martes, 31 de enero de 2012

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer.

Cuando escuchamos la siguiente frase Bíblica: porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer (Fil 2:13); a veces me parece que se toma fuera de contexto; ¿a que me refiero?, me refiero, a que muchas veces entendemos que Dios produce en el creyente el querer y el hacer la voluntad de Dios, eso es verdad; y gloria a Dios por ello; porque no sólo nos da el querer su voluntad y desearla, sino que también el obrar en conforme a ella, que está sustentado en su poder en nosotros; ¡eso es una muy buena noticia!, y es glorioso que Dios nos haya proveído de tan grandísimo poder que obra en nosotros los creyentes, de que no sólo nos cambian los gustos; para ya no andar por los caminos sin futuro de la carne, haciendo sólo nuestra voluntad; sino, por el Camino que lleva al Padre. Y eso no queda sólo ahí, sino que también se nos da el poder de actuar conforme a los requerimientos de Dios (ojo que es un camino, tiene un inicio y un fin; no todo está en el inicio, y no todo en la meta; hay que correrlo).

Ahora, ¿Qué es lo que veo que no se entiende bien de esto, del verso citado?

Veo que no se entiende bien cuando pensamos que Dios lo hará, sin importar en que esté uno como persona; ¡hay que tener cuidado!, eso no es así; Dios no lo hará, si no cumplimos con sus requisitos.

Pensar que nos cambiará sin importar nosotros, es una interpretación que es una desviación de la verdad, el pensar que él obra en nosotros sin importarnos nosotros; Dios obra en nosotros trasformándonos cuando andamos en el Espíritu por la fe, es decir, con la mira en la cosas de los cielos; y no con la mira en las cosas de la carne y el mundo (la tierra); un hermano que anda en la carne, guiado por su mentalidad sin renovación, no sufrirá ningún tipo de transformación renovadora de Dios en su ser, a menos que ande guiado por el Espíritu, es decir, por fe, será transformado día a día (mientras no lo haga, pierde su tiempo)

¿Y por que lo digo?

Lo digo porque cuando citamos “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer”, para justificar hacer lo que se nos da la gana; se nos olvida que justo el verso anterior dice: ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, y luego dice: porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

No podemos creer que Dios nos trasformará, sin creerle lo que realmente nos enseña en forma completa; El lo hace (nos transforma), mientras nos ocupamos en nuestra salvación (no preocuparnos; sino ocuparnos, trabajamos u obramos en nuestra salvación) con temor y temblor (eso habla de importancia máxima).

Estos errores ocurren, cuando un verso en la Biblia lo usamos en forma parcial (sólo una parte o la mitad); entonces tenemos una media verdad; que en verdad no es la verdad, sino un artilugio del enemigo para desviarnos, es decir, se transforma en un engaño, un tropiezo.

Ahora podemos ver que Dios nos transforma mientras estamos ocupados (repito, no preocupados), en nuestra salvación con temor y temblor; es decir, cuando la tenemos por primera prioridad en nuestra vida; en ese caso su Espíritu obra en nosotros cambiando nuestros gustos, a los gustos de Dios, y nos da el poder de obrar conforme a su voluntad (eso es grandioso, y es verdaderamente la gracia); pero si estamos ocupados en otras cosas; cosas de la carne y el mundo, la Escritura no dice que somos transformados en la imagen del Hijo de Dios, sino que lo que sembremos, cosecharemos (Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Rom 8:6)

.En la carne todos tenemos la inclinación a interpretar el evangelio, según la conveniencia de la carne; por eso se ven estas distorsiones, y sumado esto al engañador que siempre nos dirá lo que queremos escuchar, usando parte truncada de las Escrituras, para mantenernos en su dominio; el domino que le fue dado sobre toda carne, por el pecado.

Ahora entendemos, ¿queremos que Dios nos transforme por su gracia? ¡Claro que si!; entonces ocupémonos de lo que decimos que valoramos sobre todas las cosas (no preocupémonos, sino ocupémonos). Ahora lo lograremos, si realmente lo creemos; y eso es fe; y eso viene de oír al Señor; entonces tenemos trabajo hermanos, más oír y menos hablar; ocupándonos en sembrar lo que a vida eterna cosecharemos, por la fe.

