miércoles, 8 de agosto de 2012

No soy, no existo…


¿No es una contradicción decir No soy, o no existo?
Es algo imposible para quien no existe, decir algo; y menos sería decir NO EXISTO. Porque para decir, primero hay que existir. Nada inexistente, puede hablar.

El hombre necio niega la existencia de Dios, dice: “Dios no existe”.
Dice el necio en su corazón: No hay Dios.   Salmo 14:1

Al negar la existencia de Dios el Creador, también debería negar la creación (universo); ya que ¿Cómo habrá de haber creación (universo), sin un Autor? Es una inconsistencia lógica pensar que algo viene de la nada; no hay lógica en ese pensamiento.
Pensar que lo existente fue creado por nada, no es en ningún modo racional. Cualquier tipo de origen que el hombre le quiera dar a la creación (ciencia humana), en su interpretación humana; tiene necesariamente que llegar al punto que debe responder que lo creado inicial que dio el origen a todo, debió ser creado por algo, por algo con el poder de hacerlo, y no por la nada. La nada, no puede producir algo; la nada es inexistencia, y como inexistencia, no puede crear o dar origen a algo.

Cuando un hombre niega al Creador de todas las cosas, o Fuente inicial de todo; para seguir con su lógica debería también negar todo lo creado, de modo que si ya no existiera el Creador (según su opinión), tampoco debería haber creación (siguiendo la lógica), y por último, debería negar su propia existencia; y decir, decir "no soy, no existo". Esa es la lógica final de negar al Creador, es negar la propia existencia, la propia existencia se niega, al negar la Fuente de su origen. Lo explico nuevamente, Si se niega al Creador o Fuente del universo; debemos también negar al universo; y al negar el universo, nos negamos a nosotros mismos que estamos inmersos en el universo. Si lo vemos con la lógica de la existencia, partiendo de nosotros mismos (a la inversa), podemos decir que existimos (lo sabemos por experiencia propia); y vemos que nuestro origen material se debe a que somos parte del universo; así también entendemos que el universo tiene su origen en el Creador de todas las cosas. Por lo tanto, confirmamos la existencia del creador o Fuente de la existencia; el que ES.

Cuando uno entiende que existe, y descubre en su entorno todo un universo creado con sabiduría, inteligencia, ciencia y propósito; no puede negar que ese universo tiene un Autor, no salió de la nada; esa Energía primaria, tiene un principio; y una Fuente; debemos entender por lógica, si es que existimos; que hay un Creador, una Fuente de todo lo creado y por supuesto, de nosotros mismos.
No hay Dios, equivale a decir, No existo; y para quienes eso es su fe; bueno, obtendrán lo que esperan, eterna perdición, es decir, dejar de existir; en la justicia Divina, obtendrán según sus esperanzas No ser, no existir.

¿Y por que el hombre niega al Creador, siendo absurdo lógico negarlo, si no niega la creación a la vez y a sí mismo?

Por el pecado que no quiere reconocer, y que le acomoda en su corazón ocultarlo; la luz lo descubre y le incomoda, ya que el juicio divino le molesta en su conciencia. Ante tal situación, prefieren darle inexistencia a Dios, que a su pecado; niegan la luz, para ocultar y darle inexistencia al justo juicio divino; el juicio de la existencia eterna. Ocultan su realidad, negando la Fuente divina de la existencia que les muestra su realidad, hacen inexistente a Dios, para hacer inexistentes su realidad. Es mejor para ellos estar en la no existencia, que ante el Eterno y Existente; que les muestra la verdad.
Pero quienes aman la realidad, aman la verdad, buscan la luz, y la luz le es cómoda; aman la existencia y al ETERNO EXISTENTE, en quien encuentran esperanza eterna, la vida eterna.

Porque todo aquel que hace lo malo,  aborrece la luz y no viene a la luz,  para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz,  para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. (Juan 3:20-21)


El hombre se oculta como Caín errante, lejos de la Luz, por no ser reconocidos en sus malas obras; niegan a Dios, y al negar a Dios, se niegan a sí mismos; se hacen a sí mismos vanos y vacíos (sin propósito), se hacen partes de la NADA.
Obtendrán lo que han buscado, la eterna oscuridad; no ser, y que no haya de ellos, más memoria. ¿Será injusto Dios si les da lo que ellos mismo han buscado? Por ningún motivo, todos cosecharemos lo que hemos sembrado. ¿O acaso robaremos la cosecha al vecino? Nuestro Señor les ha ofrecido de su buena semilla, para obtener una excelente cosecha, y ellos la han despreciado.


Un saludo en Cristo Jesús; el Camino a la ETERNA GLORIA, con el CREADOR; el que ES, es decir, la existencia misma. Para quienes si tenemos esperanzas ciertísimas, verdaderas y eternas, la existencia eterna en Amor, todos juntos en uno. amén.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bendiciones quiero decirle que muchas gracias por sus aporte han sido de mucha bendicion y enseñanza para mi. Dios te siga usando varon de DIOS. saludos desde Costa Rica.