martes, 6 de diciembre de 2022

No ores por este pueblo...

 


Un afectuoso saludo a mis lectores, amigos y hermanos; con este título, quiero llamar mucho vuestra atención, como también me llamó mucho a mí la atención; en la que Dios dos veces le dice al profeta Jeremías que "NO ORES por el pueblo" de Judá, guau…. lo cito para que lo vean:

Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración, ni me ruegues; porque no te oiré.  (Jeremías 7:16)

Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración; porque yo no oiré en el día que en su aflicción clamen a mí. (Jeremías 11:14)

Hay que saber que Judá estaba muy desviado de la verdad, y no quería arrepentirse de su maldad; Jeremías profetizaba sobre ellos una y otra vez, y el mal destino que tendrían si seguían así (serían conquistados por Babilonia); pero ellos no querían oír, en cambio oían a profetas falsos que decían lo que ellos si querían escuchar. Ocurre algo similar hoy en día, muchos de los que dicen la verdad, son cambiados por falsos maestros que predican el error, que es más atractivo para la carne del hombre, y a estos Si quieren escuchar; claramente así, la maldad de Judá nunca se va ha solucionar, pues ellos estiman que la Palabra de Dios, está con los falsos maestros que ellos quieren oír; y no los verdaderos, que son despreciados por su mensaje (al ser despreciados ellos, desprecian en realidad a Dios mismo a quien dicen servir).

Bueno claramente, este no es un llamado a no orar, pues no lo haría, pero para tener mucho cuidado cuando oramos en contra de la voluntad de Dios, pues el Señor nos enseña:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. (1 Juan 5:14)

Dios nos enseña que nos oye, sólo cuando pedimos (oramos) conforme a su voluntad; si es en contra, gracias a Dios porque, no nos oye. Gracias, porque su buena voluntad es perfecta, santa y agradable (Rom 12:2); y si nuestra oración está desviada de esto, simplemente, no nos hace caso.

Es muy importante esto, El sólo nos oye (es la manera de decir, porque siempre oye, a lo que se refiere a que no nos responde) si oramos en contra de su buena voluntad, y en este caso, Dios le mostraba al profeta repetidas veces, como Judá se había apartado a la maldad.

Dios establece un juicio sobre su pueblo, y antes de hacerlo, como dice la Biblia, Dios advierte de ello:

Acaso ellos escuchen; pero si no escucharen, porque son una casa rebelde, siempre conocerán que hubo profeta entre ellos. (Ezequiel 2:5)

Para que no digan después, no hubo profeta que nos advirtiera, al igual de antaño, hoy hay falsos profetas que dicen lo que la gente quiere escuchar; como los hay verdaderos, que hablan lo que Dios dice, y esto es más, que más importante de oír y obedecer, es decir, creer.

Un saludo a todos, y recuerden en orar sin cesar, como enseña el apóstol Pablo; sólo que sea en la buena voluntad de Dios.

 Orad sin cesar. (1 Tesalonicenses 5:17)

1 comentario:

Unknown dijo...

Siga adelante hermano Cárdenas, compartiendo la buena palabra de nuestro Dios Todopoderoso, y la sabiduría que a nuestro Señor le place revelar.
Dios le bendiga