Ocuparse en la salvación significa, que en lo que el Señor ya ha obrado en ti, en el querer; lo trabajes, para que de frutos. Aunque no sea muy grande al principio ese querer, pero debes hacerlo trabajar en ti; para que mientras te ocupas en ello; Dios por su buena voluntad te vaya transformado en su Imagen, es decir, a la estatura de su Hijo. No esperes tener una gran inspiración para empezar a trabajar, empieza ya a ocuparte en las cosas del reino de Dios, buscarlo, llamarlo y oírlo; y en lo que él vaya poniendo su querer en ti; empieza a obedecer y caminar, según su poder va obrando en ti; no te desanimes, mira que esto funciona; y verás como su poder obrará en ti, mientras te ocupas de El, y ya no de lo que no es. Ocupado en El, El se ocupa de ti, y te transforma.

Esto se transforma en un circulo virtuoso, mientras empiezas a usar ese querer (aunque sea aún pequeño en ti) en ocuparte del Señor, veras como eso te ira fortaleciendo y trasformando, y ese querer irá aumentado y así también el poder producir en ti, su voluntad. Irás de menos a más, cada día, por su buena voluntad; aumentado el querer y el obrar en él.

No pierdas tu tiempo, manos a la obra; la obra de la fe.

Un abrazo a todos mis amigos en Cristo; y hagamos trabajar el talento que nos dieron, para que produzca mucho fruto, para gloria de nuestro Padre.

Rodrigo C.

PD. Cito en forma completa el los versículos analizados:

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. (Fil 2:12-13)

17 comentarios:

Anónimo dijo...

wow!!! hermoso gracias por el mensaje de bendicion a mi vida

Luis Quinones dijo...

La salvación es por gracia, no por obras. Creo que al decir ocuparnos en nuestra salvación, se hace en el contexto etimologico del versiculo en donde la palabra "Soteria", no soló se refiere a salvación, sino tambien a seguridad. es decir: "cuidense del mal con mucha diligencia y ocupación.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Luis por tu comentario, pero me gustaría que consideraras lo siguiente:

1º La palabra soteria aparece 43 veces en la Biblia, y todas con el significado relacionado de salvación.

2º El Padre Nuestro nos enseña a pedirle a Padre que nos libre del mal; nosotros debemos cuidarnos en el temor de Dios de no pecar.

3º Si la traducción fuera como tu propuesta, no encajaría con el verso 13 que le sigue.
Quedaría así: "cuídense del mal con mucha diligencia y ocupación porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad"
NO quedarían relacionados los versos 12 y 13.
En cambio si lo traducimos en la forma usada, se entiende que mientras nos ocupamos (trabajamos) EN nuestra salvación (EN porque ya somos salvos), Dios producirá el querer sus cosas y el poder hacerlas en su gracia.
Esa es la gracia; el poder de Dios en nosotros para hacer lo que nos era imposible en la carne.

La gracia nos da la capacidad divina de ejecutar lo que nos es imposible en lo natural.

Te copio los siguientes versos que son muy interesantes, como explican la gracia:

Porque si amáis a los que os aman, ¿qué gracia tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman.
(Luc 6:32)

Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué gracia tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo.
(Luc 6:33)

Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué gracia tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto.
(Luc 6:34)

Saludos y paz de Dios.

Moises dijo...

Esta bien dicho pastor, soy moises de San Luis sonora, grasias por su sermón, saludos y bendiciones ricas.

Renton dijo...

Hola pastor, muchas gracias por su blog.

John Piper dice que ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, no es una alusión a que la Salvación pueda perderse, sino a que seamos conscientes de que el Todopoderoso, el Señor de lo creado y lo soñado está en nosotros, y me temo que está en lo cierto.

Ahora bien, Pablo no usa esas palabras -temor y temblor- a la ligera, sino que me temo que está aludiendo al Salmo 2 -salmo mesiánico por excelencia- y concretamente al vers.11,

'11 Servid a YHWH con temor,
y alegraos con temblor'.


La pregunta que me viene a la mente tras leer este versículo es:
Cómo puede uno alegrarse con temblor?

Me parecen ideas antitéticas.

Sin embargo, pongo esta idea a tu consideración.
Creo que el salmista -y Pablo- tienen en mente que nuestra Salvación es, a pesar de los muchos, muchos sinsabores, un camino gozoso, de ahí que Pablo emplee el verbo 'Gozar' en forma imperativa: Gozaos en el Señor!.

Qué opinas al respecto?

Dios te bendiga!

