sólo nos demuestran la carnalidad de dichas organizaciones, no lo digo yo; sino que lo declaró el apóstol Pablo; el que tiene algún problema con esta declaración que la resuelva con Pablo y no conmigo.


¿Que significa carnalidad?

Significa que son guiados por la carne, por lo humano antes que por Dios por su Santo Espíritu. Recueda que en la iglesia de Dios, la cabeza es Cristo; es El el que toma las decisiones y mueve los distintos miembros del cuerpo. En las organizaciones humanas, es la jerarquía la que toma el lugar de Cristo y actúa como una organización humana; muy lejos del cuerpo Espiritual que significa el cuerpo de Cristo. Las organizaciones humanas necesitan una cabeza humana; las organizaciones espirituales tienen una cabeza espiritual; de hecho la iglesia no es una organización; sino que es un cuerpo; es decir, es parte de un ser. La iglesia verdadera no puede ser dirigida por lo humano, por jerarquía humana (sea autoritaria o democrática da lo mismo) ya que lo humano sólo tiene dominio directo en lo carnal, y por ende, sólo produce muerte. La verdadera cabeza es espiritual y es la vida, y con ella el organismo o cuerpo se desarrolla armónicamente y actúa como un todo coherentemente, sin ella es imposible que funcione. ¿Alguien ha visto algún ser humano que sobreviva sin cabeza? Es imposible; así de imposible es que una iglesia que no tiene a Cristo por única cabeza tenga vida...

"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu". Romanos 8:1

Hoy si vez con atención, veras que vivimos en el tiempo de la dispersión del pueblo de Dios en el medio de Babilonia (confusión). Estamos todos dispersos y tratando de ser confundidos por esta vorágine religiosa mundanal que se llama Babilonia; pero Dios tiene los suyos y los suyos los conocen y lo siguen; hasta que venga la reconstrucción y restauración de su Iglesia santa y gloriosa. Y eso ya empezó...


Hoy nos queda orar como nos predijo Moisés que deberíamos orar cuando fuésemos dispersos por el mundo; hoy es tiempo de clamar a nuestro Dios por la reconstrucción de su Iglesia; y que caiga toda obra vana humana; que sea Cristo el centro y propósito de nuestras vidas hoy y en la eternidad. Amen.

Deuteronomio 30
Promesa de restauración


1Y sucederá que cuando todas estas cosas hayan venido sobre ti, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y tú las recuerdes en todas las naciones adonde el SEÑOR tu Dios te haya desterrado,


2y vuelvas al SEÑOR tu Dios, tú y tus hijos, y le obedezcas con todo tu corazón y con toda tu alma conforme a todo lo que yo te ordeno hoy,
3entonces el SEÑOR tu Dios te hará volver de tu cautividad, y tendrá compasión de ti y te recogerá de nuevo de entre todos los pueblos adonde el SEÑOR tu Dios te haya dispersado.


4Si tus desterrados están en los confines de la tierra, de allí el SEÑOR tu Dios te recogerá y de allí te hará volver.


5Y el SEÑOR tu Dios te llevará a la tierra que tus padres poseyeron, y tú la poseerás; y El te prosperará y te multiplicará más que a tus padres.


6Además, el SEÑOR tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tus descendientes, para que ames al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas.
7El SEÑOR tu Dios pondrá todas estas maldiciones sobre los enemigos y sobre los aborrecedores que te persiguieron.


8Y tú volverás a escuchar la voz del SEÑOR, y guardarás todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy.

9Entonces el SEÑOR tu Dios te hará prosperar abundantemente en toda la obra de tu mano, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu ganado y en el producto de tu tierra, pues el SEÑOR de nuevo se deleitará en ti para bien, tal como se deleitó en tus padres,
10si obedeces a la voz del SEÑOR tu Dios, guardando sus mandamientos y sus estatutos que están escritos en este libro de la ley, y si te vuelves al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

Hagamos la oración que Jesús hizo por los suyos y repitamosla hoy para que se cumpla en nuestras vidas y en esta generación; y no nos quedemos en manera alguna excluidos de estas preciosas promesas por nuestra falta de Fe.


"20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste."
Juan17
Esta oración debemos hacerla para que nuestro Padre nos una en uno, juntos con la unión perfecta que existe entre el Padre y el Hijo.

Y sólo así cumpliremos esta unidad; que es un misterio para el hombre carnal o hombre natural; que sólo puede imitar la obra de Dios; ya que lo que Dios hace es perfecto y con VIDA. La obra de Dios es genuina y no imitación.


"Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado".


El Señor en nosotros y Dios en el Señor; perfectos en unidad, para que el mundo conozca que Dios envió a su hijo. Seamos perfectos en unidad en Cristo. Amen.


Saludos a todos; y que nuestro Padre y Señor Jesús, nos sostengan hoy y siempre.
-- Rodrigo


PD. Para leer:

Efesios 4
La unidad del Espíritu

1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,
2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,
3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;
5 un Señor, una fe, un bautismo,
6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.
7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.

No hay comentarios: