domingo, 1 de junio de 2008

El simple todo lo cree


¿No es una virtud creer?; el simple todo lo cree; ¿No es eso lo que Dios quiere? Veamos lo que dice el proverbio:

“El simple todo lo cree; Mas el avisado mira bien sus pasos”. (Pro 14:15)

No es precisamente eso lo que Dios quiere; de hecho creerlo todo y no examinar las cosas es un grave error. El simple (según el idioma original פְּתָאִי petaí) es la persona seducible, ignorante o tonta. No es un sinónimo de una virtud, más bien una deficiencia. En cambio el avisado (עָרוּם arúm: astuto, artero, cuerdo o prudente), entiende su sentido, su caminar, examina sus pasos…

Hoy hay muchos hombres, engañando y haciendo creer a hombres y mujeres simples sus MENTIRAS, falso evangelio y falsa doctrina; son falsos profetas que sólo buscan su propia gloria y satisfacer sus apetitos carnales. De ahí la importancia de no ser simples, y ser avisados.

“El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y reciben el daño”. (Pro 22:3)

¿Esta claro que no hay beneficio en la simpleza y en creer todo lo que se dice?El hombre que ha adquirido entendimiento ve anticipadamente el mal y se esconde; el simple no lo percibe pasa y recibe el daño. No vas a decir, que nadie te lo advirtió; la simpleza, tontera o ignorancia; no tienen ni pueden tener buenos frutos, al contrario al final sólo produce daño.

“¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia?” (Pro 1:22)

No es la voluntad de nuestro Señor que sigamos en la simpleza, en nuestra ignorancia y creyendo cualquier cuento que por allí se predica; él nos quiere con entendimiento y con discernimiento de las cosas. Examinadlo todo; retened lo bueno. (1Tim 5:21)

“Dejad las simplezas, y vivid, Y andad por el camino de la inteligencia”. (Pro_9:6)

Es un llamado muy real, urgente y prioritario el dejar la simpleza; no hay buenos frutos en seguir sin entender y discernir las cosas. Es más dejad la simpleza y vivid. Y andemos por el camino de la inteligencia, que es el conocimiento del Santo.

¿Cómo solucionamos nuestra simpleza?

“La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples”. (salmo 119:130)

La enseñanza y revelación de la palabra de Dios; hace entender a los simples; la solución está en la enseñanza (y revelación) de la Palabra de Dios; no hay otra forma de alcanzar discreción: astucia, cordura, discreción, sagacidad. Sólo a travez de la palabra de Dios revelada, es decir, entendida por obra del Espíritu Santo; abandonaremos la simpleza.

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al simple”. (salmo 19:7)

Otra vez; no hay otra forma que no sea por medio de la palabra de Dios, que somos transformados, nuestra alma es convertida (transformada).

Lo podemos ver también en lo siguiente:

Los proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel. Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes, Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad; Para dar sagacidad a los simples, Y a los jóvenes inteligencia y cordura. (Pro 1:1-4)

¿Quien es este Salomón, hijo de David, Rey de Israel? Históricamente, yo creo que todos lo conocemos; pero estas palabras representan a Jesucristo:

Salomón significa pacifico. Y sabemos que Jesucristo es Rey de Paz (ver Heb 7:2).

Hijo de David: Jesucristo es el hijo de David, “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham”. ( Mat 1:1 )

Rey de Israel: Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. (Juan 1:49)

Podemos entender entonces, que los proverbios son escritos por este Rey de Paz, hijo de David y Rey de Israel; es decir, Jesucristo; para nosotros su hijos. En ellos encontramos las palabras del Hijo de Dios para sus hijos; para en lo que analizamos hoy “dar sagacidad a los simples”; y no sólo eso, sino todo lo expuesto en Proverbios 1:1-7. Por medio de la luz de su Santo Espíritu.