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Renton

Que la Paz del Señor te acompañe, respecto a tu consulta del salmo 2; creo que debes leerlo en el contexto del salmo; se refiere a los reyes y jueces de la tierra, es un mensaje para los que hoy ostentan poder y autoridad "Servid al SEÑOR con temor; y alegraos con temblor".
Es en la posición y actitud que debemos andar ante el Señor del universo respecto a nuestra posición a los otros hombres; sirviendole con temor y alegrándonos con temblor, alegres de poder servirle, pero con mucha reverencia ante su Majestad; eso nos aparta del mal.
Que estrés muy bien.

Para meditar:
Rom_14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

Renton dijo...

Cárdenas:
creo que debes leerlo en el contexto del salmo; se refiere a los reyes y jueces de la tierra, es un mensaje para los que hoy ostentan poder y autoridad

Perdona la osadía, pero no es precisamente lo que somos (jueces y reyes de la tierra...)...?

Card:
Es en la posición y actitud que debemos andar ante el Señor del universo respecto a nuestra posición a los otros hombres; sirviendole con temor y alegrándonos con temblor, alegres de poder servirle, pero con mucha reverencia ante su Majestad; eso nos aparta del mal.

Hmm, muchas gracias!
:D

Card:
Para meditar:
Rom_14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.


Lógico, porque solo cuando estamos bajo el Rein/Gobierno de Dios -al cual se accede mediante Su Espíritu- es cuando conocemos la justicia, la paz y el verdadero gozo...

Dios te bendiga!

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Respecto a tu duda...

"Perdona la osadía, pero no es precisamente lo que somos (jueces y reyes de la tierra...)...?"

No en forma literal, pero cuando tenemos posiciones de poder y autoridad en el mundo, es así como debemos andar...

Y mi respuesta fue incluyéndome en el género humano en general...

¿No se si ahora me entiendes..?

Y en lo particular, en mi trabajo; si tengo algo de poder y autoridad en el mundo, muy pequeño a lo mejor, pero en lo pequeño debemos ser fieles...

Saludos y gracias por tus comentarios

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Renton:

Otro verso para meditar:
Apo 20:6 "Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años."

El que es fiel en lo poco, sobre lo mucho lo pondrán...

Renton dijo...

Rodrigo:
No en forma literal, pero cuando tenemos posiciones de poder y autoridad en el mundo, es así como debemos andar...

Cierto, pero sabes?
Me temo que dicha actitud no es solo para aquellos que ocupan autoridad terrena, sino para los que morimos con Jesús en la cruz, de ahí que seamos llamados a seguir el Camino de Aquel que siendo Señor, fue escuchado por su temor reverente.

En otras palabras, la autoridad cristiana se entrega para servir, para vehicular la Gracia de Dios en servicio, de ahí que el varón sea cabeza: para servir.

Hace un par de días meditaba sobre el himno Amazing Grace, y pensé que lo amazing no es que Dios nos dé Gracia, sino que saque de Egipto a personas como nosotros y nos haga vehículos de Su Gracia para con el mundo.

Rodr:
¿No se si ahora me entiendes..?

Por supuestéibol.

Rodr:
Y en lo particular, en mi trabajo; si tengo algo de poder y autoridad en el mundo, muy pequeño a lo mejor, pero en lo pequeño debemos ser fieles...

Lo cual es terriblemente importante Rodrigo.

Recuerdas lo que dijo Jesús?
42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo...
Mateo 10:42a

Somos llamados a trabajar en lo poco, pues antes de ser fieles en lo mucho debemos aprender a serlo en lo poco.

Y esto es tremendamente complicado, por nuestro orgullo y por la contínua dedicación que comporta.

Hace tiempo leí sobre una santa católica llamada Sta Teresa de Liseiux y su Pequeña Via.
http://es.wikipedia.org/wiki/Teresa_de_Lisieux

Ella se dedicó a eso, a trabajar en lo poco, y ciertamente lo encuentro admirable.

Hay una frase que leí a un padre ortodoxo ruso que reza así:
Entrega a Dios el momento presente.

Realmente, las implicaciones de dicha sentencia son enormes.
Enormes.

Rodr:
Otro verso para meditar:
Apo 20:6 "Bienaventur[...]rán con él mil años."

El que es fiel en lo poco, sobre lo mucho lo pondrán...


Cierto, pero del texto no se articula tu afirmación, no crees?

Dicho pasaje nos habla de la Gracia de la que seremos objeto aquellos que hayamos sido beneficiados de la Gracia salvífica de Dios, es decir, cumplir el llamado primero de Dios de ser imagen de Dios gobernando la Creación en representación de Dios.

