domingo, 6 de noviembre de 2011

¿Paciencia o Paciencia?


Muchas veces leemos en las tradicionales traducciones de la Biblia, la palabra paciencia; y el presente mensaje, tiene el fin de mostrarte que no siempre significan lo mismo, aunque el traductor uso la misma palabra paciencia como sinónimo de lo que tradujo, los sentidos originales son diferentes, ya que son diferentes palabras en los escritos originales, que se traducen como paciencia.

En varias ocasiones cuando leemos la Biblia, es Espíritu trata de revelarnos ciertas verdades, pero nuestra mente y el lenguaje nos juegan una mala pasada, ya que cuando leemos vemos que estos nos limitan o distorsionan el entendimiento original que tiene el escrito sagrado que leemos (lo que el Espíritu nos trata de revelar). Esto ocurre con dos palabras que en griego son palabras diferentes, y usualmente ambas se traducen como paciencia.

Empecemos con un ejemplo y leamos el siguiente versículo:

Mas el fruto del Espíritu es amor,  gozo,  paz,  paciencia (G3115),  benignidad,  bondad,  fe, (Gal 5:22)

Vemos que uno de los frutos del Espíritu de Dios en nosotros es la paciencia.

Y si leemos lo siguiente:

 2º  … sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia (G5281). (Stgo 1:3)

Y no sólo esto,  sino que también nos gloriamos en las tribulaciones,  sabiendo que la tribulación produce paciencia (G5281) ; (Rom 5:3)



La pregunta que nos surge entonces es:

¿La paciencia es fruto del Espíritu Santo directo, o de la prueba de la fe mediante una adversidad?

Nota: La fe es don de Dios, y la prueba (presión o tribulación); es puesta por Dios ante el creyente; de modo que ambos frutos son de Dios, no me refiero entonces a discusiones estériles de conceptos, sino más bien al modo en que Dios opera en el creyente, y como por diferentes medios logra cumplir su objetivo.

Podríamos entrar en una discusión al respecto, pero es mejor ver lo siguiente:

En el primer caso la palabra paciencia, usada en original griego, es la siguiente (según diccionario Strong):

G3115
 μακροθυμία makrodsumía; de lo mismo que G3116; longanimidad, i.e. (obj.) soporte, aguante o (subj.) paciencia:-paciencia, longanimidad, clemencia.

Esta palabra paciencia está más asociada a espera en el tiempo, tolerancia con gozo, temperamento largo, está unida a la espera en el tiempo largo.

Y en el segundo caso, la palabra original en griego traducida como paciencia, es la siguiente:

G5281
 πομονή jupomoné; de G5278; resistencia o aguante alegre (o esperanzado) constancia:-constancia, paciencia, perseverancia, perseverar.

En este otro caso, la palabra paciencia está más unida a la resistencia, aguante alegre, constancia, perseverancia, resistencia, soportar una situación, a la fortaleza ante la adversidad.
Podemos ver que la paciencia fruto del Espíritu (primer caso) está unido a la esperanza, al aguante o soporte en el tiempo en esperanza.

En el segundo caso, la paciencia que se obtiene de la prueba (también viene de Dios, pero por otro medio, la prueba de la fe); está relacionado con la fortaleza de soportar y quedarse bajo las situaciones que Dios nos pone; esto está relacionado a la fortaleza que nos da la prueba, es decir, el ser FORTALECIDOS.
Veamos algunos versículos, donde su usan ambas palabras a la vez, para que las distingamos y comprobemos que son de traducción diferentes, pero que lamentablemente en el español, suelen traducirse de la misma manera (llevando en muchos casos a confusión, al quedarnos con la literalidad de la Biblia):

… fortalecidos con todo poder,  conforme a la potencia de su gloria,  para toda paciencia (G5281) y longanimidad (G3115); (Col 1:11)

Pero tú has seguido mi doctrina,  conducta,  propósito,  fe,  longanimidad (G3115),  amor,  paciencia (G5281), persecuciones,  padecimientos,  como los que me sobrevinieron en Antioquía,  en Iconio,  en Listra;  persecuciones que he sufrido,  y de todas me ha librado el Señor. (2Ti 3:10-11)

Vemos como una es fruto del Espíritu; y la otra, fruto de la prueba con fe; una se asocia más a la esperanza, y la otra más a la resistencia y fortaleza mostrada en la prueba, la perseverancia o constancia.

Este tema puede dar para mucho más (el resto lo dejo a tu búsqueda y alcance), pero lo que quiero resaltar es que puedas distinguir que ambas palabras no significan lo mismo, y que el método que Dios usa para proveernos de ambas paciencias no es el mismo; la primera es fruto del Espíritu en nosotros por medio de la fe; la segunda, es una consecuencia de sostener la fe ante la adversidad (prueba); ambos resultados se obtienen obviamente en Cristo; fuera de él nada podemos hacer.

2 comentarios:

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Comentario: Cuando el Espíritu Santo inspiró a los escritores de la Biblia a escribir; lo hizo en sus lenguas originales; en el caso del nuevo testamento fue en griego; cuando se hicieron traducciones a los diferentes idiomas, en nuestro caso al español o castellano; hay palabras que se pierden y se confunden; es el caso de la palabra paciencia; es por ello que muchas veces perdemos el sentido original que el Espíritu nos quiere instruir en ciertas cosas, al leer nosotros en una traducción traducida; bueno, eso es lo que me pasaba con la palabra paciencia, hasta que descubrí que en los originales son palabras diferentes dependiendo de lo que está enseñando el Espíritu de Dios. Espero les sirva.

Anónimo dijo...

Es cierto su apreciación porque con las diferentes traducciones se le ha cambiado el verdadero significado a las palabra, pero gracias a Dios tenemos siervos del señor que sepreocupan por investigar, y comparten sus conocimientos para la edificacion de los santos.
Muchas gracias.