Por último, debemos entender que esto no es ciencia ficción, sino una realidad; y si desprecias la instrucción; lo más probable es que no puedas distinguir el mal que se te aproxima:

“La mujer insensata es alborotadora; Es simple e ignorante”. (Pro 9:13)

La mujer, es un tipo de iglesia (los que piensan que Dios es machista se equivocan), la mujer representa la iglesia. La iglesia insensata es alborotadora (הָמָה jamá; raíz prim.; hacer un sonido fuerte; estar en gran conmoción o tumulto, rugir, guerra, lamento, clamor:-afanarse, agitar, bramar, clamar, conmover, estrépito, estruendo, gemir, gruñir, ladrar, resonar, reunión, rugir, (hacer) ruido, turbar, turbulento, vibrar). Es simple e ignorante; y los que a ella se allegan no saben que “… allí están los muertos; Que sus convidados están en lo profundo del Seol”. (Pro 9:18)

Atención, que no persistamos en nuestras simplezas; ya que el daño no lo podremos evitar. Recuerden la palabra de nuestro Señor:

“Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”. (Mat 7:26-27)

6 comentarios:

bratian dijo...

hola rodrigo esta muy buena tu pagina espero que siguas asi felicitaciones.Mandale saludos a tu familia despues cuand vengas a conocer a la tania en punta arenas te voy a ayudar en algunas cosas que en este tiempo he arendido de los blogs como poner una pagina de inicio o agina principal cambiar de lado el menú poner links bajo la cabecera(titulo) poner una imgen en la url (la direccion del blog) y otras cosas asi que ven para que te ayude con u pagia ke esta muy buena pero se puede arreglar mas

bratian

savka dijo...

ola esta bueno tu blog porque lo isiste tu y por las imagenes
y esta en segundo lugar y ojala
mejores y seas el numero uno
muchos saludos para tomas visente
y latia katy de savka

Anónimo dijo...

Wow, un comentario en el 2012. Hola, estoy muy de acuerdo con lo que haz puest. Creo también que Dios nos llamó a ser astutos, a examinarlo todo y a no ser simples. Pero hace unos días, me preguntaron lo siguiente: "El simple todo lo cree, y está mal, pero en Corintios dice que el amor todo lo cree... ¿Cómo explicas esto?". Me pareció dificil la pregunta y quisiera saber cómo la responderías.
Bendiciones
F.C

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Estimado(a)F.C.

Buena pregunta; mira lo que dice acá:

En cambio Jesús no les creía porque los conocía a todos; no necesitaba que nadie le informara nada acerca de los demás, pues él conocía el interior del ser humano. (Juan 2:24-25)

Jesús era el amor de Dios encarnado; pero no creía a los hombres (menos a los demonios), porque sabía lo que habia en el hombre (pecado); de modo, que entendemos que se debe creer según sea la fuente; y no todo.
El amor todo lo cree, pero no significa que le crea a todos; sino todo lo que se debe creer (lo bueno, y esto viene de Dios), de pendiendo de la fuente; ya que si lo creyera todo, terminaría en el absurdo de creer a satanás el padre de la mentira.

sl2 y que estés muy bien.

Anónimo dijo...

Rodrigo
gracias por compartir tu intrepacion de los textos sagrados.
No soy una persona con lectura, prefiero la experimentacion personal y en mi camino guiado por la fe, resulta que la vida es simple hermosa y sin mas esfuerzo que el de agradecer.
Mi pregunta es. Cual crees vos que seria la palabra correcta para expresar la simpleza con la que se manifista la vida, hasta antes de leerte creia que esa palabra era simple.
Muchas gracias por tu servicio.
slds y buena vida

Rodrigo Cárdenas B. dijo...

Saludos;

El burlador buscó la sabiduría, y no la halló ; mas la sabiduría al hombre entendido viene fácil.
(Pro 14:6)

Me parece que los burladores están muy unidos a rasgos de soberbia; y en la soberbia no se encuentra la sabiduría.
La característica que Jesús rescato de los niños en cambio es la humildad; en ella está la actitud correcta para aprender y llegar a ser sabio.

y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. (Mat 18:3-4)

Este llamado no es para los buenos para leer, sino para aquellos que lo necesitan, y están dispuestos a aprender de la Palabra que es Cristo en nosotros:
En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.
(Mat 11:25-26)

La sabiduría no es difícil al que la busca de corazón y con humildad; pero quienes son sabios en sí mismos, es muy lejana a ellos.

saludos.