Dios te bendiga y gracias por tu paciencia.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Renton

Gracias por tus comentarios, te propongo que me escribas al correo, ya que estimo que es más fácil conversar por ese medio... saludos

Alicia Soler dijo...

Hermano, sin animo de un conflicto gratuito sino en obediencia a la verdad me parece que existe una contradicción en su argumentación sobre el pasaje de filipenses 2:13; por una parte inicia diciendo que efectivamente es verdad y correcta la interpretación de que este pasaje habla de Dios produciendo desear y capacitandonos para hacer su voluntad, para luego decir unos renglones más adelante que finalmente es una media verdad y una media verdad es una mentira.

No entiendo está ambigüedad, es verdad o nó lo es, no le parece?

Bendiciones.

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Gracias Alicia por tu comentario, por alguna razón que desconozco tu comentario se había multiplicado varias veces, de modo que eliminé las repeticiones, para que no se preste para confusiones.
Respecto a lo que observas, me refiero a que no podemos entender bien Fil 2:13 aparte de Fil 2:12, ¿Qué quiero decir? Lo siguiente: “…ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”
Dios no producirá el querer y el poder hacer su voluntad, en quien no se ocupa en su salvación; el verso 12 y 13 no pueden ser separados, ya que de hacerlo que una sentencia incompleta … diríamos que Dios produce el querer y el hacer su voluntad a cualquiera… y eso no es así, sino a aquellos que se OCUPAN con temor y temblor en su salvación… ¿No sé si ahora me explico mejor…?

Bueno muy agradecido por tu observación, espero que el Señor te llene de su Espíritu.
PAZ.

Anónimo dijo...

Rodrigo, no has invertido el orden?

Dios produce el querer y el hacer, por tanto debemos ocuparnos de nuestra Salvación con temor y temblor.

No porque se pueda perder dicha Salvación, pues NO se puede perder si Dios es quien obra en nosotros, sino porque es precisamente Dios, el Todopoderoos, quien mora en nosotros.

Debemos tener cuidado con lo que deseamos, decimos, miramos y hacemos, pues somos -junto con el resto de hermanos- Templo/morada de Dios.


Renton

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Hace algún tiempo atrás, este versículo me preocupaba, pues pensaba que si no me preocupaba perdería mi salvación, y como creía que la salvación no se perdía, PREFERÍA SALTÁRMELO. Ahora, no me salto ningún versículo de la Biblia; si lo hago, no estaría dispuesto a seguir al Señor a donde el me quiera llevar, sino solamente a donde yo quiera ir o a donde mi hombre natural entienda...(eso nos limitaría a el presente siglo solamente).

Bueno el verso en cuestión habla de OCUPARNOS EN NUESTRA SALVACIÓN y NO PREOCUPARNOS POR NUESTRA SALVACIÓN.
Son cosas diferentes, debemos trabajar en nuestra salvación (ojo digo EN NUESTRA SALVACIÓN y NO POR NUESTRA SALVACIÓN); ESTA ES UNA LEY ESPIRITUAL, ES COMO LA LEY DE GRAVEDAD, UNA LEY DEL REINO. SI TRABAJAMOS EN NUESTRA SALVACIÓN, DIOS OBRA EN NOSOTROS Y PRODUCE EL QUERER Y EL PODER... si no nos ocupamos en ella, quiere decir que nos ocupamos en la carne (no hay otra alternativa), y al ocuparnos en la carne sabemos donde esta nos lleva... ver Rom 8:6

La pey de gravedad nos muestra que si lanzamos una piedra haca arriba, esta cae, así esta ley del Reino, nos enseña en que debemos OCUPARNOS para avanzar...sl2

Un abrazo Renton

Anónimo dijo...

Amén, totalmente de acuerdo.

No debemos pre-ocuparnos por nuestra Salvación, sino ocuparnos de ella.

Dios te bendiga!

:]

Renton

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Sólo un detalle Renton, ocuparnos en ella, y no de ella (estamos en salvación, adentro); La Biblia es muy precisa en el lenguaje, nosotros no. Pero debemos serlo, con la gracia de Dios; porque si cambiamos sólo una palabra, muchas veces no es lo que el Espíritu nos quiere enseñar. La Biblia es un libro maravilloso, un misterio para los sabios y entendidos (una locura), pero abierto para los de corazón humilde. Un abrazo y que el Señor te llene de su gracia y paz.